Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
íA B- C- N 20.558. -B O M I N G O- 2? D E J U L I O D E 1969. E D I O O N B E ANDALUCÍA. PAGINA hormiga ue, pretendió llevar a cabo muchas medidas revolucionarias. E l año que los indios rsl interior se lanzaron a la guerra- -M 32- -con jefes comunistas, hubo una mastanza- que c o s t ó l a vida a quince mil seres. Cuantío esos indios, que descdnocen la civilización en muchos casos y andan descalzos, llegan a la capital para cumplir el servicio militar, cuando se ven vestidos y calzados, cuando llega la licencia se quedan para siempre en l a ciudad y no hay forma de que retomen al campo, creando un agudo problema de superpoblación en el peonaje. Trabajan en los medios rurales por menos de medio dólar y una comida escasa. No m á s del 10 por 100 es el porcentaje de viviendas que cuentan con servicios sanitarios. La jornada laboral puede llegar en ocasiones a doce horas, en una población total cuyo promedio de vida no rebasa los treinta años y en la que la mitad de los habitantes tienen róenos de quince, con un porcentaje de analfabetismo del orden del 65 al 70 por cisnto. Se decí que E l Saferador era el País de las Catorce familias, porque esos catorce clanes eran los que habían dado todos los puesidentes a la nación, pero la situación ha evolucionado, aunque todavía el ocho por ciento de la población engulle la mitad de los ingresos nacionales, mientras el 92 por ciento tiene que repartirse el otro cincuenta por ciento. Un finquen antiguo lo poseía todo en ciertos predios: la tierra y el pueblo entero, con todos sus servicios, excepto la iglesia y la alcaldía, a las que gobernaba indirectamente. Era un régimen patriarcal- -con todas sus virtudes y todas sus degeneratáoües- que ito ha encontrado aún el reíevo de organizaciones sociales o sindicales modernas. Después de la dictadura de Martínez se sucedieron; distintos y variados cuartelazos, Juntas militares y Gobiernos, anit- n de un Diredtorio. Con el presidente Ossorio, elegido en 1950, la corrupción adquirió verdadera carta de naturaleza. E n 1956, el comandante Lemus ocupó la alta magistratura, pero fue expulsado del poder por militares y estudiantes a raíz de haber penetrado la fuerza arcnada en la Universidad y golpear hasta al rector. Vita. Junta militar duró entonces sólo noventa días. Cuando se rehizo, había un estudiante en el Directorio. Pero en tres meses huyeron del pais no menos de ochenta millones de dólares y sobrevino una penetración comunista. Hasta entonces no se hacia dictado ni siquiera una sola ley de tipo social en E l Salvador. Fue el Directorio el que por vez primera garantizó un día de asueto semanal pagado, el que redujo ¿as rentas urbanas abusivas en los suburbios, el qiie aumentó el impuesto de la renta y decretó una mejora en la alimentación que reciben los obreros en el campo, ley que dio mucha guerra. Los finqueros se resistieron públicamente, desafiando en forma colectiva a l a Administración por vea primera en i a historia de la nación, No 3o hicieron ios- superlaüfundistas- -siempre m á s prudentes, mas influyentes con sus 148 lincas de m á s de mil Has. Jo hicieron los medianos, que protestaban de que el viernes- -coma vigilia- -se. garantizara un menú con pescado y verduras, verduras que habría que importar de Guatemala. Todo acabó con otra ley, en virtud de la cual los obreros recibirían cincuenta centavos más de jornal diario para subvenir a su alimentación. En los últimos veinte años, más de trescientos m i l salvadoreños emigraron ciño, casi tan grande como Checoslovaquia, con 112.088 Icilómetros cuadrados y sólo dos millones y medio de habitantes, cuya renta per capita está en unos doscientos dólares anuales. É s decir, un país mayor que E l Salvador, con menos renta y menos población, pero donde desde los tiempos de Ramón Villeda Morales se ha venido avanzando en orden a la reforma agraria con una decisión desconocida en San Salvador. Hace tiempo, en el aeropuerto de Tegucigalpa podía leerse un gran cartel que decía: Sed breves, hemos perdido veinticinco años y tenemos que recuperarlos. Honduras, el país m á s pobre de América Central del continente- -después del Paraguay- posee en cambio bastante legislación social: Existe la jornada de ocho horas, protección contra el despido, seguro de enfermedad, vacaciones laborales y subvenciones a la maternidad. La existencia de sindicatos organizados y toda esa legislación social hizo posible que los hondurenos declarasen toda una huelga general- -por vez primera- -allá por 1954 y que se pudrieran en los árboles bananas por valor de quince millones de dólares. Entonces la Tela- Eailroad Co. filial de la United Fruit y la Standard Fruit tenía- unos 32.000 empleados y obreros. L a evolución social que ha seguido Honduras ha dejado reducido ese contingente a l a mitad. La clave de l a economía nacional Tadica en la costa septentrional, que- es precisamente el punto neurálgico social y político por la cercanía amenazadora de Cuba, muy dable a desembarcos clandestinos de amias v de agitadores entrenados en el castrismo de L a Habana. Era antes Honduras el primer en LLORENS DORIS AY- -ROEERT MOSISE Panavisión Metrocolor Autorizada para mayores de 18 anos JTOY DOMINGO: ANOCHE, CUANDO SE APAGO LA LUZ REPBK 5 ERADO Usted n tendrá más remedio que reírse Tiendo a DORIS DAX en 1 en IMPERIAL EL Genial creación de Vittori GassmaH, con la oposición de Ana Margret, personalizando la juventud actual Tecámicolor Autorizada para mayores de 13 años i ¡íü iLI Í (fií tíJi tn PROFETA REFRIGERADO REPRESENTANTE TEXTIL importante fábrica de Confección necesita representante intreducido- en esta zona. Disponemos de amplia clientela. Dirigirse af número 5.4 S 2. Apartado 1.264. Bilbao, i ii ¡iwiw! país exportador de bananas, pero aflora las compañías norteamericanas han ido retirándose paulatinamente. Mientras los bananeros hondurenos producen hoy unos ocho millones de racimos, la United Fruit que se ha adentrado en Ecuador, ha hecho que este país supere ya los cuarenta millones. Primero la plaga o enfermedad de Panamá sufrida por los campos de Honduras, y después la creación de múltiples cooperativas y la reducción- -por reforma agraria- -de muchas explotaciones transformadas en parcelas muy minúsculas y las leyes sociales, son las causas principales del retroceso agrario bananero sufrido. E l presidente, general Oswaldo Ló- pez Arellano, ha confiado a un antiguo alumno de la Universidad de California, Rigoberto Sandoval- -que cuenta sólo cuarenta años- ía misión de extender la reforma agraria. E l ministro mentado, hijo de agricultores, dinámico, liberal y reformador, es quien viene librando, l a gran batalla contra las compañías monopolistas norteamericanas. H a levantado el primer mapa catastral hondureno, haciendo volar durante tres años todo el territorio, hasta descubrir detalladamente la verdadera situación rural. Asi las cosas, pudieron localizarse a millares de familias salvadoreñas que habían e n t r a d o oficial o ilegalmente en Honduras, creando explotaciones agrícolas propias, superando un monto de trescientos m i l seres. De inmediato comenzaron las. medidas para i r expulsando a esos inmigrantes, calificados de clandestinos, operándose una gran reacción popular- -y política- -contra unos extranjeros que habían robado feraces; parcelas hondurenas. Quince m i l de- ellos tuvieron que abandonar su segunda patria, renunciando a sus negocios y hogares, bajo una presión durísima. Cuando las durezas estaban llegando al rojo vivo, sucedieron las eliminatorias entre los equipos de fútbol entre Honduras y E l Salvador, registrándose grandes violencias en ios dos partidos y llegando a producirse vejaciones a las respectivas enseñas nacionales: aquello fue la gota de agua que colmó el vaso y ía crisis adquirió máxima virulencia. rompiéndose las relaciones entre ambos países. La guerra estalló. Viejos tanques norteamericanos y vetustos aviones se lanaaroa al combate, invadiendo el Ejército salvadoreño Honduras, acusando a su Gobierno de cometer delitos de puro genocidio y negándose a abandonar las villas ocupadas hasta que Tegucigalpa no garantice la seguridad de los cientos de millares de salvadoreños que aún restan, atemorizados, en Honduras. E l Salvador se encuentra, pues, en unas circunstancias parecidas a las de Israel ante los árabes, salvadas las naturales diferencias, y l a Organización de Estados Americanos en un trance sumamente aciago, cuando los beligerantes han desoído hasta la voz pacificadora dft Pablo V i Ahora bien, el país, que ha sufrido claramente iu a iavasíóií, es Honduras. -Una á a c s n s de villas están en ¡nanos de las salvadoreñas. E l fégímen militar de Oswaldo López erige del régimen jiiíji car d e l presidente, Sánchez; Hernández, nada menos que se garantice pov la OKA el pago de indemnizaciones por daños a subditos de E i Salvador en Honduras, sino, además, que los supuestos agresores hondurenos sean juzgados t. omo criminales de guerra bajo la acusación de genocidio A punto de llegar al escenario del conflicto los cancilleres de la Organización de Estados Americanos la situación no puede ser más lam w ¡azHSgsÉa ss i íA Honduras, éíjaaís sa
 // Cambio Nodo4-Sevilla