Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lab s ENdellosCentroo r aNtaocriioon a ldede ¡Marsella Investi- gación francés se h a c o n s t r u i d o una máquina capaz de desintegrar cualquier objeto en un r a d i o de acción de cincuenta kilómetros a golpes de infrasonidos. Es una especie de rayo de b muerte acústico ha explicado el profesor V l a d i m i r Gavreau, su inventor. Lo descub r i m o s por un azar- -dijo- tanto es así que los pianos de la máquina no se m a n t u v i e r o n en secreto y cualquiera podía estudiarlos y, naturalmente, apropiárselos. Los infrasonidos, los terribles e invisibles proyectiles de esta a r m a son vibraciones de tan baja frecuencia qué no pueden ser captados por el oído humano. Debíamos hacer un estudio n o r m a l sobre, los infrasonidos- -h a explicado también el profesor G a v r e a u- y para eso c o n s t r u i m o s una especie de tubo, un silbato gigante de un metro y medio de diámetro, alimentado por aire c o m p r i m i d o Cuando comenzamos a hacerlo funcionar descubrimos cosas extraordinarias. Fue el comienzo de nuestra máquina. DE A SÁBADO DOMINGO r K N T R O de pocos años, los U aviones con destino a Nueva Y o r k podrán aterrizar en pistas flotantes en el Atlántico, a cincuenta kilómetros de la costa americana. U n gigantesco túnel construido en el fondo del Océa no, unirá estos aeropuertos flotantes con la tierra f i r m e K l trayecto será cubierto p o r un tren super- rápido. K l proyecto es de dos notables arquitectos neoyorquinos, C h a ñ e s G a l l i c h i o y -lean A n d r e y Dabrowsy, y su objeto es c o n t r i b u i r a i a solución del p r o b l e m a de los aero puertos terrestres, donde se pro ducen con frecuencia embotellamientos de tráfico, c o m o ha sucedido en recientes ocasiones en los de Nueva Y o r k L a construcción de nuevos aeropuertos se ve d i f i c u l t a d a p o r ei e n o r m e coste de los terrenos disponíbies y las protestas de los habitantes de las zonas v e c i n a s. atormentados por el z u m b i d o de los modernos aparatos. H a y que tener en cuenta también el peligro de la polución atmosférica. L a solución de los arquitectos neoyorquinos, además de resolver el p r o b l e m a ele congestión del tráfico, contribuiría a respetar la integridad del paisaje y a t r a n q u i l i d a d de los habitantes. Las pistas flotantes podrían alargarse c u a n t o se quisieran también, sin temor a escasez de espacio ni a elevados costos de! s ie. k
 // Cambio Nodo4-Sevilla