Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. N. 39.558. D O M I N G O 2: D E J U L I O D E 1969. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAGINA 36. limones según Von Braun. Las fuerzas soviéticas rebuscaron por toda Alemania, pero sólo encontraron los restos de utillaje que dejo atrás la unidad del coronel Toftoy, procediendo a su envío a Rusia. Cuando Stalin se enteró del botín técnico que habían logrado los E E XJU. dijo al general Serov: -ESTO E S ABSOLUTAMENTE INTOLERABLE: DERROTAMOS A LOS EJÉRCITOS NAZIS OCUPAMOS BERLÍN Y PEENEMÜNDE, PERO LOS AMERICANOS S E H A N QUEDADO CON LOS INGENIEROS D E LOS COHETES. ¿HAY ALGO MAS REPUGNANTE E INE X C U S A B L E? ¿COMO S E PERMITIÓ ESTO? Sin embargo, la verdad es que los esfuerzos y la técnica del equipo de Von Braun tardarían en desarrollarse en Estados Unidos, por circunstanciáis que describiremos, y que los rusos, pese a la escasa altura de los pocos técnicos que apresaron, trabajando a marchas forzadas, sentarían la base de un programa espacial que les permitiría adelantarse a los occidentales: buscando cohetes bélicos, siguiendo la trayectoria de la V encontrarían cohetes espaciales. E n América, las tres Armas animaban aisladamente cada una su proyecto de cohetes. E l Departamento de Defensa Nacional era impotente- para coordinarlos. E r a una época en la que la inercia de la guerra, cuando toda la ciencia y la técnica americana laboraban en equipo, unos para el Ejército, otros para la Navy y otros para las Fuerzas Aéreas, aún perduraba. Cuando Forrestal anunció que se estaba trabajando para fabricar y poner en órbita un satéHfe ¡dé- Iá Tierra, las distintas ¿actorías laá trés Armas, lo calificaron de loco y los rusos le acusaron de jugar al chahtage. Más en aquella ocasión, recién acabada l a guerra, Forrestal también cornetió la locura Se anunciar su decisión tiara qué las, tres Armas- y sus hombres trabajasen unidos en un solo equipo. Ahora bien, aquel anunció significaba. igualmente que l a Administración americana menospre- ciaba a los rusos, a los que creía completamente superados. Al año siguiente, en el mes de enero, se estableció ppr vez primera un programa para, Utilizando las V- 2. analizar la atmósfera, superior, designándose, a una comisión, que presidía el doctor Jar mes A. Van Alien. Para ello se lanzaron a la atmósfera unas setenta bombas voladoras alemanas, en las que se emplea- ron elementos traídos del Reich, y sé fabricaron otras con íbs diseños que llevaron Von Braun y sus colegas. Estos, fueron asentados, en la base de White Sands, y los illtimos artefactos llegaron a cubrir ya una distancia de 1.091: kilómetros. r 1 distrito que, según el Tratado de Potsdam, correspondía a los rusos, y pese a que los vencedores habían pactado que no se desmantelaría ninguna planta bélica alemana sin. ser analizada secretamente, el Estado Mayor estadounidense decretó que había que apoderarse de la maquinaria de las montañas Hartz. Una unidad especial de artillería rebasó las líneas, penetró en zona soviética- -todavía no estaban bien delimitados los linderos- -y se trajo consigo más de trescientos camiones cargados de toda clase de elementos. Norteamérica había obtenido la entrega de todo el material de diseño y fabricación de Peenemünde, la mejor maquinaria de Nordhausen y todos los ingenieros, técnicos y expertos creadores de las V a los rusos sólo les quedaron algunos millares de obreros especializados y mandos intermedios que cayeron en sus manos, a los que se les exprimió como aún no disponían de su bomba atómica, trabajaban con obsesión para obtener un proyectil intercontinental, y cuando hicieron estallar su primer artefacto atómico, pusieron toda la atención en dotar de una gran cabeza nuclear a tales cohetes, con los que pretendían equilibrar l a balanza y amenazar a la tierra americana, -neutralizando su inferioridad en aviación de bombardeo estratégico. Cuando perfeccionaron aquel proyecto- -la técnica rusa siempre ha preferido? las máquinas m á s pesadas- que era l a equivalencia del I. C. B. M. estadounidense, sé dieron cuenta de. que los avances ter- monucleares hacían ppco práctica su aplicáción en el arte, militar. PERO QUE E N CAMBIO TODO E L TRABAJO REALIZADO E R A ÓPTIMO PARA CONSEGUIR COHETES PROPULSORES, M E D I A N T E LOS CUALES S E PODRÍAN E N V I A R VEHÍCULOS ESPACIALES A L A ATMOSFERA, HACIENDO POSIBLE LOS PARCELAS A 125 pesetas m- los primeros compradores A pie de carretera general. Frente a Pinares Oromana, con naranjos de la mejor calidad, En plena producción. Su veraneo a 14 kilómetros de Sevilla, con dos accesos, uno sin cruce de pueblo, Agua abundantísima y electrificado Trato directo, sin intermediarios eí mejor- cale sfín AGRO- AYES A TÜRIA, 5. Teléfono 317957. -SEVILLA magnetófonos lid; adelanta el dedo y aumenta el volumen, -lo retrocede y disminuye, ¡Ah! que fac. iMadj. este sistema es mucho mas- cómodo que. los mandos giratorios que necesitan dos dedos. 1 Con verdadera capacidad de trabajo, que deseen crearse un porvenir OFRECEMOS: En nuestro departamento de Ventas Formación, profesional a cargo de la Empresa 4 Elevados- ingresos. v 1 cea cassette IÑGRA EXIGIMOS: Buena presencia Cultura nivel bachiller Edad mínima, 20 años. Escribir para concertar entrevista personal al número 54.271 de S A P S Á PUBLICIDAD. Asunción, 19. El adelanto ruso Los soviéticos no llegaron a lanzar sus primeros cohetes, basados en las enseñanzas de los alemanes, y con, el auxilio de los hombres quo pudieron Hevarse desde el Reich, hasta el otoño de 1947, cuando los americanos ya habían disparado treinta en White Sands. Estas prácticas fueron valiosísimas para l a URSS, Jfa que, paralelamente, Von Bráun y compañeros perdieron bastante itiempo entre la depuración a que S 3 vieron sometidos y el freno que les impusieron las tres Armas llevando adelante- -cada una por su cuenta- -un programa coheteril aislado, en el cual, muerto Goddard; nadie podía asemejarse a Von Braun. s u s radio CASTILLA, GaílQ Harir as, 12 Tel. 22 07 89 SUCURSAL DE SEVILLA pemosfeacion y venta en I SEVILLA P Ü M P E R S M U I R HILL Ideales para trabajos en cantera, tune les, etc. Se venden muy baratos. Perfecto estado. Medio Uso. Oportunidad. Facilidades. M I. Pt Telf. 2223903. Madrid, 3311300, Barcelona, Por aquellas calendas, lo xu Q t que
 // Cambio Nodo4-Sevilla