Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABa N. 20597. DOMINGO 19 DE E N E R O DE 1969. EDICIÓN D 2 ANDALUCÍA. PAGINA 29. teVl Bases del certamen EL MARIANO DE CAVIA Primera. -Pueden a s p i r a r al premio Mariano de Cavia de 1 6 los artículos 98 y crónicas publicados por vez primera con firma o seudónimo habitual desde el. 1 de enero de 1 6 al 1 de enero de 1969, am 98 bos inclusive, en idioma español, por actores españoles y en periódicos de cualquier localidad española. Segunda. -Los trabajos- -uno o dos por firma- -se enviarán al director de ABC, hasta el 3 de enero actual, recortados y 1 pegados en hojas de 27 centímetros de ¡argo por 2 de ancho y acompañados de 1 otra hoja en que conste el domicilio del autor y el título y fecha del periódico en que hayan aparecido. De cada trabajo se incluirán siete ejemplares, o un ejemplar (recortado como queda dicho) acompañado de seis copias. Tercera. -Dentro del más breve plazo posible procederá ai examen y calificación de los trabajos remitidos un jurado compuesto por personalidades autorizadas, cuyos nombres no se harán públicos hasta después del fallo. Según la idea que ha. presidido a esta fundación, el jurado debe adjudicar el premio, con cuidadosa preferencia, al mejor trabajo periodístico, al que acredite las condiciones de. buin; escritor del periódico, perfección, literaria, alta mentalidad y arraigada cultura; juntamente con la facilidad y prontitud de redacción que suelen acusar la índole y el momento del asunto. Sólo a falta de trabajo periodístico interesante y perfecto, cuya elaboración improvisada realza la calidad, se adjudicará el premio al mejor de los otros originales presentados. Cuarta. -El premio, de 5 0 pesetas, 00 0 no será dividido en ningún caso ni el concurso podrá declararse desierto. Quinta. -Como requisito de la concesión del premio, el periódico ABC exige y se reserva el derecho de reproducir el trabajo premiado. El autor a quien se adjudique ei premio justificará debidamente su personalidad si ABC lo considera necesario. Si el premio se adjudicase a un autor fallecido, A B C entregará las 50.000 pesetas libremente, sin intervención alguna judicial, a las personas de su familia a quienes considere con mejor derecho. Primera. -Pueden concurrir al premio Mingóte de 1 6 las caricaturas, ilus 98 traciones y fotografías publicadas por vez primera, con firma o seudónimo, desde el 1 de enero de 1 6 al 1 de enero de 98 1969, ambas fechas inclusive. Sus autores serán españoles y la publicación tendrá que ser en periódicos, no necesariamente diarios, de España. Segunda. -Los trabajos- -uno o dos por firma- -aspirante al premio se enviarán al director de ABC hasta el 3 de ener: 1 actual- recortados y pegados en hojas de veintisiete centímetros de largo por veintiuno de ancho, y acompañados de otra hoja en que conste el domicilio del autor y el titulo, y fecha del periódico donde hubieran aparecido. De cada trabajo se incluirán siete ejemplares de la publicación o un ejemplar de ella, recortado como queda dicho, y acompañado de seis reproducciones. Tercera. -Dentro del más breve plazo posible, un jurado, compuesto por personalidades autorizadas y designado por la Dirección de ABC, procederá al examen y calificación de los trabajos remi- de los Cavia lúea de Tena PLAZO PARA L A PRESENTACIÓN DE ORIGINALES EL LUGA DE TENA Primera. -Pueden aspirar al premio Luca de Tena de 1 6 los trabajos pe 98 riodísticos de todo género publicados por vez primera sin firma, ni seudónimo, desde el 1 de enero! de 1 6 al 1 de enero 98 de 1969, ambos inclusive, en idioma español y en periódicos de cualquier localidad española. Segunda. -Los trabajos- -uno o dos por autor- -se enviarán al director de ABC, hasta el 31 de enero actual, recortados y pegados en hojas de papel tamaño comercial (27 centímetros de largo por 21 de ancho) A la cabeza de cada pliego se escribirá un lema, que será el mismo para el envío de uno de los originales. Bajo sobre cerrado, con el mismo lema del pliego o pliegos correspondientes, se enviará otra hoja con el nombre y apellidos del autor, su domicilio y el título y fecha del periódico en que los trabajos hayan aparecido. De cada trabajo se incluirán siete ejemplares o un ejemplar (recortado como queda dicho) acompañado de seis copias. Tercera. -Dentro del más breve plazo posible procederá al examen y calificación dé los trabajos remitidos un jurado, compuesto de personalidades autorizadas, cuyos nombres iao se harán públicos hasta después de la misión del fallo. El jurado debe adjudicar eí premio a la información o artículo que sobresalga por sus condiciones de interés, novedad, amenidad y estilo y por- la resonancia que haya logrado. Cuarta. -El premio, de 5 0 pesetas, 00 0 no será dividido en ningún caso ni el concurso podrá declararse desierto. Quinta. -Como requisito de la concesión del premio, el periódico ABC exige y se reserva el derecho de reproducir el trabajo premiado. El autor a quien se adjudique el premio justificará debidamente su personalidad si el director de A B C lo considera necesario. Si el premio se adjudicase a un autor fallecido, el director de A B C entregará las 50.000 pesetas libremente, sin intervención alguna judicial, a las personas de la familia interesada a quienes considere con mejor derecho. tidos. Los nombres del jurado no se ha rán públicos hasta desnués de emitido el fallo. El jurado tendrá que otorgar el premio al trabajo que mejor y más acusadamente se acomode al hecho periodístico que estuviere de actualidad en el momento de su publicación, teniendo también en cuenta, además de su calidad artística, la resonancia obtenida. No se admitirá objección alguna a las decisiones tomadas por el jurado. Cuarta. -El premio, de 5 0 pesetas, 00 0 no será dividido en ningún caso ni tampoco podrá declararse desierto el concurso. Quinta. -Como requisito de la concesión del premio, el periódico A B C exige y reserva el derecho a reproducir el trabajo premiado. El autor a quien se adjudique el premio justificará debidamente su personalidad si ABC lo considera necesario. Si el premio favoreciese a un autor fallecido, ABC entregará las 5 0 pesetas, libremente y sin interven 00 0 ción judicial alguna, a las personas de su familia que Prensa Española considere con mejor derecho. Opiniones ajenas, ¡Polémicas, Cartas, Punto aliz aciones, I Comentarios 1 LOS A P A R C A M E H T O S SÜBTEEBÁHEOS A juzgar por unas recientes manifestaciones aparecidas en la Prensa local, el año que acaba de comenzar vera, si. no resuelto el problema de los aparcamientos- -que esto probablemente no se logre nunca- al menos la iniciación de las medidas conducentes a la rne- l problema que en este aspecto Sevilla tiene planteado, mediante la construcción de aparcamientos subterráneos; felicitémonos por estos buenos propósitos, y hagamos votos por que ello represente el comienzo de una nueva política mas ambiciosa y realista con vistas, a la resolución del problema circulatorio. Sin embargo, hay un aspecto en esta cuestión en la que no compartimos el criterio varias veces expuesto en la Prensa con carácter más o menos oficial; nos referimos al propósito de no permitir su construcción en la zona del centro, y fundamentamos nuestra opinión en las siguientes consideraciones. Según parece, la razón que se esgrime para justificar esta decisión es que su construcción en dicha zona representaría un aumento de la circulación en las congestionadas calles del centro, pero en nuestra opinión esta deducción no es correcta; es evidente que la persona que tenga que ir al centro pretenderá llegar lo más cerca posible del lugar a que se dirija, y, por tanto, a no ser que se prohiba totalmente el acceso a dicha zona, la circulación será la misma existan o no aparcamientos subterráneos, ya que aunque no los haya, el automovilista penetrará con la esperanza de encontrar algún hueco en los de superficie, por tanto, la existencia de aquéllos, lejos de ser un perjuicio para la circulación, será una ventaja, puesto que permitiría suprimir muchos de los actualmente existentes en superficie, con la consiguiente mayor fluidez de la circulación viaria. Se podrá argüir, basándose en algunas manifestaciones oficiales, que tal determinación de cerrar totalmente el centro al tráfico de vehículos particulares habrá de ser adoptada más pronto o más tarde, pero, aparte de que estas manifestaciones siempre han sido hechas como expresión de una opinión particular sobre soluciones presumibles, ¿cabe pensar que esto sea posible? Sinceramente creemos que no, ya que basta meditar un poco sobre los. graves inconvenientes que tal medida acarrearía, para que haya que renunciar a implantarla. Lo primero que salta a la vista es la falta de unidad de criterio entre los partidarios de dicha solución en cuanto a la zona a acotar, pues mientras algunos la limitan a la comprendida entre la Camnana y Plaza Nueva, otros la fijan entre la Alameda y l Puerta de Jerez. La primera originaria menos perjuicios a la vida ac la ciudad, pero complicaría aún más el tráfico, porque ¿aué harían todos los vehículos procedentes de la Avenida al llegar a Plaza Nueva y no poder seguir por Tetuán? Tendrían qué volverse, en cuyo caso tanto daba que los hubieran detenido en ¡a Puerta de Jerez o seauir por Zaragoza a la Puerta de Triana o por Entrecárceles a la Cuesta del Rosario. ¿Y qué pasaría en estos dos puntos, donde llegarían y seguramente habrían de vo. ver, los procedentes de Triana y Puerta de la Carne? Igual ocurriría con los nrocedenfces de Puerta Osario y Puerta Reí al llegar a la Campana. ¿Hacia dónde serían dirigidos? En resumen, cree. xnos a. ue aunQjK enjDrinciDiQ se aenaara 01 el EL M I N G Ó T E
 // Cambio Nodo4-Sevilla