Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 B C. N. 9 20.391. DOMINGO 19 DE E N E R O DE 1969. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA 30. sólo en la primera solución, en la práctica se vería que no era viable y que había que ir a la secunda, por lo que nos limitaremos a estudiar simplemente los inconvenientes que ésta presentaría y que brevemente vamos a exponer. Ante todo, se necesitaría aumentar de modo extraordinario el número de vehículos destinados al servicio público, piincipalmente microbuses y taxis, ya que los autobuses apenas pueden ser utilizados en la zona centra! esto ya sería difícil de conseguir, pues traería consigo otros problemas como el de la desocupación fuera dé las horas de prohibición de paso, pero aún en el supuesto de que S 3 llegara a disponer de ellos en la cuantía necesaria, como la capacidad de transporte de los microbuses es muy reducida y la de los taxis igual a la de los coches particulares, ¡a congestión aue tales vehículos producirían sería prácticamente la misma que la que producían aquéllos. Se presentaría el problema de dónde aparcar los vehículos que pretendieran l egar al centro; basta echar una o.i eada a los que hoy aparcan en el interior de esa zona, para comprender que en las inmediaciones de los puntos en que comenzara la prohibición no existen espacios para aparcar ni siquiera una parte pequeña de aquéllos, resultando un contrasentido que mientras esto ocurría, estuvieran vacíos, sin posibilidad de utilización, aparcamientos como los de la Plaza Nueva, San Francisco, la Encarnación. Imagen, Cristo de Burgos y tantos otros que para nada estorban a la circulación. Otro problema sería el de los aparcam i e n t o s subterráneos particulares ya existentes. ¿Hay fuerza moral para prohibir en las horas de máxima utilidad de estos aparcamientos el acceso a edificios como grandes almacenes, hoteles e incluso viviendas particulares, a los que se obligó o al menos se autorizó a dotarlos de ellos Es sabido que. además ete los ya existentes recientemente ha sido autorizada la construcción de dos o tres más de grandes proporciones dentro de esa zona. ¿Pueden las empresas que los construyen: seguir adelante con sus trabajos bajo la amenaza que tal medida representa? ¿Y. los- autobancos? E n la actualidad, dos importantes entidades bancarias han implantado, o están próximas á implantar, tal servicio, acom- pasándolo a Tas exigencias de la v i d a moderna. ¿Qué harían con sus nuevas instalaciones de implantarse tal medida? y, sobre todo, ¿tendrá Sevilla que quedar rezagada también en esto- -como ya lo está en otros varios aspectos- -con respecto a otras ciudades, incluso de menor importancia? Quiérase o no, la supresión de la circulación por el centro representaría un enorme perjuicio para el desenvolvimiento de la ciudad, una verdadera regresión a formas de vida ya superadas y totalmente incompatibles con las exigencias de una ciudad en pleno crecimiento. Por ello, creemos que es hora ya de aclarar de una vez este punto, señalando de manera inequívoca que esta medida no será implantada, y que las soluciones al problema del tráfico se buscarán por los caminos que sean necesarios, aunque ello implique tiempo y dinero. Es evidente que esta solución es la más económica, pero la consideramos totalmente simplista: muerto el perro se acabó la rabia, pero nos parece que en este caso no es tan sencillo como algunos creen acabar con el perro. Descartada la posibilidad de suprimir la circulación por el centro, a nuestro luicio es evidente no ya la conveniencia, sino la necesidad de emplazar los aparcamientos subterráneos en la zona más céntrica, en cuyo favor obra también el aspecto económico de la cuestión, ya que estos aparcamientos exigen para su construcción fuertes desembolsos y requieren por tanto una intensa utilización para alcanzar la debida rentabilidad. Pues bien, si se decidiera su construcción fuera de la zona central, basta conocer un poco la ciudad para comprender que, in mediata a aquella, aparte del Paseo de Colón, los jardines de Catalina de Ribera y la explanada de la Macarena, apenas pi l lllM GRANDIOSO ÉXITO ¡u PELÍCULA MAS DISCUTIDA! I IV CONCURSO I INTERNACIONAL D E RECOLECCIÓN I BE ACEITUNAS Organizado por la Dirección General de Agricultura Julie Christie, George G. Scott, Richard Chamberlain, Joseph Coíten Technicolor- Panorámica MAYORES 18 AÑOS ¡OLIVAREROS! 1 B 1 ¡H No perdáis la ocasión de poder conocer en un solo día los medios j con que actualmente cuenta la ¡técnica para el derribo y recogida de la aceituna. 5 TRAJAIUO 4 2- d e arfe y ensayo 2. a DE SEMANA Es I ARRANCADORES MANUALES ARRANCADORES MECÁNICOS CICLONES O COSECHADORAS NEUMÁTICAS ÉXITO T B I U N F A L I I 6 5 Cuando el amor es pasión, entretenimiento y juguete 1 LA VOGLIA MATTA (DESEO LOCO) Ugo ogna- -i- Catherine Spaak Panorámica (Versión original italiana, subtitulada) mayores años- (AS Films) 1 5 VIBRADORES ASPIRADORAS I 28 RECOGEDORES DE ACEITUNAS 1 MANUALES Y MECÁNICOS. MALLAS Y BASTIDORES. ¡B j ¡En la actuación de estos aparatos y máquinas puede estar la so! ución de vuestros problemas o, al menos, que éstos se vean atenúa- dos. Preparar vuestro viaje par- 1 ticular o colectivo. 4 VARAS MECÁNICAS 1. Fase DÍA 22 DE ENERO- JAÉN ÉXITO ARROLLADQR ¡Una sensacional Jícula de aventuras y misteriost ¡HACIENDA VIRGEN DE LOS MILAGROS ¡Mancha Real (Jaén) Km. 30,2 de ¡la carretera Ubeda- Jaén. m Horario: Desde las 10 de la maña f na hasta las 3 de la tarde. LA ESFINGE DE CRISTAL 2. FINCA E L a Fase GUIJARRILLG DÍA 29 DE ENERO- CÓRDOBA Anija Ekberg- Robert Taylor Techniscope- Technicolor Mayores 18 años (CINEDIA) j Santaella (Córdoba) Km. 20,3 de ¡la carretera C- 3312 de Ecijf a ¡La Rambla. ¡Horario: Desde las 10 de la irfña ¡na hasta las 3 de la tarde. ORARIO: Ver carteleras a x x x x x x xv si, existea otr jugares adecuados para. HuiieimiiuiDiii
 // Cambio Nodo4-Sevilla