Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C. N. 20.4 MIÉRCOLES 23 DE A B R I L DE 1969. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAGINA Í L e qne sea el Senado quien controle misos militares de Norteamérica ESCRITO D E U N NUMEROSO GRUPO D E PROCURADORES Piden- ssr informados y poder in formar con anticipación Madrid 22. Más de cincuenta y: cinco procuradores de representación, familiar- rcomo primer firmante figura, el procurador familiar por Vizcaya señor Fernández Cantos- -han remitido un escrito al ministro, de Asuntos Exteriores, a. través del presidente de las Cortes, en torno a la situación de las bases hispano- norteamericanas. E l escrito dice así: Excelentísimo señor: 1. Van trascendiendo las dificultades de la negociación sobre las bases hispano- norteamerieanas y se acreditan la dignidad y firmeza de la postur a española, incluso con el agoíamien to de todos los plazos de vigencia, sin firmarse un nuevo convenio. 2. Estos temas preocupan ya hondamente al país. 3. E n nuestra situación, una nueva prórroga quinquenal constituye un tema especialmente delicado. 4. E l almacenaje atómico es gravísimo. L a reacción de diversos países lo acredita. E n 1953 no se preveía para España. Y nos situaría además en primera línea de fuego 5. E l Mediterráneo ha pasado a ser zona de guerra y de escuadras extrañas. 6. Nuestras pasadas observaciones respecto a Guinea, infortunadamente, van siendo confirmadas por la realidad. 7. Ifni y Gibraltar nos traen nuevas reflexiones. 8. L a Cámara norteamericana ha sido informada y ha podido manifestarso con amplitud sobre la negociación de tales bases en nuestro territorio peninsular. 9. Las consecuencias caen siempre sobre el pueblo. 10. Por todo ello, entre otras razones, como representantes de todo el pueblo de España, rogamos respetuosamente ser informados y poder informar, con la debida anticipación, libertad y. discreción, sobre tema de tanta trascendencia para nuestro futuro, Acreditada la sensibilidad. de V E y de nuestro Gobierno, acordarán siempre lo m á s conveniente. Palacio de las Cortes, a 15 de abril de 1969. ULTIMA MANIOBRA E N TORNO A LAS BASES EN ESPAÑA: TRANSFORMAR LOS ACUERDOS E N UI SOLEMNE TRATADO DEFENSIVO DE ESTÁ FORMA SERIA LA CÁMARA ALTA, NQ LA CASA BLANCA, QUIEN DECIDIERA SOBRÉ LA RENOVACIÓN Washington 22. (Crónica de nuestro corresponsal, por télex. El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, J William Fult right, declaró ayer públicamente que la actitud crítica de su Comité en relación con las negociaciones para una eventual renovación de los convenios hispanonorteamericanos sobre las bases militares peninsulares no iba dirigida contra el régimen político español, sino contra el de- Washington. Semejante declaración, sin embargo, no clarifica los; interrogantes planteados por el influyente Comité senatorial en relación con la presencia da las fuerzas armadas norteamericanas en España. En un despacho reciente, este correscuyos convenios, como es sabido, han ponsal trataba de explicar el confuso forentrado desde el 26 de marzo pasado, en cejeo jurisdiccional entre el poder ejecusu plazo último de expiración en el curso tivo y el legislativo que se ha desarrollade los próximos doce meses, do aquí alrededor de las bases españolas, El forcejeo tiene un origen relativamente explicable: la jurisdicción ejecutiva de la Casa Blanca para renovar los convenios con España, y la creciente resistencia del Comité de Asuntos SEGURIDAD Exteriores del Senado a que ello se lleve a cabo sin su visto bueno, sin su para s u VIDA aval. La Casa Blanca defiende en este caso la que considera su prerrogativa constitucional, qué hace del presidente el responsable de la política exterior. El Senado trata de defender su privilegio de supervisión a todo compromiso militar exterior, afirniando que los presidentes americanos, desde Truman a Nixon, pasando por Eisenhowsr, CIHTÜROM DE SEGURIDAD Kennedy y Johnson, han tomado la ini 3 ío evifa el accidente pero, ciativa de acuerdos militares exterioxeduce sus consecuencias. res- -cuarenta y tantos- -sin el refrendo del Senado, sin el consejo y el consentimiento del Senado como estipula la Constitución. El día 18 de este mes de abril, un inCERRADURA forme del Comité Fulbright sobre las bases españolas afirmaba que, en la prácAÍMTÍRROBO tica, él sol hecho de n u e s t r a presencia física en España constituye alga muy aproximado a una promesa o compromiso de defensa del régimen de Franco, incluso, posiblemente, en una emergencia interna Aquel mismo día. el embajador español, señor Merry del Val, con ELÉCTRICA MECÁNICA toda justificación, dirigió un escrito a) senador Fulbright, como presidente del Traba el volanComité, protestando contra semejante hite e inmoviliza pótesis en cuanto al orden interno espael pedal de embragué. ñol, considerándola vejatoria al principf pio de la soberanía española. España no Coria el 80 3 S 5 aceptaría ni solicitaría jamás- -decía! a encendido, Anula la puesia carta del embajador Merry. del Val- a; er ¡marcha; amparo de acuerdos defensivos con EstaBloquea si dos Unidos, una intervención extranjera motor. en átts problemas internos, fuesen cuales fueren. E l espíritu de la enérgica carta de Merry del Val al Comité Fulbright fue transmitido a A B C por este corresponsal en su. momento, y se publicó en nuestra edición del sábado día 19, atribuyéndolo a fuentes diplomáticas españolas De venta en establecimientos dei ramo por no forzar el protocolo diplomático en Servicio de instalación gratuito en Fernando IV, 3- c v Virgen Montserrat asuntos de una índole tan delicada: Ayer, V. T a l 270379 Ibright dio a conocet al Comité- í- que t. E l escrito ha sido remitido hoy a la Presidencia de las Cortes para que, á su vez, lo transmita al ministro de Asuntos Exteriores. -Eurona Press.
 // Cambio Nodo4-Sevilla