Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. N. 20.459. MIÉRCOLES 2 DE A B R I L DE 1989. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. FAGINA 23. MARTES SANTO renos con túnica azul, los del paso del Cristo, y crema, con capa y antifaz azul, los de la Virgen. La Cofradía dé Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje y Virgen de los Desamparados llevava dos pasos. En el primero, la efigie de Jesús y las figuras de unos sayones que se burlan del divino reo. Baio palio de malla bordada y con manto rojo, la bella imagen de la Virgen de los Desamparados figuraba en el segundo paso. Con gran fervor v recogimiento salió del templo del Sagrado Corazón, a las seis menos cuarto de la tarde, la Hermandad de los Javieres. E l cortejo, donde formaban muchos. nazarenos descalzos, iba sin música, y acompañando a la imagen del Cristo dé las Almas, en cuyo paso, y por vez primera en nuestra Semana Santa, figuraba la imagen de Nuestra Señora de Gracia v Amparo, talla de Fernández Andes. A lo largo dé la calle de Jesús del Gran Poder presenciaron el discurrir nazareno de esta devota cofradía numeroso público. La Candelaria, después de la gozosa jornada dominical, en que estrenó Casa de Hermandad, se preparó para su fervorosa salida en estación de penitencia, que inició a las siete menos cuarto de la tarde de ayer. De esta cofradía es hermano mayor honorario el cabildo insular de Canarias, como también es tradicional que en el corteio de nazarenos figure una representación de la Cofradía de. Nuestro Padre Jesús de las Misericordias y María Santísima de la Candelaria, de Jerez- de la Frontera. Llevaba dos pasos, siendo el. primero una preciosa canastilla dorada y tallada, -con Jesús de la Salud con la Cruz al hombro. La Virgen de la Candelaria bajo palio de malla bordada en plata, lucía rico manto celeste bordado. A la salida de la Virgen de la Candelaria fue saludada cor saetas y expresiones admirativas. La Hermandad del Santo Cristo de las Misericordias y Nuestra Señora de los Dolores salió del templo parroquial de Santa Cruz, a las siete y media de la tarde. En paso estilo gótico, veíase la imagen de Cristo, talla atribuida a Ruiz Gijón, y en el de palio, muy bello, Nuestra Señora de los. Dolores. E l cuerpo de nazarenos, con túnicas negras y -cinturones de esparto, fue destacando por su piadoso discurrir, siendo presenciado el desfile de la cofradía por mucho público. Por primera vez salió del templo de San Lorenzo la Hermandad de Jesús Ante Anas. Cristo del Mayor Dolor y Dulce Nombre de María. E l pasado año la cofradía inició su estación de penitencia desde el convento de San Antonio de Padua, recogiéndose en San Lorenzo, donde la hermandad ha r e a l i z a d o importantes obras en la capilla que fuera de Jesús del Gran Pode: -donde se veneran actualmente sus titulares. Llevaba un lucido corteio, y en el primer paso, representado el momento en que un sayón abofetea a Jesús ante Anas, formando el grupo escultórico otras figuras. En el paso de palio, que tan poderosamente llama la atención, la imagen de la Virgen del Dulce Nombre con manto azul ricamente bordado. I a plaza de San Lorenzo, que tanto sabe de esperas y fervores, registró una gra- n concurrencia cuando la hermandad salía del templo parroquial. EN LA CARRERA OFICIAL. Mucho público presenció el- paso de las cofradías por la carrera oficial. En primer lugar lo hizo la Hermandad de los Javieres, a la que seguían la de San Esteban, los Estudiantes, San Benito, la Candelaria, Dulce Nombre y. Santa Cruz. En los palcos de la plaza de San Francisco se encontraban las autoridades sevillanas. La primera hermandad en recogerse fue la de los Estudiantes, que lo haría aproximadamente a las diez de la noche, siendo muy emotiva. E l discurrir de la Hermandad de Santa Cruz por la Alcazaba, la entrada de San Esteban y los Javieres, el paso de la Candelaria por los jardines tíe Catalina de Ribera y la entrada de San Benito, registraron la presencia de mucho público. La última cofradía en recogerse fue Ja del Dulce Nombre, que entró en el templo de San Lorenzo, entre la admiración de sus devotos, a las dos y ajédlade la madrugada, aposición de la insignia de oro de la cofradía de San Benito al capitán general, a! gobernador civil al alcalde y al director general del Banco de Andalucía L A H E R M A N D A D D E L A C A L Z A D A ESTRENO SUS DOS PRIMEROS PASOS C O M P L E T A M E N T E TERMINADOS. -E N L A S ANDAS D E L CRISTO D E L A S A L M A S FIGURO L A I M A G E N DE L A V I R G E N D E GRACIA Y A M P A R O Siete cofradías hicieron estación a la Catedral con gran lucimiento Ayer, Sevilla amaneció gris, entoldada, con presagios de posible lluvia que alarmaron a ios cofrades y que fueron olvidándose a medida que iban transcurriendo las horas sin precipitaciones. La jornada; como las anteriores d la Semana Santa, registró una gran afluen. cia de público en los templos de San Benito, San Esteban, San Meólas, San Lorenzo, Santa Cruz v Sagrado Corazón, y capilla de la Universidad, donde radican las siete cofradías del Martes Santo. A las doce de la mañana, en la iglesia de San Gregorio, se verificó el traslado del Cristo yacente de la Real Hermandad Sacramental del Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo y María Santísima de Vülaviciosa, siendo el acto muy emotivo. Como en días anteriores, el gobernador civil y el. capitán general giraron visita a los templos. Las citadas autoridades enviaron delicados presentes florales, y, en las hermandades se recibieron otros de devotos y corporaciones nazarenas. Mucha gente giró visita al templo del Sagrado Corazón, donde radica la Hermandad de los Javieres. La novedad consistía en que la Virgen de Gracia y Amparo salía por primera vez en el único paso que tiene la cofradía y en el qué figura Jesús muerto en la cruz. En San Benito hubo actos para llenar la mañana, culminando con el celebrado al mediodía, en que fueron distinguidos, con la insignia de oro de la cofradía el capitán general de la Región, señor Chamorro Martínez; el gobernador civil, señor Utrera- Molina; alcalde de la ciudad, señor Moreno de ia Coya, y director general del Banco de Andalucía, señor Moreno Ruiz, y que en. otro lugar de esta edición damos puntual y detallada cuenta. Nos informaron de la- llegada de muchos forasteros, anticipándose a las jornadas del Jueves y Viernes Santos, en las que Sevilla es centro de la mayor atención y lugar obligado de visita de tantas personas. En todas las hermandades del Martes Santo, los hermanos mayores y Juntas de gobierno recibieron numerosas visitas y reafirmaron que. la cordialidad y cortesía pueden ser plantas que se cultivan en muchas partes, pero que en ninguna se miman como en esta tierra. LAS PROCESIONES La primera en salir fue la de los Estudiantes. Lo hizo las cuatro y media de la tarde de la capilla de la Universidad y ante la presencia de numeroso público. En el cortejo figuraban muchos nazarenos con túnicas negras de cola y! cinturón de esparto, muchos de ellos con cruces penitenciales. En el primer ¡paso, el Cristo de la Buena Muerte, so- ¡bre sobrias andas de color caoba. La Virgen de la Angustia, talla atribuida a Astorga, figuraba en el rico paso de palio y luciendo manto granate. La hermandad estrenaba la peana de plata para la Santísima Virgen, obra de plata cincelada y realizada por Armenta. La gente hubo de dividirse, a las cinco menos cuarto de la tarde, para presenciar la salida de San Benito o la de San Esteban. Ambas cofradías iniciaron la estación de penitencia sin faltarles, como es tradicional, el calor de la muchedumbre. San Benito, estrenando dos pasos to- talmente terminados, las figuras de los cuatro evangelistas y de un ángel eucarístico, y los broches de oro para los faldones del paso del Santísimo Cristo de la Sangre, salió a la hora ya indicada en medio de la expectación de los vecinos del barrio de la Calzada y de muchos sevillanos que no quisieron renunciar a ser testigos del acontecimiento. Vestían los nazarenos túnicas blancas de capa con antifaz morado, siendo numeroso el cortejo dada la cantidad de hermanos que tiene esta cofradía. En el primer paso se representaba el pasaje de la presentación de Jesús al pueblo, figurando Pilato, esclavo negro con los azotes, un sanedrita, Claudia, la esposa, del procurador romano; una dama de la corte v dos legionarios, todas ellas obras de Castillo Lastrucci. En el segundo paso iba la impresionante talla del Santísimo Cristo de la Sangre, obra de Buiza. y en el tercero, la Virgen de la Encarnación, b e l l a Dolorosa atribuida a Juan de Mesa, bajo palio y manto roios bordados en oro. La imagen lucía entre otras joyas una rosa guadalupána de oro y esmeraldas, obsequio de un devoto meiieano que figuraba en el corteio. La calle Luis Montóte el puente y Recaredo registraron u n a concentración masiva de público para presenciar- el paso de la cofradía hacia la carrera oficial. A San Esteban suele ir mucho público para presenciar el perfecto trabajo de los costaleros v la pericia del capataz al sacar los pasos del templo sin que por la estrechez y ojiva de la puerta sufran desperfectos. A ¡as cinco menos cuarto, por la puerta del templo asomó la cruz de guía. a la que seguían muchos naza: 4 UÍQQ At UM 1 X K) M? semanario BIOGRÁFICO DE DOÑA VICTORIA EUGENIA
 // Cambio Nodo4-Sevilla