Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
manos, le ofrece la corona de oro de la Virgen. Son las once y cuarto en punto de la mañana cuando el señor cárdena! lentamente, mirando profundamente conmovido el rostro de la Virgen, pone la corona de oro s o b r e su cabeza, mientras pronuncia las palabras de ritual: Así como te coronamos en la Tierra, merezcamos por tu interneción ser coronados en el Oeio. Lo demás, el fervor clamante de la multitud, los atronadores aplausos, los vítores, las aclamaciones, los dejo a tu imaginación. Siempre te quedarás corto. Cuando pudo ser, sé inició la procesión para llevar la Virgen al santuario desde el lugar de su coronación. Tú, si viste hace pocos días ei traslado de la Virgen a su nueva iglesia... pues igual. No creemos necesario alargar este artículo con la crónica del gran rosario del domingo en la noche y de la procesión del lunes de Pentecostés. Sí queremos presentar a continuación los dos preciados títulos de Pontificia y Real con que fue honrada y enaltecida la Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte a raíz de la coronación de su venerada titular. J. I. -G. 6 w SUA SANTITA ¿AL YñíICASO, ole P 4 Sevtembrls Issd 3 11118 2,01o ao Bev. üie T. o: nlntí, laeonaiasiJiaia nihi eut officium 3oi ne tiao: Bev. tiaffl Turra oertierem faeiendi de peculiar! benevoleatiae ísonoriaque t i t a lo, qio Augustas pentifex confrateraltatem 3. Virginia val 6 Eel 2 toio nimciapatae, loel V i l l a de ¿lmonte in lata archiainacesl canonice inutittitam, aligare difjnatue eet. Cun enim EeatloBlauB ater perepectua hafceat qua aole- ani tate EKÍnentia Tua iaoglnea jieatisalaae v i r g í n i s ariae del p. ooio áureo disdeaate nuper eoronavarit, quu pietata quaoplu r i a i fifleles Virgínea aut hoc nomine flevotl eolant eius- que teapluwfrequentos arteant, quo deiiique stuilie ailigentiftqae anana v i r l aaiecti in confraternitateo conveaiant ut cultiua BeatlSBlaae VirginiB e l SOeio propagent foveant- qiia Sancti- Si. ¡á r í t r t i a e l R e ¿J n D i J s M tas sna. tais optatia libentiaslme obseounaaiy et majorera Virgjl nis arias nonorea lntendens, Confraternitateai ipaaio titulo B. mo ct r. ev. tao semino Cocilno Hearieo CartUnall Aimaras y Santoa Archlepiseopo HlapalenBi esaflo MAYORDOMIA MAYOR S. M. i.6 ñ íaettíí en l i atentft- eapos Efe S e l p r ó j c i n i o p a t o cfie t 6i J u i o 8 f fcb e é r v i f l o 1. a P; atí: U 5 t- íK it ú Honor S ¡e s r Pon t i f í e l a H w, atí 1o. a, aónaeS i tO. Ü TLÍHI r u l a tatanra e l T í t u l o 3 e p o í r i en l o E u á é f i i v o ante- aher e eu í e n o ¿i r! a o í 6 r! De Re? Otfrltín- l o p a r t í c í l- p o ¿V. p; ira. ou e o n o o l f i i e n t o t o ennstgo lentee. D l ó s euftí ¡de a V, aacScB aHos, r efec P a l a c i o 8 de J u l i o fle 1920. S I Jete áé P a l a c i o Sjj. B jrb eé V t l J t t P r e s i a m t e 1 e 1 a i o n t i f i é i o H i. ¡a 3 i ALMONÍE. tí l a J S f t a t í s l n a V i r g o n el R o c i ó Mayordomía Mayor de S. M. -Su Majestad el Rey 1 11, g. accediendo a los respetuosos deseos expre sados en la atenta exposición fecha 26 del próximo pasado junio, se lia servido aceptar la Presidencia de Honor de esa Pontificia Hermandad, vconcetliéndoie a la misma el. título de Real, que podrá en lo sucesivo anteponer a su denominación. De Real Orden lo participo a V. para su conocimiento y efectos consiguientes. Dios guarde a V. muchos años. Palacio, 8 de julio de- 1920, El Jefe Superior de Palacio. El Marqués de la Torrecilla. Sr. 0. José Villa, Presidente de la Pontificia Hermandad de la Beatísima Virec- n del Rocío. ALMONTE ¡secretaría de Estado de Su Santidad. -Oel Vatíeaxto, día 3 4 septiembre 19 S 0. -Eittmo. y Evdmo. Sefiott Me es muy grato el encargo de comunicar a tu Eminencia Reverendísima el especial título de benevolencia y de honor con que el Augusto Pontífice se ha dignado enaltecer a la Hermandad de la Bienaventurada Virgen María nombrada por el pueblo Del ftocío establecida catíétüeamente en la villa de Almonte de esa Arehidiúeesis. Sabiendo el Beatísima Padre con cuánta solemnidad ta Eminencia coronó poco Ita con diadema de oro ía imagen de la Beatísima Virgen María del Rocío, con cuánta piedad muchos fieles honran devotos a la Virgen bajo el dicho título y frecuentan su templo, y finalmente el sumo empeño y diligencia con que esclarecidos varones forman parte de la Hermandad para propagar y fomentar el cuito de la Beatísima Virgen del Rocío, Su Santidad, secundando gustósísimamente tus deseos y procurando oi mayor honor de la Virgen María, bemgní lmamenfe decreta que dicha Hermandad sea enaltecida y honrada eon el título. ponti ficio. I si tai Hermandad, que al correr de- los siglos se distinguM siempre por su piedad y empeño en aumentar la devoción a María, ha merecido este alto premio y augusta aprobación áe que se se titule y sea Pontificia, no quiere el Augusto ¡Pontífice que le falte un testimonio especial de benevolencia para cada uní de los fíeles inscritos en esta Pontificia Hermandad. Por tanto, a todos ios hermanos de la Pontificia Hermandatí de la Bienaventurada Virgen María de) Rocío, a sus familias. y especialmente a tu Eminencia, el Beatísimo Padre, muy afectuosamente os da su apostólica bendición, y ruega fervorosamente para que la Virgen María os mire siempre con ojos benignos y maternales. Beso humildemente tus sanos y me reconozco con toda veneración de tw Eminencia respetuoso y devotísimo verdadero servidor. P. CARDENAL GASPAREj
 // Cambio Nodo4-Sevilla