Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. N 2 CJI 58. D O M I N G O 27 DE J U L I O DE 1969. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA SL a FINANCIERAS BALANCE SEMANAL EN RENTA VARIABLE INVERSIONES IMPORTANTES E N E L MERCADO DE VALORES ÍNDICE. -Día 25, 134, Día ib Banco de Bilbao 1140 Central 1.475 Comercial 735 Esp. de Crédito 1.064 E x t e r i o r 607 Genera! 337 Guipuzeoano 1.055 Hispano Amer 1.081 Ibérico 894 López Quesada 1.400 Mere, e Indüsr 855 Popular Español 1.153 Rural y Medit 400 de Santander 1.288 Urquijo 805 de Vizcaya 1.134 Zaragozano 980 Aguas de Barcelona 385 Catalana de Gas 195 E de Viesgo 246 E. R. de Zaragoza 112 Eecsa, p. 325 Penosa 197 Hidro Cantábrico 210 Hidro Cataluña 173 Hidro Española 258 ...Iberduero. 339 Saltos del Nansa 142 Sevillana 259 V. E. Maririleí? 234 1 TA Asüií a 298 Azucarera Estañóla 167 Ebro 1.091 ndust. Agrícolas 375; Galerías! Preciados 5.44 A s í y P. Asland 501 Cementos Alba, -t 265 Port. Valderrivás 520 Dragados y Constrüc 810 Yallehermoso 299 í; Día 18, 133,50 Día 25 Dif. semanal- +4 +28 +1 4- 10 +8- 4 e +1 Dif. semanal 4- 5+ 7- -11+ 12 j 1 4- 45- -24+ 3 4 -8+ 9+ 9+ 5+ 8 4. 4 4- 3+ 2 -3- -1- f 2 -3- -1+ 2 -f- 4. +50- -6+ 22- f- 7 -1- -5+ 4 Ceisa, p fnm. Metropolitana Urbis IM Metropolitana P o n í errada Rio tinto Campsa Tabacalera Telefónica Transmediterránea Papelera Española Papeleras Reunidas Carburos Metálicos Cros DowtUaquinesa En. e I. Aragonesas Explosivos Esp. de P e t r ó l e o s Sefanitro Unión y Fénix Altos Hornos Aux. Ferrocarriles Babcock Wilcox Basconia Construcción Naval Duro Felguera España Industrial Material y Construc Citroen Hispania Fasa- Renauít Fensa Finanzauto Met. -Santa A n a V Motor Ibérica Nueva Montaña Quijano Seat Fefasa Sniace Seda de Barcelona Metro 139 335 365 627 375 300 287 203 262 250 170 143 506 278 262 182 393 713 257 1.210 102 105 90 247 90 88 270 128 217 317 275 6 S 9 152 362 112 565 80 163 650 203 +83 +3+ 5+ 6 div. +2- -25+ 3+ 10. L 2 3 4- 13 -2,50- i- 15 4. 4 4 3 Por encima de los pronósticos m á s aventurados, la Bolsa ha dado un salto de vértigo desde ia iniciación del año 1969. Los cálculos m á s optimistas han quedado ampliamente superados por la realidad de unas inversiones muy importantes que vienen nutriendo, semana tras semana, ios mercados de valores españoles. Terminado prácticamente el largo período dé ampliaciones de capital, que en cierto modo han restado vuelos a la contratación, la Bolsa ha vuelto a mostrar, al correr del mes de julio, un fortalecimiento marcado. Estamos en pleno b o o m bursátil. La Bolsa es noticia día tras día. Noticia que cala en todas las gentes. Y que espolea a ahorradores antes expectantes, rezagados, adormilados. Esta excelente coyuntura que la Bolsa atraviesa, sin so lucían de continuidad, desde hace varios meses, vuelve a darnos la oportunidad de reiterar la exposición de un punto- de vista cuya consideración nos parece inexcusable: la necesidad de favorecer, por todos los medios- posibles, un ensanchamiento de! mercado de valores. Se han dictado ya cióñ disposiciones acertadas en este sentido. 1 falta ahora ir da verdad al encuentro de muchas sociedades importantes y estimular la inclusión de sus valores en la contratación pública y en la cotización oficial. Porque, no lo olvidemos los mercados de valores siguen dando muestras de cierta estrechez. En el curso de la semana que ha terminado, nuevas y fortísimas alzas han seguido salpicando é! cuadro de cotizaciones. Si es cierto que ios corros de Bancos y de sociedades eléctricas han presentado una tendencia m á s irregular y una demanda m á s discriminada, hecho observado también en el grupo de la construcción e inmobiliarias, principalmente por! a actividad de los realizadores de plusvalías, en ¡os restantes departamentos del parquet por el contrario, el tempe ha sido agitado, vibrante, destacando, muy particularmente, el brioso despliegue alcista de los valores side- r o m s t á l ú r g i t o s que continúan rebasando la paridad e incluso alejándose de la cota 100 en su m a r c h a ascendente. CLÁViUS. de Precios y Productos Agrícolas no resuelto el problema de valor y calidad- ante el consumidor, tampoco el productor disfruta de unos precios remuneradores y estables. Naturalmente, esta doble: circunstancia adversa repercute Si e l propio Plan de Desarrollo el sobre las explotaciones y sus titulares, que reconoce que de nada sirve incidir su capacidad económica únicamente, sobrerías estructuras de pro- disminuyendo y, lo que es tanto o más grave, su dispo áiCccioñ, si no- se lleva a. cabo, pamíéla; psicológica de mejora. Todo lo menté, u mejo rámiéiüó de la contristo- sición cual es decisivo para el campo y sus ligación, casi es obvio insistir en esta evihombres y para el resto de. los sectores. dencia: gracias a unas redes comerciales Se ha dicho, con razón, que por encima bien ordenadas y simplificadas, es posible de Cualquiera otra consideración, econó. perfeccionar las estructuras productivas. pollugamente, La cuestión es clara, porque si hasta. -la poicamente, socialmente, ha fecha ítf Fondo, ¿e. QÚewcióil V. Rég a necesitamos, uña ajctricúltura fuerte Vimportaciones y, en fin, caóen también próspera Esto es indiscutible. Fortaleza y prosperidad que depende dé factores internos: racionalización del trabajo, re gulación de cultivos, mecanización, etc. pero también dé otros externos a la agricultura misma: el de ese proceso que recorre la cosecha -a veces largo, excesivamente mediatizado- -entre el productor y el consumidor. Sabido es que el tratamiento económico de la agricultura es complejo y que los remedios- -ocasionales o permanentes- -a sus problemas no siempre son satisfactorios. A veces son los subsidios de protección, otras la restricción de las
 // Cambio Nodo4-Sevilla