Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
jK B C; N, 20.459. MIÉRCOLES 2 DE A B R I L DE 1969. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA 21. Una cofradía en auge LAS PENAS, DE SAN VICENTE Pafecerá exagerado, podrá hallarse cierto contrasentido en el hecho de comentar hoy mismo, cuando escasas horas nos separan de nuestra estación procesional, a preparar la salida de nuestra Hermandad en el Lunes Santo de 1970... Don José González Reina, hermano mayor de las Penas de San Vicente, hablaba ayer en la comida de hermandad de su cofradía, estimulando a un esfuerzo miyor, solicitando una entrega más acentuada, solicitando sugerencias, felicitando y felicitándose por el hermoso desfile re cien realizado. El almuerzo cofradiero de las Penas había de alcanzar cotas aún más emotivas. En el discurso alentador del hermano mayor. Vamos a liacer una cofradía puntera ya la ves ejemplar... Invitados de honor en el acto eran el teniente coronel Hita Jiménez, diputado mayor honorario de las cofradías sevillanas- -que recibiría como presente de afecto una medalla con la efigie del Nazareno de La Roldana- don Joaquín Carlos López Lozano, director de este A B C; don Juan López Sánchez, vicepresidente de la Cámara de Comercio, y don Domingo Manfredi Cano, reciente pregone- ro y corresponsal de Radio Nacional de España en Lisboa. El turno oratorio fué abierto por él teniente coronel Hita que, emocionadamente, hizo un canta a la SeviUd ¡jg ncíi con profusión de expresivas anécdotas. Después intervino don Domingo Manfredi- torero que corta Orejas en tarde de compromiso y después salta al ruedo de espontáneo que breve, concisamente, señaló el esplendor ya perceptible de ta Hermandad de las Peñas. Hubb un sorprendente tercio saetero a cargo de Luis Bejarano. Xa Virgen de los Dolores lleva una pena consigo y, mientras llora, las flores le van secando su llanto por. el hijo que ha perdió Tu- tno prometedor de sugerencias y proyectos. Rematada la obra colosal del paso de Cristo, hay que empezar a enhebrar los eslabones para hacer algo grande con el de palio. Habló la guardia joven de la Hermandad. Los hermanos Carrero, Caballero Amoscotegui, Narváez, Pablo. Sánchez, Blásquez... Más tarde, el señor- López Lozano, que exaltó los matices de sevülanía efe nuestra Semana Mayor, afirmando: el único problema es que todas lis cofradías sean auténticamente unas, hermandades y que de la suma de ellas salga la gran hermandad de Sevilla, y los sevillanos, bajo la Virgen de ios Reyes, nuestra Patraña de gloria... La tradición militante de la Hermandad, representada por don Jorge García Doraaleteche, señaló el momento cumbre marcado por el esplendor del des file, Sel Lunes. Que en adelante la Hermandad suene y vibre como una nueva marcha ¡Señor de las Penas -don Antonio Pantión, miembro de la Junta de gobierno, asistía a la comida celebrada en el Gran Almirante -y que tantos estímulos de ios jóvenes hermanos se canalicen para mayor gloria de nuestras queridas imágenes titularas Huha nnsssa coyuntura saetera de Luis Bejarano. Y, por último, don Antonio I LOS DESFILES PROCESIONALES CORRodríguez Buzón leyó un expresivo poe DOBESES D E L MARTES SANTO ma dedicado a la Hermandad. Córdoba. Esta noche han hecho esta... cómo el Señor de las Penas ción, por las calles cordobesas las Herbajo la Cruz abatido, mandades del Santísimo Cristo de la! E ¡xpiración, de la real iglesia de San Pablo; y a la Madre Dolorosa la de Jesús en su Prendimiento y Nuestambién Sevilla le da tra Señora de ia Piedad, del templo de el pañuelo de su brisa padres salesianos. E n total, tres pasos, para su llanto amainar. que llamaron poderosamente la atención, pues, aparte del portento de arte que cada uno de ellos constituye, ofrecían Nueva saeta, Y promesas. Ayer, Martes un exorno muv original. Tanto los itiSanto, los de las Penas de San Vicente nerarios parciales como la carrera ofitenían planificada ya la salida procesiocial congregaron enorme gentío. A l paso nal del Lunes 1970. Aún no se han marde las veneradas imágenes se cantaron muchas saetas. Constituyó espectáculo chitado los claveles de los pasas y todaapoteósico el retorno de los pasos a sus vía persiste, en el aire nazareno de estas templos, sobre todo los de las salesiafechas, su espléndido desfile. nos, cuyo templo está enclavado en el castizo barrio de San Lorenzo. -Corresponsal. En C á d i z A primera hora de ayer mañana cayó sobre esta ciudad una ligera llovizna, míe nos hizo temer por la suerte de la Semana Santa. Esto ocurrió sobre las siete de la mañana. Fue cuestión de una media hora, pero luego el tiempo se estabilizo, sin nuevas precipitaciones, y continuo en estado nuboso y estacionario, haciendo posible que el día transcurriera animado y siendo muchísimo el público que paseo por las calles y presenció los maravillosos desfiles procesionales de las cuatro cofradías que desfilaron por las calles de la localidad y lucieron todo su esplendor por la carrera oficial, en donde se cubrieron todas las sillas, así como las colocadas en otros sectores, especialmente en la plaza de Topete, Columela y las plazas del general Várela y de San Antonio, ya que son muchos los forasteros existentes de todos los puntos ds España atraídos por la suntuosidad y calidad de las cofradías gaditanas, su exorno, presentación y su orden, sobre todo, que es la característica más acusada, v el ritmo o el arte con que los cargadores llevan los soberbios tronos del patrimonio cofradiero gaditano. Fueron cuatro las hermandades que ayer desfilaron- por la carrera oficial. De la iglesia del Apóstol San Pablo salió la Venerable, Real y Muy Ilustre Archicofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús del Ecee- Homo, María Santísima de. las Angustias y San Juan Evangelista, una de las m á s antiguas de Cádiz y que siempre ha contado con la mayor admiración del pueblo, por su gran presentación en los cultos externos con sus dos pasos, el del Cristo, tallado éh oro, reluciente de luz y exorno, en cuyos vértices figuran cuatro candelabros muy finos de cristal, que totaliza un conjunto admirable, asi como el de la Virgen de las Angustias y, a su lado, San Juan Evangelista, bajo- calió de mucha prestancia y fuerza artística, decorado con candelería, ánforas y ramilletes de flores. L a procesión estuvo presidida por autoridades, prioste y representaciones, incrementada con el acompañamiento de bandas de música, cornetas y tambores, yendo detrás del Cristo mucha penitencia, que guardó el orden hasta su recogida. También ele la parroquia de San Antonio efectuó su salida procesional la Venerable, Real y Muy Ilustre Cofradía d la Santísima Resurrección y Penitencia de Nuestro Padre Jesús de la Columna y Azotes y María Santísima de las Lágrimas; salida que presenció mucho público, por la amplitud de la plaza donda está enclavada la iglesia. E l cortejó iba encabezado por la cjuz de guía y ciriales, continuando largas filas paralelas d 3 nazarenos vistiendo lujosas túnicas, capirotes y capas, llamando sobremanera ia atención el trono del Cristo, de plata, en el que figura la imagen atada a una columna y azotado por los judíos, en un tendido de flores. Asimismo, fue muy admirado el paso bajo palio de la Virgen tía diente m. enQs Un diamantan da Ja. Lásrima, cuie presentaba delicado
 // Cambio Nodo4-Sevilla