Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de LA elMostra cinematográfica que, Venecia, festival de más solera del mundo, con sus treinta ediciones, y a pesar LUIS BUÑUEL, MAESTRO DEL Por MANUEL ALCALÁ CINE de sus crisis continúa puntero en nivel artístico, acaba de conceder el titulo de Maestro del cine al director español Luis Buñuel al filo de sus setenta años de edad. E l gesto, hasta hoy totalmente insólito, es, si cabe, m á s llamativo por coincidir con el momento en que el festival veneciano, iniciando una reforma, ha suprimido todos sus galardones (los famosos Leone d Oro y d Argento) orientándose más decididamente al cine como fenómeno artístico y cultural y alejándose de los influjos de oomercialidad que le habían lastrado hasta ahora. ¿Qué es lo que han valorado los críticos venecianos en la obra de Luis Buñuel para otorgarle ese reconocimiento, más valioso tal vez que una cátedra oficial o que un doctorado honorís causa en facultad universitaria? ¿Quién es este hombre enigmático que hoy salta a un liderato artístico oficial y unánimemente teconocido por la crítica internacional? UNA VIDA A L T E R N A N T E Y PARADÓJICA l o primero que sorprende y asombra tn Luis Buñuel son las profundas y violentas alternancias de su vida. Diríase que toda ella está realizada por una din léctica constante, donde las contradicciu nes y paradojas se enfrentan con rápida alternancia hacia una síntesis superior y de nuevo inestable. E n esto parece se guir, salvadas las distancias, una constante aragonesa de grandes artistas de la pluma o el pincel, como fueron Baltasar Gracián en el X V I I y Francisco Goyu. en el X V I I I y X I X Luis Buñuel nació con el siglo X X en Calanda (Teruel pueblo de raigambre decididamente celtibérica, bronco y fera ¡s a la par. Su familia, rica y típica de la burguesía rural de entonces: madre ere yente y piadosa, padre católico de arrastre y tradición, liberal y exigente. La educación del muchacho, primogénito de siete hermanos, fue rígida y austera. Primero en el hogar; luego, a los seis años én el colegio de los corazonistas, e inmediatamente después, hasta 1915, con los jesuítas de Zaragoza. Buñuel ha confesado que aquellos años marcaron su existencia. Su adolescencia fue ansiosa e irrequieta, pero su conducta y aprovecha miento resultaban impecables. Por su pro pió gusto, sin embargo, al terminar el cuarto de bachiller, salió del colegio de El Salvador y pasó al instituto. Vino entonces el primer gran trauma interior de su vida: Perdí la fe a los dieciséis años Buñuel no ha podido olvidarlo aún. A l terminar el bachillerato marchó a la Universidad Central, hizo los cursos Francisco Rabal. protagonista de Nazarín una de sus mejores interpretaciones j- 4-
 // Cambio Nodo4-Sevilla