Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MC JUEVES 7 DE SEPTIEMBRE DE 1972. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA 45. El duque de Alba falleció ayer tarde en Houston (Texas) En compañía de su esposa se había trasladado a la ciudad norteamericana para ser tratado de leucemia EL JEFE DEL ESTADO, INFORMADO DEL TRISTE DESENLACE A BORDO DEL YATE AZOR Madrid. (De nuestra Redacción. Don Luis Martínez de Irujo y Artacoz, duque de Alba, falleció ayer en Houston (Texas) a consecuencia de una rápida dolencia, según se anunció por la noche en el Palacio de Liria. La muerte le sobrevino poco antes de las seis de la tarde (hora española) en el Center Pavillioo Hospital, donde se hallaba internada, a consecuencia, presumiblemente, de leucemia, para cuyo tratamiento se había trasladado a la ciudad norteamericana. En el momento del óbito se encontraba junto a él su. esposa, doña Cayetana de Alba, que le había acompañado en su viaje a los Estados Uñidos. El Jefe del Estado fue informado de la muerte del duque de Alba, según ha manifestado un miembro de su Casa Civil, a bordo del yate Azor que navegaba por aguas del Cantábrico. En nombre del embajador español en Washington, don Ángel Sagaz, acudió a expresar el pésame a la familia el secretario de la representación, conde de Casa Miranda. Altos diplomáticos españoles se han trasladado también a Houston. Los restos del duque de Alba serán trasladados hoy a Madrid, en vuelo directo, desde la ciudad norteamericana. Nieto Antúnez en el Mar Cantábrico y posteriormente como tripulante de lanchas rápidas. Era también licenciado en derecho. El duque de Alba, como sus antepasados, dio ejemplo del deber de mecenazgo y participación en las artes y las letras, que ha sabido cumplir la nobleza española a lo largo de los siglos. Persona de amplísima cultura y vocación erudita, dedicaba gran parte de su tiempo al estudio minucioso de la historia y del arte, sobre los que habia pronunciado numerosas conferencias en España y en el extranjero. Había efectuado trabajos de investigación en el archivo de la Casa de Alba, con el fin de publicar textos y documentos inéditos. Su prestigio intelectual determinó su elección para la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en junio de 1961. Su discurso de ingreso, un año más tarde, versó sobre La batalla de Muhlberff en las pinturas murales de Alba de Tormes Le contestó el catedrático Sánchez Cantón, a quien, en 1971, sucedería como director de la corporación. El duque ostentó la medalla número 7 (equivalente al sillón de otras Academias) que antes había pertenecido a don Gregorio Marañan, al anterior duque de Alba, a don Antonio Maura y a don Marcelino Menéndez y Pelayo. Era también correspondiente de la Academia de San Jorge de Barcelona, presidente de la Sociedad Española de Amigos del Arte, vicepresidente de la Asociación DOLOR EM SEVILLA Erudito y mecenas ejemplar Aunque fue conocida a primeras horas de la noche la noticia de la muerte de don Luis Martínez de Irujo, ha causado honó, a impresión en Sevilla, donde había continuado el tradicional arraigo que la Casa de Alba tiene en nuestra ciudad. Su matrimonio con doña Cayetana Fitz James Stuart, la entonces conocida popular y cariñosamente como Duquesita de Montoro en octubre de 194.7, todavía se recuerda en nuestra ciudad como uno de los acontecimientos más señalados en la vida social de aquellos años. Caballeroso y ejemplar, serio y callado en el trabajo, fue aspiración conseguida del extinto que sus obras en nuestra ciudad y provincia, así como en toda Andalucía, pasaran desapercibidas. No obstante, algunas de ellas tuvieron general reconocimiento, como la tarea social y humana llevada a cabo en las fincas que en nuestra provincia tienen las explotaciones agrarias de la Casa de Alba. de Amigos de los Castillos, vocal del Instituto de Estudios Madrileños, miembro de la Academia de Doctores del Distrito Universitario de Barcelona y vocal del Patronato del Museo del Prado; cargos todos ellos que avalan sobradamente su inquietud por las artes y las letras. El duque de Alba jamás eludió sus deberes políticos. En enero de este mismo año fue nombrado presidente del Instituto de España, cargo en el que sucedería al marqués de Lozoya. En razón de tal cargo, un mes más tarde prestaba juramento como consejero del Reino y procurador en Cortes. Era también miembro del Consejo Nacional de Educación. Empresario innovador En 1960 fue nombrado tesorero general de Caritas Española y en el ámbito financiero era consejero del Banco de España y de diversas sociedades. La vocación empresarial agrícola de don Luis Martínez de Irujo se remonta al año 1962; a medida que los contratos de arrendamiento de las fincas de la Casa de Alba fueron venciendo, él tomó a su cargo la dirección personal de las explotaciones, entró en contacto con los problemas y las gentes del campo, introdujo innovaciones y puso en marcha nuevas experiencias que lograron despertar el interés de los trabajadores en la marcha de las empresas y considerarse parte integrante de ellas. Sobre la poblemática del agro español declaró en cierta ocasión: Nuestro campo está precisado de capital y de un cambio de mentalidades en aquellos que dirigen las explotaciones agrícolas. ¿Reforma agraria? En ocasiones se identificó como demagogia y expolio. Si no responde a estos conceptos, sí; España precisa de una reforma agraria serena. Estaba en posesión de numerosas condecoraciones, entre ellas la Gran Cruz de Isabel la Católica, Gran Cruz de la Orden del Fénix, de Grecia; Cruz Roja del Mérito Militar y m, edalla de la Campaña. Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, etc. El duque de Alba era un hombre de gran personalidad, extraordinaria simpatía y enorme sencillez. Entre su bien ganado prestigio da virtudes quizo la máxima que le adornaba fuese su caballerosidad y su discreción. Su carácter ponderado, su rectitud de espíritu, el atractivo de su persona y su juventud dejan un recuerdo, imborrable, en España. SEMBLANZA DE OH CABALLERO ESPAÑOL Don Luis Martínez de Irujo y Artacoz, duque de Alba, había nacido en Madrid el 17 de noviembre de 1919. Iba, pues a cumplir cincuenta y tres años. Descendía de las más nobles familias de España. Su padre, el duque de Sotomayor, fue mayordomo de Su Majestad Don Alfonso XIII. El 12 de octubre de 1947 contrajo matrimonio en Sevilla con doña María del Rosario Cayetana Fitz James Stuart y Silva, XVII duquesa de Alba. Fruto de su matrimonio han sido cinco hijos: CarESPECIAL PARA REPARTO los. Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia. El duque fue jefe de la Casa 5 mini 0 de la Reina Doña Victoria Eugenia y albacea testamentaria al fallecimiento de Su Majestad. autorizado para circular por el centro Cursó estudios en el Instituto Cató ico de Artes e Industrias, donde obtuvo el título de ingeniero. Al estallar la Querrá ds Liberación contaba diecisiete años de edad, e ingresó voluntario en la Marina, Imagen, 6- A. Teléfono 222402. SEVILLA sirviendo a las órdenes del almirante Cardenal Albornoz, 95 HUELVA JOFER B
 // Cambio Nodo4-Sevilla