Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. N. 20.39? DOMINGO 19 DE E N E R O DE 1969. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA 65. FINANCIERAS RENTA VA! índice al cierre, 106,82. ALZAS Día 10 Día 17 Diferencias fiemes anterior, 104,02 ALZAS Día 10 Día 17 Diferencias Central 1.366 1.389+ 23 Esp. de Crédito 1.190 1.212+ 22 Exterior- 538 520 d. d. +18 General 708 740+ 32 Hispano Amer. 1.076 1.103- f 27 Ibérico 899 370 d. d. 30 López Quesada 1.530 20 1.550 17 Mere, e Indust 731 748 Popular Español 1.045 55 1.100 Rural y Medit. 351 15 366 Urquijo 734 794 10 Zaragozano 883 920 37 U. E. Madrileña 168,50 173 4, -50 Viesgp 160 168 8 Fecsa, pequeñas 204 12 216 Hidro Española 212,50 223 10,50 Sevillana 195 7,50 202.50 Iberduero 271 280 9 Saltos del Mansa 120 2 122 5 Fenosa 166 171 90 Reun. de Zaragoza 79 11 151 Hidro Cantábrico 142 214 El Águila 205 110 AziíCarera Española 105 610 Calerías Preciados 580 30 207 Cem. Alba, pequeños 198 9 19 Port. Valderrivas 355 366 f div. 25 Dragados y Construc, 575 600 11 Vallehermoso 244 255 1 137 Csísa, pequeñas 135 13 270 Inm. Metropolitana 257 24 296 Urbis 272 17 595 U r o Metropolitana 578 O i r á semana más de Bolsa firme, ágil, animada, recobrada. Como cada coa! arrima el ascua a su sardina a la hora c e explicar esta especie de boom bursátil, nosotros nos conformamos con repetir lo que entendemos que debe ser e ia raí- ración de hechos escueta: el dinero que se alejó de la Bolsa cuando le atraían otras tentadoras y más rentables inversiones, está retornando con decisión. Pero está retornando desde algunos meses antes de terminar el año 1968. Los resultados de nuestra economía en ese ejercicio y, sobre todo, los resultados de la Bolsa en ese año- -que se han conocido hace pocos d í a s- se han constituido en un imán r Banco Ponferrada v 167 Riotinto 148 Campsa 167 Tabacalera 190 Telefónica 214 Transmediterránea 170 En. e I. Aragonesas 142 Explosivos 230 Esp. de Petróleos 410 Unión y Fénix 1.410 Curo Felguera 67,50 Met. Santa Ana 99 Ceat 320 Fasa- Renault 212 Citroen Hispania 128 Nueva Montaña Quijano 69 Fefasa 60 Sniace 89 Metro 185 180 165 168 194 217,50 174 144 239 422,50 1.420 68,50 102 325 230 130 71 65 95 188,50 1.480 117 132 188 85 +13+ 17+ 1+ +3,50 4- 4- f +9- f 12,50+ 10 +1+ 3+ 5+ 18+ 2+ 2+ 5+ 6+ 3,50 Banco de Santander ¿Papeleras Reunidas Dow- Unqtíinesa Cros Material y Construc. BAJAS REPETICIONES 1.480 117 132 188 85 -15 687 672 Ebro i Altos Hornos 78 76,50- -1,30 Aux. Ferrocarriles 34 82 2 Construcción Naval 69 62 -7 poderoso para atrapar las inversiones huidizas. ¿Son exes sivamente arriesgados en estas fechas algunos despegues de la demanda? El dinero es muy dueño de emplearse como cuándo y donde le convenga. En la Bolsa, el inversor qua vaya sólo a eso, a invertir y nada más, tiene que tener cuidado con los señuelos y los espejismos y guiarse sólo por el factor de la rentabilidad. Pero el otro dinero, el que especula y, con ello, agiliza y sazona la peripecia bursátil, las oportunidades y los márgenes de maniobra son enteramente distintos. -CLAV 1 US. LOS DELITOS ECONÓMICOS Las situaciones delictivas son muy frecuentes en la vida económica. Cuando ésta era aún incipiente y cerrada, las transgresiones tenían leves repercusiones sociales y el incumplimiento de las normas comerciales y mercantiles trascendía en la esfera moral. Las culpabilidades y los sujetos económicos se identificaban aisladamente; el orden moral era el mismo, pero su alcance estaba condicionado por la propia limitación del dinamismo económico. Se vivé una economía abierta, de mercado; se aspira a una economía social, comunitaria y justa; influyen, en fin, los factores financieros, la especulación a todas las escalas; el capitalismo conservador, la, socialización- progresista. Los Estados buscan la paz política y hacen iie la economía un fin más que un instrumento de bienestar. Los grupos de presión- -extragubemaméntales, pero aprovechando sus licencias de penetración e influencia- -oponen tanto cómo construyen. Las fricciones entre grupos y clases estimulan diferencias e impiden aproximaciones de iniciativas y de ideas. Por: último, la; ley, conocedora de estas Tersidades, tolera infracciones porque en economía, es relativamente fácil justificar actitudes v decisiones y porque el aparato administrativo ejecutor de sanciones tiene débil capacidad de recursos coercitivos. Todo esto- -con su carga de evidencia, inevitable en ocasiones- -condiciona la actuación de los hombres, su convivencia. Y la falta de ejemplaridad de muchas sanciones por hechos punibles, favorece el clima delictivo, provocando- -y eso es lo más grave- -una confusión de conceptos decididamente perjudicial. Parece como si en la actividad económica el lucro y el poder lo justificara todo. Como si l ciencia o el arte de la economía estuviera marginada del precepto moral, del bien común, de los últimos fines. Con ocasión de las disposiciones que en su día regularon la defensa de la. com- Prolengacidn Avda. Las Palmeras Propio Hotel, Residencias, Colegio, Clínica o Edificación de bloques BARATÍSIMO, 1.750 pías, m 2 MUÑOZ CORPAS Teléfono 227234- -Plaza 18 Julio. 3 (Junto al Corte Inglés) petencia, se establecieron las bases para articular un sistema penal contra los abusos de las posiciones de dominio en el mercado y la posibilidad de refundir las sanciones administrativas ya existentes. Si los resultados no han sido eficaces, si los casos de infracción o de defraudación se han repetido, las consecuencias aparecen también reiteradamente en la acción cotidiana dé la esfera económica. Alguna, ves se ha comentado, con agresiva intención, que todo ello esta provocado por una tradición en la que las ciases poseedoras han coincidido cast siempre con las legisladoras y no ha existido proporcionalidad entre la formo, -de sancionar los atentados contra el bien común y los atentados contra lo propia dad privada. En realidad, él resultado notorio de muchas actividades económicas, contrataciones, especulaciones e intervenciones de grupos y empresas, queden calificarse como delictivas, o, -M ti 6 é nos, fronterizas con el delito pi? -ÍVS repercusiones en la comunidad y en rus necesidades. No es solamente en la órbita financiera propiamente dicha donde se aprecian más estas irregularidades, sino también en los sectores de orden comercial y en las decisiones o actitudes de las personas jurídicas. Suelen colocarse al frente de estas anomalías de conducta, los delitos tributaríos o las distintas modalidades dé ta
 // Cambio Nodo4-Sevilla