Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B G N. 20.623. V I E R N E S 17 DE OCTUBRE DE 1969. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA 93. CULTURALES Preocupación universal por la salvaguarda de ¡as obras de arie religioso L a p r e o c u p a c i ó n universal p o r l a salv a y a r d a de las obras de arte que. forman parte d e l p a t r i m o n i o e c l e s i á s t i c o ha recibido u n a c o n f i r m a c i ó n m á s en las resoluciones de l a Gonferencia de A r te C o l o n i a l- -s e g ú n u n a nota d e l Gabi- j nete de Prensa d e l M i n i s t e r i o de Educación y Ciencia- reunida p o r ú l t i m a vez en B o g o t á Dicha Conferencia se h a celebrado bajo los auspicios d e l Instituto Internacional de A r t e C o l o n i a l I b é r i c o de Santa F e (Nuevo M é j i c o) y de l a Com i s i ó n de A r t e d e l X X X I X Congreso E u c a r í s t i c o Internacional, y estuvo dedicada concretamente a. l a s i t u a c i ó n que atraviesan en l a actualidad ios monumentos y objetos de arte religioso que se conservan e n e l continente americano, y a promover u n a a c c i ó n conjunta de salvaguarda. E n l a Conferencia p a r t i c i p a r o n representantes de los p a í s e s americanos y de E s p a ñ a y en ella se puso de relieve que el arte religioso. junto c o n e l p r e h i s p á nico, es l o que confiere a los pueblos americanos u n a c a r a c t e r í s t i c a p r o p i a dentro de l a H i s t o r i a d e l Arte, a l a vez que constituye u n patrimonio religioso y c u l t u r a l que pertenece a toda l a H u manidad, antes que a l a Iglesia o a l o s diversos p a í s e s E n este sentido, l a Conferencia reconoce que u n a parte m u y notable de ese p a t r i m o n i o h a desaparecido o se h a l l a en peligro inminente de desaparecer, por lo que resulta de urgencia i n m e d i a t a t o m a r l a s medidas necesarias p a r a s u c o n s e r v a c i ó n y salvaguarda, poniendo fin a estas p é r d i d a s irreparables p a r a l a cultura, a l tiempo que se hace urgente t a m b i é n c u m p l i r las disposiciones dictadas, a l respecto p o r e l Segundo C o n c i l l o Vaticano y los acuerdos generales sobre c o n s e r v a c i ó n de obras de arte recogidos en l a s Cartas de Atenas y de Venecia, a s i c o m o las Recomendaciones d é S a n Agustín (Florida) Cáceres (E s p a ñ a) y Quito (E c u a d o r) donde se apuntan f ó r m u l a s m u y valiosas p a r a l a r e s t a u r a c i ó n y cons e r v a c i ó n d e l arte religioso americano. E n este sentido, l a Conferencia h a recomendado a las autoridades eclesiásticas, a l a s ó r d e n e s religiosas y a los E s tados de todo e l continente americano: l a c r e a c i ó n de comisiones diocesanas o regionales de A r t e Sagrado, coordinadas en e l seno de unas comisiones nacionales y formadas tanto p o r eclesiásticos c o m o p o r laicos que sean competentes en l a materia; que l a s Comisiones E p i s c o p a l e s Nacionales de A r t e Sagrado realicen u n a efectiva c o l a b o r a c i ó n c o n los organismos oficiales, s e g ú n las circunstancias y l a legislación de cada p a í s a s í como c o n las instituciones internacionales, y a sean p ú b l i c a s o privadas; que se p r o m u e v a i a c r e a c i ó n de Institutos Nacionales con esta finalidad; que las comisiones citadas realicen u n inventario general de obras de arte sagrado, de acuerdo c o n las normas internacionales y en colabor a c i ó n c o n E s p a ñ a y Portugal, dada l a riqueza documental de estos p a í s e s A s i m i s m o l a c r e a c i ó n de Museos de Arte Sagrado, donde se conserven y puedan ser exhibidos en buenas condiciones? aquellos objetos l i t ú r g i c o s que se hallen en desuso o sean de uso infrecuente; que en todas las Universidades y Seminarios se i m p a r t a n l a s e n s e ñ a n z a s precisas par a ei conocimiento y c o n s e r v a c i ó n del tute sagrado d e l coñtineírte, las prerrogativas de Madrid son m á s M e cargas honoríficas- Ja inadecuada estructu. ra de la Administración Local, y, finalmente, como punto m á s importante, el, creeiHacia ei Madrid de 1900 mienti) demográfico de l a capital, que ya ra Madrid. E l alcalde de esta capital ha tra 1846 fue objeto de l a preocupada y alentazado un bosquejo del plan de obras que ha dora previsión del Jefe del Estado, aun cuande acometer su Ayuntamiento en el próximo do l a triste fisonomía de aquel Madrid no bienio 1970- 71. Lo ha trazado con su habitual abriera tales perspectivas a un juicio sin exsentido realista de los problemas y sus sotraordinaria perspicacia. luciones, frenando impaciencias, deshancanE l volumen económico de este plan bienal do triunfalismos y huyendo de la fácil merebasa los cinco m i l millones de pesetas, cigalomanía de quien ve en Madrid un espejo fra a primera vista desproporcionada para de España y, no digamos, una capital a ni- el presupuesto municipal, pero respecto de vel mundial. También ha cegado l a visión la cual hay que tener en cuenta que se trata profética de los que quieren en 1970 un Ma- de financiar con ella un plan extraordinario drid del año 2.000. Sencillamente, ha hablado y que l a urgencia con que se pretende reatextualmente de un plan del año 1900 Porlizarlo no significa que se financie íntegraque- -ha puntualizado- -el Madrid del año mente en unas pocas anualidades. E l 3000 es una empresa que por su propia magcuenta públicamente con la buena disposi. nitud sólo puede ser abordada por el Go- ción del ministro de Hacienda para hallar bierno. las fórmulas apropiadas. E l cuadro que lia pinfaa. i no es aiegre n i Estos cinco m i l millones de pesetas se discolorista; presenta Madrid como incómodo tribuyen en las siguientes cifras globales, de en una etapa na verdadera angustia y cuyos detalles, naturalmente, dispenso al lecreputa de deshonesto ver en esta situación tor: 1.979 millones para servicios y obras y la misma que aqueja a todas las grandes cacirculación y transportes; 1.600 millones papitales del mundo. Tres causas hay de esta ra Gereneia de Urbanismo; 257.6 S 0.00O para crisis: l a desproporción entre las necesidades saneamiento y limpieza; 265 millones para y les medios- -y a este respecto señala que educación; 128 millones para seguridad y Policía Municipal; 650 millones para abastos y mercados; 143. SOO. 000 para asistencia social. Después de estas inversiones, aparentemente fabulosas, ¿dónde habremos llegado? Según el propio señor Arias Navarro, al Madrid de 1900. Madrid no se va a transformar mágicamente y apenas será discreto el cam- bio que se observará en su fisonomía. L a principal inversión va a atender a los pasos a distinto nivel en las calles- -obra espectacular y de gran impacto externo- y también a los colectores, a los servicios sanitarios, a las galerías de servicios, a l a reorganización de la Policía Municipal... l o cual, de mucho menos brillo aunque de no menos eficacia. También se van a crear nuevos puestos escolares, cuyo fruto- -este sí- -recogerá el Madrid del año 2000. Si en los albores del último tercio del siglo X X hemos de plantearnos como signo renovador y de la máxima ambición posible crear las estructuras propias de los balbuceos de l a centuria, ¿qué ha pasado? E l a l calde ha querido expresamente eludir toda crítica en este planteamiento que podríamos considerar dramáticamente retrospectivo y, desde luego, paradójico, del futuro. El plan- -ha dicho- -se limita a promover, a transformar, a crear las instalaciones y estructuras que ya en aquella fecha debieron estar realizadas. Caminamos, pues, para hacer un Madrid moderno, contemporáneo, hacia el año 1900. ¿Quién puede asegurar si Madrid es m i niño viejo o un anciano nonnato? ¿O que ha crecido, como en una monstruosa gestación, sin condiciones de viabüidaii? L a respuesta l a tendremos los madrileños cuando dentro de dos años demos un safto a t r á s de setenta y sintamos, sin añoranzas de cíioSEGURIDAD de calidad (primeras tis n i vestigios de verbena, lo que habría s i do Madrid el a ñ o 1900. -José María JIMÉ, marcas) y SEGURIDAD de Servicio, N E Z AGUIRRE. en el Establecimiento especializado más importante, coa SECCIÓN DE EL PREMIO N 0 M DE BEMQSTMCIONES MADRID Y SU PORTE k TRES NORTEAMERICANOS Se trata de los profesores Del brueck, Hersey y Luria E s t o c o l m o 16. E l P r e m i o N o b e l 19 fí 3 de M e d i c i n a h a sido concedido hoy. conjuntamente, a los científicos norteamericanos profesores M a x Delbrueck. Alfred D. Hersey y Salvador E L u r i a E i p r e m i o h a sido concedido p o r sus descubrimientos relativos a los mecanism o s g e n é t i c o s de los v i r u s Delbrueck es profesor de Biología en el Instituto T e c n o l ó g i c o de California, en Pasadena. Hersey es director d e l Departamento de Investigaciones G e n é t i c a s d e l Instituto Carnegie de Washington, C o l d S p r i h g H a r b o u r L o n g Island, N u e v a Y o r k L u r i a es profesor de M i c r o b i o l o g í a jen e l Instituto de Tecnología de Mas sacmisetts, de Cambridge. -Efe- Reuter. ¿NECESITA LAVAPLATOS? HABLE CON A B E L A R D O D E L RIO
 // Cambio Nodo4-Sevilla