Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 1 DE O C T U B R E DE 1972. EDICIÓN OE ANDALUCÍA. PAGINA 23. El suceso de! Sector Sur DON J 0 SE HARÍA ROMERO GONZÁLEZ ERA DIRECTOR- GERENTA DE R Í A C E En esta empresa desaparecieron cuatro mil toneladas de aceite de oliva en Redondela Pontevedra 30. (De nuestro corresponsal. Don José María Romero González, de cincuenta y un años de edad, ingeniero industrial, con domicilio en Venezuela, 16, tercero D, en Vigo, que apareció muerto, junto con los cadáveres de su esposa y su hija, en su actual domicilio en Sevilla, calle Monzón núm. 62, 6. B era el director- gerente de R E A C E (Refinerías de Aceite del Norte de España) Como se recuerda, esta empresa protagonizó el asunto del aceite de Redondela R E A C E fue creada en 1956, y su primer presidente del consejo de administración fue el actual presidente del Celta de V i go, don Rodrigo Alonso. La empresa instaló una refinería de grasas animales, actividad que no le dio excesivos beneficios, por lo que se acordó una reconversión, para pasar a depositaría de aceites de la Comisaría de Abastecimientos y Transportes. Para este fin contaba con instalaciones almacenado ras en Guixar y Redondela (Pontevedra) Hacia principios del verano de 1972, el gobernador civil de Pontevedra ordena la repartición de cuatro m i l toneladas de aceite, que se encontraban en los depósitos de Redondela. E n ese momento, don Isidro Suáres Díaz Morís, consejero delegado de R E A C E ordena al señor Romero González, ingeniero de l a empresa, que se echara agua natural potable en los depósitos de aceite. Los depósitos son medidos desde l a base mediante un calibrador de presión. Ante tal extraña orden, don José María Romero da cuenta de la irregularidad al juez de Instrucción, quien ordena que pase la notificación a la Fiscalía de la Audiencia de Pontevedra. Se inicia una investigación y se comprueba que han desaparecido cuatro m i l toneladas de aceite de oliva de los depósitos de Redondela. El proceso que se inicia esta motivado por falsificación en documento público y malversación de bienes de la sociedad depositaría. Actualmente, se encuentran procesados un administrativo de R E A C E y un funcionario de l a CAT de la Delegación pontevedresa. Don Isidro Suárez consejero delegado de REACE y quien ordenó llenar los depósitos de agua, fue detenido en el mes de julio en Irún por arrojar divisas desde un tren en marcha y hasta hoy se encuentra en prisión. Don José María Romero González, que era conocido popularmente en l a ciudad de Vigo por el apodo de Chuminosky llevaba una vida social intensa en ciertos locales públicos. Según versiones fidedignas, las actuaciones judiciales en curso afectaron a don José María en su estado de ánimo, debiéndose a ello posiblemente el traslado dé su residencia a Sevilla hace escasamente un mes. -RIVAS, PISTOLA EN MANO, TRES INDIVIDUOS ASALTAN UN LOCAL DE LA CALLE MAJOÜEZ, DE MADRID Un arquitecto y un aparejador resultaron heridos, el primero qravísimamenfe, por los disparos de los desconocidos Madrid. (De nuestra Redacción. Tres jóvenes desconocidos, con pelo largo y atuendo deportivo como característica común, asaltaron ayer, pistola en mano, las oficinas que en Madrid posee la empresa Construcciones Laminarias, S. L. en el número 10 de la calle Máiquez. Tras amenazar a la secretaria, que les abrió la puerta, obligándola a retroceder, dispararon- -se supone que a bocajarro- -sobre el arquitecto director de la empresa, don Ricardo Urgoiti Gutiérrez, que resultó gravísimamente herido en la cabeza, así como, después, contra el maestro aparejador, don Pedro Fernández Rodríguez, quien recibió un disparo en el hombro cuando, como su jefe, acudía en ayuda de su subordinada, la señorita Ana María Rodríguez Ajuria Esnal. Sin que mediaran muchas palabras, los tres individuos emprendieron seguidamente la fuga en un coche de color verde, que fue reconocido por varios testigos como un Seat 124 o, posiblemente, un Seat 1.430. Los dos heridos fueron trasladados a las dependencias próximas al lugar de los hechos, de la Ciudad Sanitaria Francisco Franco, en cuyos servicios de urgencia se les prestó inmediata asistencia. Según nuestras noticias, el señor Fernández Rodríguez sufre herida de bala que le atraviesa el hombro, sin que su estado, afortunadamente, ofrezca serias preocupaciones. Por el contrario, el señor Urgoiti Gutiérrez, a quien alcanzó el disparo en el ojo izquierdo, alojándosele la bala en el cerebro, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, sin que los facultativos pudieran dar esperanza alguna ante la gravedad extrema de su estado. A última hora de la tarde de ayer, el herido seguía debatiéndose, inconsciente, entre la vida y la muerte en la sala de recuperación del citado centro sanitario. LOS HECHOS A TRAVÉS DE LOS TESTIGOS- -Vinieron ya a primera hora de la mañana... El encargado de la portería del moderno edificio, en cuyos bajos están instaladas las oficinas de la entidad asaltada, don Andrés Gómez Garrido, hombre de edad madura, se encontraba aún, a primera hora de la tarde de ayer, bajo los efectos del fuerte trauma que le habían producido tan lamentables hechos. Amable, trata de coordinar para el periodista el relato que, horas antes, había hecho para los inspectores de Policía que se han hecho cargo de las correspondientes diligencias. -Serían las ocho y cuarto, aproximadamente- -continúa diciéndonos el señor Gómez- tres jóvenes, de pelo largo, pero no los clásicos melenudos, sino correctamente vestidos, pararon en un coche frente al portal, cuyo cobre estaba yo limpiando. Bajaron del vehículo y me preguntaron por las oficinas de Construcciones Laminarias. Yo les indiqué dónde estaban, y me preguntaron si había algunien ya... Quizá se encuentre sn ellas don Ricardo, suele venir temprano... les contesté. No me respondieron nada y descendieron las escaleras. Al cabo de unos minutos volvieron a salir sin despedirse. Y o pensé que no haoría nadie trabajando aún en Laminarias. REGRESARON HORA Y MEDIA MAS TARDE íiora y media más tarde, aproximadamente a las nueve y media de la mañana... volvieron los tres desconocidos. Sin vacilar, directamente, se dirigieron a las oficinas de la constructora. Llamaron al timbre. L a señorita Ana María Rodríguez, que trabaja como secretaria, les abrió. Uno de los tres asaltantes, quizá el más joven y alto de los tres, amenazándola con una pistola de pequeño tamaño, que apoyó en el cuello de la joven, la obligó a retroceder hasta la pared del pequeño vestíbulo, mientras le conminaba: ¡Atrás! ¡Atrás! Fue en esos instantes cuando, quizá atraído por el ruido o por el grito, don Ricardo Urgoiti abrió la puerta de su despacho, dándose rápida cuenta de lo que sucedía, tomó por la mano a. la joven amenazada y la introdujo violentamente en su despachó, mientras le decie- -Usted aléjese de esta... Luego Ana María escucharía un disparo. También lo oyó el aparejador, señor Fernández, quien intentó asimismo salir de la dependencia que suele ocupar en las oficinas. -Lo primero que pude ver al abrir la puerta fue el cuerpo de don Ricardo tendido en el suelo y sangrando por la cara. 5 o s e a rs 1.972 t J (V Ujf JL Sj 1 PBMf -MEJOR PELÍCULA MEJOR DIRECTOR MEJOR ACTOR MEJOR GUIÓN 4 2. a SEMANA TRIUNFAL NATURALMENTE
 // Cambio Nodo4-Sevilla