Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. N. 20.476. MIÉRCOLES 23 D E A B R I L D E 1969. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAGINA 54. divinos independientes y establecían una fecha ultimátum para la solución del conflicto. El obispo de la diócesis, Zwartkruis. non gran delicadeza y tacto, les invitaba el día siguiente- a una reflexión, recordándoles que romper o amenazar la unidad cclesial es lo que más daña a- la misma Iglesia. Una fecha después, el padre Hermans, provincial de Holanda, nacía una declaración a la TV y a la Prensa, indicando que aunque todo proceso de renovación tiene sus riesgos, la división eclesial conduce a la esterilidad; que en caso de una ruptura con el episcopado, él no podría respaldar tampoco al equipo de capellanes universitarios. Finalmente apelaba a los obispos rogándoles que reestuáiasen el problema, incluso de ca: ra a la Iglesia universal, y les ofrecía su apoye. EL CONFLICTO E N ROMA El 6 de febrero, el padre Arrupe escribió una carta a la provincia jesuítica holandesa donde tras alabar sus intentos renovadores censuraba enérgicamente la declaración de los capellanes, pedia una reparación explícita por el escándalo producido y exhortaba a la búsqueda de una solución pacífica. A finales del mismo mes, y mucho antes de la fecha del ultimátum (1 de abril) el episcopado holandés contestaba reconociendo el carácter experimental de la parroquia, sometiendo al estudio de una comisión sus actividades y autorizando a Vrijburg, incluso después de su futuro matrimonio, cuyo permiso se gestiona en Roma, la predicación de lo. palabra de Dios, pero fuera de la misa. Como consecuencia de esto, se comenzaron a celebrar dominicalmenie en la iglesia de San Ignacio dos liturgias de la palabra y dos misas. El asunto parecía prácticamente- resuelto. Sin embargo, no era asi, según se deduce de la afirmación explícita de. los capellanes, que no se daban por satisfechos con esa respuesta. El padre Arrupe, entonces, tras recibir una información de. primera mano, realizada en Holanda por uno de sus asistentes, el americano O Keefe, recibió personalmente en Roma, los días 25 y 28, a los padres Oosterhuis y Van der Stap. De aquellas conversaciones, tanto el padre general como los dos jesuítas interesados llegaron a la conclusión de que la concepción sobre la Orden, e incluso sobre la Iglesia, de ambos capellanes difería tan notablemente, que prácticamente no quedaba otra solución, viable que una salida del Insituto. Consecuentemente, el padre Arrupe decidió dimitirles sin recurrir a un proceso jurídico, ya que ninguno de los dos padres había emitido sus últimos votos solemnes en la Compañía de Jesús. El provincial de Holanda, padre Hermáñs, sin embargo, indicó al padre general que tal vez sería mejor madurar más aún el asunto. El padre Arrupe accedió y tuvo una consulta con sus más íntimos colaboradores y el provincial de Holanda, junto con uno de sus consejeros. Sin embargo, este intento fue inútil, porque los padres Oosterhuis y Van der Stap hacían entretanto unas declaraciones a la TV holandesa indicando que preferían abandonar la Compañía. El padre general, entonces, se confirmó en su opinión, encargando al padre Hermans que efectuase la dimisión. Este, padre tuvo, con todo, que detenerse en Italia y, ante la insistencia de los capellanes dé terminar el asunto antes de la Pascua, delegó los- poderes en uno de sus consultores. Oosterhuis y Van der Stap firmaron los documentos dimisoriales el 5 de abril. LOS JESUÍTAS H O L A N D E S E S i Aquel mismo día el padre Arrupe diri- Y LOCALES. COMERCIALES Con vista a ¡a zona ajardinada mas bella da Sevilla esquina a caüe Arjona MARGEN a IZQUIERDA D E L RIO BLOQUE DE desa. Tras aludir inequívocamente a la, dimisión de ambos capellanes, añadía no ser de su incumbencia entrar en les problemas teológicos y pastorales del equipo parroquial universitario por no ser éste un asunto qué atañe a la jerarquía eclesiástica episcopal y papal. Por otra parte, no condena ta decisión de conciencia de los dos sacerdotes ni desvaloriza su trabajo. Antes al contrario, les agradece su dedicación al mismo. Como razones de la dimisión indica que ambos interesados habían llegado a la conclusión (y él mismo estaba de acuerdo) de no poseer el espíritu religioso de la Compañía de Jesús, tal cual se expresa en las constituciones de la Orden y en los decretos de su última Asamblea General. Finalmente, añade que esto no significa en modo alguno querer frenar el dinamismo de los jesuítas de Holanda, manifestado en el Vaticano II, la Congregación General Jesuítica y el Concilio Pastoral de los Países Bajos. El padre Arrupe dice que siente la obligación de orientar a la Orden, hacia el futuro y que debe mantenerse el espíritu local jesuítico, pero sin dañar a la unión de todos. Pocos días después, el padre provincial Hermans hacía unas declaraciones a la provincia, narrando por menudo los acontecimientos e indicando- que éstos no le movían a presentar ta d, imisión. Sin embargo, continuaron los rumores en la Prensa de tal dimisión. El 11 de abril, tras una conversación telefónica con el padre Arrupe, donde se le autorizaba para una nueva comunicación a su provincia, el padre Hermans anunciaba oficialmente que su dimisión- -presentada hacía meses- -había sido aceptada y que nada tenía que ver con el asunto de Amsterdam. LA SITUACIÓN A C T U A L A final de la sesión de clausura del, Concilio Pastoral he interrogado personalmente a monseñor Zwartkruis, obispo de Haarlem, sobre la situación jurídica actual de la parroquia universitaria. Me ha contestado literalmente que continúa como antes, mientras que la comisión encargada no dé su informe. Por otra fuente he sabido que esa comisión está formada por tres delegados de ios obispos: el vicario general de Haarlem, Kulpers; el párroco Van der Lugt y el padre Van der Meer, S. J. y otros tres delegados por la parroquia universitaria: el profesor Dr. Haarsma de Nimega, el profesor Renckens, S. J. de Amsterdam, y el seglar doctor B. Saris. Esta comisión estudiará los aspectos teológicos y pastorales de la parroquia universitaria experimental y redactará un informe definitivo. Luego decidirá la jerarquía. Entretanto, los jesuítas KüsdonK y Dresen continúan en sus puestos. Los ex jesuítas Oosterhuis y Van. der Stap proseguirán su actividad sacerdotal en. un equipa ya no exclusivamente jesuítico. Hasta aquí la información que he podido recoger y. que ofrece una visión general del asunto, por cierto triste y enojoso. Baste añadir que dado el carácter fronterizo del equipo parroquial y debido a la- actitud extremosa de los dos capellanes de cara al gobierno religioso, la repercusión del problema Ha sido muy relativa tanto en la provincia jesuítica holandesa como en el catolicismo del país. En la IV Asamblea del Concilio Pastoral no se aludió siquiera al jnismQ ¿z Maauai PISOS de 3, 4 y 5 dormitorios APARTAMENTOS de 1 y 2 dormitorios Carpintería metálica Cocinas amuebladas Calefacción calor negro 4 Ascensores (Terrazas con jardineras) Antena colectiva TV Termo agua caliente 25 a l a firma del contrato 25 entrega llaves F o r m a s d e pago Resto en 3 años sin interés Si V i quiere, también puede pagarla en 12 años. ¡1 NF 0 RMESEI is Empresa constructora: V E N T A Y- RENTA LIBRE Benidórm. 7 Oficina informacióii Agente: Jesús Palacios fcrws. mía ¿acta a toda íg; joxovmcia
 // Cambio Nodo4-Sevilla