Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
a B C. N. 20,151. S Á B A D O 26 D E J U L I O D E 1969. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. FAGINA 23. más hombres, a respetar sus derechos, o dar a todos, según- nuestras posibilidades y según el puesto que ocupemos en l a sociedad, la porción de bienes que son necesarios para una vida digna, sin esas diferencias sangrantes, que a todos nos atormentan y que están denunciando que nuestro cristianismo no ha llegado en nosotros a su plena vigencia. Porque los españoles, todos los españoles, verán que ia fe que heredaron de sus mayores es válida también para nuestros días, y qu en ella está la solución de todas las diff cultades que angustian a los hombres Por último, el cardenal arzobispo de Santiago pidió por el Papa Pablo V I para que el Señor le ilumine y asista en el Gobierno de l a Iglesia en estos difíciles tiempos y para que dé a todos los cristianos la docilidad necesaria para seguir sus enseñanzas y cumplir sus consignas, c u a n d o crea conveniente recordarnos vvu v w w vwwwviru w w vw v LA! -TRADICIONAL OFRENDA D E ESPAÑA A L APÓSTOL SANTIAGO Representó al Jsfa áel Estado el almirante Lcsláu Sarios Santiago de Composíela 25. Un a ñ o más, el país ha renovado hoy su tradicional ofrenda al Apóstol Santiago, Patrón cíe España, por boca del capitán general del Departamento Marítimo de E l Ferrol del Caudillo, don Alíredo Lostáu. Santos, que. ostentaba la representación del jefe del Estado, Generalísimo Franco. La ceremonia comenzó, a las diez y media de la mañana, hora en que el capitán general salió del Ayuntamiento, y, a través de la Plaza de España, se dirigió a la Catedral. A la entrada de la Catedral esperaba el cardenal arzobispo de Santiago, doctor d o n Fernando Quiroga Palacios, con los Gbispos de Lugo, Orense y Avila, doctores Oña de Echave, Temiño Sais y Romero de Lema: auxiliar de Santiago, vicarios capitulares de las d i ó c e s i s tíe Mondoñedo- El Ferrol y Tuy- ViRO y el abad mitrado de Sanios, inmediatamente comenzó l a procesión mitrada por las naves de la Catedral, que, al llegar al enacero, se detuvo mientras funcionaba el botafumeiro Tras los obispos, marchaba en la procesión el delegado oferente, seguido de las cofradías. Corporación Municipal de Santiago de Compostela y autoridades, entre las que figuraban el gobernador civil de la provincia, alcalde de Santiago, rector de la Universidad, presidente de la Diputación y alcalde de Vigo. Finalizada la procesión, y con la basílica totalmente repleta de fieles, dio comienzo la misa concelebrada por los prelados asistentes. Al llegar al ofertorio, el capitán general del Departamento se adelantó hasta el altar y, arrodillado ante él, pronunció la ofrenda. Hoy, Señor- -dijo- estamos comprometidos en dura batalla para defender los mismos ideales de antaño y, como entonces, volvemos a reclamar- mestra capitanía para que, acrisolando nuestra fe, nos des unidad y fuerza con que resistir los embates del enemigo que, bajo los más hábiles disfraces, pilaría por destruirla. L a constante histórica de nuestra patria, siempre fue esa: ser- paladines de la fe como ayer en Claviio, nos es indispensable vuestra canitania p a r a sostenerla. Un firme proposito de lucha nos anima, pero nadie como los soldados aman la saz, pues ellos son quienes más sufren los efectos de perderla, t or io que el caudillaje que ele. vos imploramos es precisamente el de vuestra intercesión nara. que. Dios nos Ubre de l a necesidad de coraljatir, prolongando indefinidamente esta larga paz que nos viene deparando; paz no inerte y adormecida, sino impregnada de vitalidad en busca de logros espirituales v aún materiales que se derramen equitativa y justamente con prefencia entre los que más lo necesitan, continuando así con paso firme hacia una mayor perfección cristiana v social. Fuisteis vos- -continuó el delegado oferente- -el cimiento de nuestra nacionalidad, y puesto que todo ello cobrasteis por mandato divino, nuestra, fe, con ingenuidad quizás, nos lleva al convencimiento do que España es una, porque Dios así lo quiso. Hoy. los sin Dios v sus enemigos redoblan sus esfuerzos para combatirla atacando sus obras en la Tierra, y entre ellas esta, unidad espiritual y material de nuestra patria. Señor: ayúdanos a mantenerla Finalmente, el delegado oferente pidió al Apóstol por el Jefe del Estado para que pueda continuar en su ciclópea v ya histórica misión de paladín de la fe, de campeón de la unidad y de acrecentador de la justicia social para todos los españoles por el cardenal, y, por último, dije: e sotes todos nosotros derrama copio- sas bendiciones y apuntala nuestra fe para que resista las sacudidas que amenazan su equilibrio, dándonos fuerza para defenderla contra las falsas doctrinas que la asaltan, llegando, si preciso fuera, hasta derramar nuestra sangre, como t ú lo hiciste, para mayor gloria de Dios. Así sea E l cardenal Quiroga Palacios, tras recibir la ofrenda, contestó al delegado oferente. Entre otras cosas dijo: La fe cristiana no es simplemente un conjunto de verdades a las que hay que prestar un absoluto asentimiento; es, al mismo tiempo y ante todo, un programa de actuación, o mejor, un nuevo género de vida que compromete al hombre por entero. L a fe es estímulo, es aliento, es fuerza que nos empuja en virtud de su propio dinamismo a toda obra de justicia, de comprensión, de paz y de amor. La fe nos obliga a preocuparnos por ios dew vwwvwwwvw tfw w w w ww wvw uvu 3. ESPAÑA A a serie de DE HELICÓPTERO VISTA LAS ISLAS B A L E A R E S 4 ALLÓRCA; U N A Con este fascículo, BLANCO Y NEGRO prosigue esta semana! a publicación de a tercera serie efe grandes reportajes coieccionables dedicados a recoger, desde e! novísimo punto de vista del helicóptero, a extraordinaria variedad y belleza de ios paisajes españoles. 1! tema de este cuarto fascículo de la serie veraniega fo constituye Palma de Mallorca, la dudad famosa sn iodos ios meridianos turísticos mundiales, de ia que sa ofrece una completa visión a cargo da 5 a amara votadora de ByN. que descubre ángulos nuevos y perspectivas inéditas ds s eapita! balear, para sorpresa de los que ya! a conocen y asombro de Sos que aún no la han visitado. Ibiza y Formentera fueron el tema de ¡os tres primeros fascículos. El resto de la serie veraniega 1969, que constará en tota! de diez reportajes, de aparición sucesiva, recogerá desde el aire el resto ele la isla de MALLORCA, así como las de MENORCA y CABRERA. Erreargye a su proveedor habitúa! Ia reserva de í s d s s les números de BLANCO Y N i G R O en les que se publicarán, de forma ín ¡n errump ¡da ¿los diez fascículos- correspondientes a! a tercera ssrls de íSPAfiA A VISTA DE HELICÓPTERO, Blanco y Negro
 // Cambio Nodo4-Sevilla