Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA P R O) B U C C I O N D E P E L Í C U L A S E X T R A N J E R A S EN! E S P A Ñ A Por Cantil MÜRILLO p o s AS de los tiempos en que vivimos. Tiempos de viajes a la Luna, de hip. pies con pelambrera y hedor; tiempos de curas verdaderamente cristianos y de superdesarrollo industrial. Ha- ce no más de quince años, una tierra sedienta era una maldición de los demonios. -Aquí no llueve nunca- -rezongaba el atezado campesino, echando a un lado la boina para rascarse las feroces cicatrices que el implacable espectro solar había impreso en su piel merced a los inmis. ericordes rayos ultravioletas. Y en aquella región, ya se sabe, a pian tar el sufrido- -y bellísimo- -almendro o el humilde esparto. Lo m á s que se podía hacer era llamar a algún zahori o sacar al Cristo, campos, adelante, a implorar la lluvia, como en una pelicula del Indio Fernández. Trágico. La cosa empezó poquito a poco. Y después del año cincuenta y dos, aquel en que los españoles pudimos, por fin, comprar un kilo de judías en la tienda y ro a una señora con pañuelo a la cabeza en la escalera del metro. Anteriormente, de forma muy esporádica, tal cual peliculero había acudido a rodar parte de su película a España. Singularmente, las secuencias del film que transcurrían en España. Esto constituía siempre un acontecimiento de tamaño natural. Pero la cosa se llevaba a cabo muy en precario. Por ejemplo, para aquel D e s e o que narraba la historia de una estafa, una estafadora y un vendedor de coches (la estafadora y el vendedor de coches eran Marlene Dietrich y Gary Cooper, conque nada de pitorreos con da Paramount de entonces) para aquel film vinieron a los alrededores de Madrid los dobles de la alemana y el vaquero inmortales. No sé qué ocurriría con la misma versión sobre la famosa estafa de las joyas, realizada con otra vampiresa notoria (Erigirte Heirm y la manufactura Ufa; aquello ce llamaba Die schónen Tagen in Aranjuez (palabra que no estoy cameleando) Por lo visto, la Ufa le t o m ó gusto a los i ílms de ambien te español y realizó, un doble versión franco- germana (anticipo de un Mercado Común con cine, pero sin Kiesinger nt Pompidou) otro producto titulado La estrella de Valencia Pero, a lo que vamos: en aquellos tiempos, en que cuando había que rodar la selva de Tarzán, con monos y leones, pu s se construía la sel va en los estudios, se traían a los leones y los monos del zoológico y todo queda ba en casa y a vivir, pues comprenderán ustedes que no iba a ser cosa de que porque saliera España en una pelicula hubiera que mandar al equipo a España, con lo lejos que quedaba y los cantazos que le lanzaban los paletos los cineastas 3 n cuanto veían aparecer sus estrafalarias figuras por los aledaños del pueblo. Conque, de esta forma, si Von Sternberg te ni que rodar su- -por cierto eminente- El regreso de los siete fue una de las películas más comerciales de la serie Oeste española The Devil is a Woman El demonio es una mujer enésima versión de La Femme et le Pantin de Pierre Lotus, con Marlene, claro) pues, nada, se construía a Sevilla, a Jerez, y al mismísimo puesto de calentitos de la, Malena, en los estudios de Hollywood, porque, además, aquella del cine era, para el público yanqui, m á s España que la verdadera España. Claro está que entonces Rosellini era un nene con pantalón corto, De Sica andaba de meritorio intentando que le diaran papelitos cortos en las farándulas de tercera clase que trotaban por Italia, y Fellini. futu -o periodista, sólo leía tebeos. Los padres de Antonioni creo que habían empezado a salir juntos algunas tarde (No quiero que se me quede en el tintero que el Gobierno de Azaña se puso como una fiera con la película de Sternberg por atentatoria contra la dignidad íbera, y exigió a la Paramount la destrucción pública de las copias. Por lo visto, el destino de Azaña consistía en que le diera todo el mundoí gato por liebre, poique este Capricho español de Sternberg lo ha viste todo el mundo. 1 E n fin, a lo nüestro: que escarceos más o menos, y coincidiendo aproximadamente con el regreso de los embajadoras retirados durante el cerco diploma) ico, em-
 // Cambio Nodo4-Sevilla