Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AUC. MARTES 5 DE FEBRERO D E 1974. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAGINA IV. CINE JUAN D E ORDUÑA Juan de Ordufta- -fallecido en Madrid de un infarto de miocardio- -nació en la capital española en 1907. Desde muy joven sinlió la vocación artística: actor teatral, pronto destacó como figura del cine mudo español (193- 1930) en La casa de la Troya La Revoltosa y Boy esta última lo consagró como galán de una extraordinaria popularidad, Continuó como actor con el sonoro- Nobleza baturra (1936) L a gitanilla (1940) Flora y Mariana (1941) y después de varios cortometrajes debuta como director en 1943, con el largometraje Porque te vi llorar S u labor como director fue a partir de entonces muy intensa, hasta el punto de ser uno de los realizadores más prolíficos de la cinematografía española, en la que ha cultivado todos los temas. En su primera etapa destacan Ella, él y sus millones (1944) Deliciosamente tontos (1943) Tuvo la culpa Adán (1943) A mí la Legión y El frente de los suspiros (1942) En 1948, con Locura de amor alcanza un triunfo internacional e inicia una serie de films h i s t ó r i c os: Pequeneces (1950) La leona de Castilla (1951) Alba de América (1951) Agustina de Aragón (1950) E l último cuplé en 1957, señala otro éxito de enorme popularidad y de recaudación de taquillas para Juan de Ordufta, 352 dias consecutivos en el local de estreno de Madrid- -y al mismo tiempo otra etapa caracterizada en su larga y brillante carrera. Siguieron L a tirana (1958) Música de ayer (1959) y más tarde, films sobre temas de actualidad: Bochorno (1962) Abajo espera la muerte (1964) Jerry Land, cazador de espías (1965) y Anónima de asesinos (1965) En 1965 hace una nueva versión de Nobleza baturra y en 1966 dirige en Méjico la cinecomedia Despedida de casada De 1967 a 1969 rodó para TVE trece zarzuelas, que luego se han exhibido comercialmente. Sin ser un realizador genial, Orduña tiene un sello de decoro y profesionalidad en toda su vasta producción, un estilo directo y popular que ganaba inmediatamente a los públicos; fue un promotor de la industria del cine español en la que hizo de actor, productor y director. S u labor es también representativa del cine español, del que es, como ha dicho un critico, un compendio de veinte años. Inició una serie de géneros- -e l misional, el histórico, el de los cuplés que luego se explotaron hasta la saciedad, de lo que no puede achacársele á él la culpa. Como no puede negársele su dedicación sincera al cine, su convicción, su represéntate vidad. No se puede escribir la historia del cine español sin encabezar uno de sus capítulos más caracterizados con el nombre de Juan de Orduña. -A. C. ERA UN EXPERTO EN EL CRIMEN... PERO AQUEL NO ERA UN ASESINATO CORRIENTE Un film de aventuras y de espionaje bajo el signo de la ternura Pecados de otoño Julián Negulesc y Jeanne Moreau Coproducción franco- italiana. Titulo original, Chére Louise Guión de Jean- Loup Dabadie, sobre la novela de Jean Louis Curtís L Ephebe de Subiaco Director, Philippe de Broca. Principales intérpretes, Jeanne Moreau, Julián Negulesco, Didi Perego, Yves Robert, Pipo Starnazzo. Fotografía, color, Ricardo Aronovitch. Música, Georges Delerue. Sala de estreno, Lloréns. La pasión de una mujer otoñal por un joven casi adolescente. Un tema amoroso que ha sido tratado por escritores de todos los niveles y en diferentes claves, y del que autores como Colette han hecho obras maestras. En la historia que nos cuenta Philippe de Broca se trata de Louise, una mujer divorciada, cuarentona, de agradable presencia, fina, sensible, profesora en un liceo de Annecy, que. encuentra en la calle, casualmente, a un joven emigrado italiano, Luigi, que lo ayuda, que lo lleva a su casa y con el que vive un breve y absurdo idilio. Hay mucho de solicitud maternal en la pasión de la otoñal profesora por el joven y vital Luigi, y una sensación melancólica, de algo que ha nacido ya marchito, en toda la sentimental historia. Philippe de Broca nos la cuenta de forma algo convencional, sin garra, abundando en banalidades, en tono recortado, sin la plena dimensión dramáticamente humana que inevitablemente ha de alcanzar una relación de este tipo. Esto resulta curioso en un director como De Broca, que representó dentro de la nouvelle vague la fantasía y el humor, y que en sus relatos de acción, de persecución, que es uno de sus temas favoritos, ha dejado excelentes muestras como Cartouche (1962) El hombre de Río (1964 J, Las tribulaciones de un chino en China (1965) todas ellas con JeanPaul Belmondo, uno de sus actores predu lectós al que acaba asimismo de dirigir en otra ingeniosa historia, Le magnifique Y que también en los temas eróticos- Les jeuz de l amour (1960) y L amant de cinq jours (1961) ha sabido mostrarse vigoroso, nervio que le. falta en Chere Louise en la que se ha dejado llevar por lo sentimenialoide. Su película, sin embargo, se ve con agrado, incluso con simpatía, en mérito a dos cosas, la interpretación y el marco de la historia. En la interpretación hay que señalar la desenvoltura, la espontaneidad y la simpatía natural del joven Julián Negulesco (Luigi) y en cuanto c la gran Jeanne Moreau, es un auténtico placer verla, porque Jeanne da personalidad y trascendencia a cualquier papel; parece como si transmitiera a todo lo que le rodea su talento, su encanto, su feminidad, su sensibilidad; cualquier gesto suyo tiene una poderosa atracción: En cuanto al marco, la bella Annecy, recostada en el lago, sucede aquí algo parecido a lo que hizo Enrico Maria Saierno con Anónimo veneciano es decir, convertid Autorizada para mayores de 18 años El sepelio DOS MÁXIMAS FIGURAS DEL CINE INTERNACIONAL EN UN FILM FUERA DE SERIE Madrid. 4. A primeras horas de esta tarde se celebró el sepelio del director y actor cinematográfico Juan de Orduña, fallecido ayer en el Hospital Central e la Cruz Roja de un infarto de miocardio. Los restos mortales del que fuera famoso director de cine en las décadas de los años cuarenta y cincuenta fueron inhumados en el cementerio de Nuestra Señora de la Almudena. Presidieron el sepelio el director general de Cinematografía, don Rogelio Diez; el director general de Radiodifusión y Televisión, don Juan J o s é Rosón; el subdirector general de Radiodifusión y Televisión, don Luis Ezcurra, y el director de programas de Televisión, don Narciso Ibáñez Serrador. A l acto asistieron los familiares del finado v numerosos commfleros y amigos del desaparecido director. -Cifra. HOY ESTRENO DE EXCEPCIÓN EN
 // Cambio Nodo4-Sevilla