Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 18 DE NOVIEMBRE DE 1975. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAGINA Gloria Merino, galardoi goez- Cabas. -Refrafos i a. -Obras recientes de Pérez iles de Huguet P r e f e l composiciones que tes marginales del ren infinitudes. Así colores, integrados vo y aglutinante. no se aferran a los límicuadro, sino que sugiese conjugan también ios en un denso espacio, v i- Agoilere. TMPibyjarifes de Córdoba. -Óleos de RodríObras de Pedro Simón La obra de Gloria Merino ha obtenido un alto galardón en el certamen de otoño: el premio que sigue en jerarquía a la medalla de honor, declarada desierta este a ñ o Gloria Merino tiene m á s que acreditada su condición de artista culta, inteligente, capacitada y sensible. Gloria no sigue tendencias determinadas, modos ni modas. Aprovecha, eso sí, los hallazgos técnicos de oíros pintores, y busca directamente en la naturaleza, que es la mejor maestra, pero ha de ser dominada, supeditada, a fa voluntad estética del artista. Lo que me lleva a la realización de un cuadro- -ha dicho Ja pintora- -puede ser cualquier cosa: una puerta, un pájaro, unas tierras, cuya idea pasa a convertirse en un problema de composición, forma y color que ha de ser resuelto en síntesis, diciendo el máximo con el mínimo de elementos. Considera Gloria Merino que la obra concebida sólo para la comprensión y el goce del propio artista no tiene razón de ser en cuanto a las gentes que se sitúan en torno a los creadores de arte. Cree necesario realizar una pintura transmisible, sencilla, abierta, capaz de producir emociones, orientada a sensibilizar y enriquecer el espíritu del contemplador. L a obra magistral de Gloria Merino cumple estos objetivos. Con su exposición de la Galería Melchor, ligue! Pérez Aguilera da nuevo testimonio de capacidad productora, a través de una obra copiosa, sólidamente medulada y justamente modulada. Pérez Aguilera se desenvuelve a sus anchas en el área de la abstracción, para crear firmes estructuras plásticas, potenciadas por las opulencias de una paleta rica, limpia, jugosa y deslumbrante; para levantar vibrantes arquitecturas en las que ei equilibrio compositivo, animado siempre por armoniosos ritmos, se auna y complementa con un sugeridor cromatismo. Antonio Manuel Campoy, en su Diccionario crítico del arte español contemporáneo escribe de Pérez Aguilera Se diría que el pintor nos invita a imaginar desde su cuadro, y es precisamente en esta posibilidad de trascender la nueva pintura d o n d e habría que vera la esencia de ella: su lirismo, hiriente a veces, siempre cálido, casi pánida... A veces se creería que estamos frente a la espontaneidad m á s gratuita, que el pintor se deja arrastrar por la pura dinámica del color, pero no es así: todo obedece aquí a unas leyes rigurosas. Estamos ante una obra meditada, fruto de anteriores situaciones, camino- -se diría- -de su manifestación total, rehumanizada. En efecto, ¡os cuadros de Pérez Aguilera, ventanas abiertas a mundos insospechados, no son en ningún caso producios de improvisaciones. En cada concreción, las emociones vitales de intuición sensible se someten a u ¡rt cauce de orden, dimanante de un pensüswento tan sosegado como lúcido. Así se enjugan las termas dinámicas, fluyentes, en Dentro del ciclo del dibujo español, l a Caja dü Ahorros Provincial San Fernando presenta actualmente la exposición Dibujantes de Córdoba que es un interesante despliegue de tendencias, procedimientos, técnicas, estilos y modos de expresión, bajo el denominador común de lo realizado pulcramente, con dominio del oficio. La diversidad de filiaciones, la variedad de propósitos repr sentaiivos o interpretativos y las distintas maneras de manifestar conceptos, son claves del atractivo y de la trascendencia de la muestra, índice elocuente de la heterogeneidad del arte actual. Por otra parte, hemos de recordar que el dibujo tiene un valor inapreciable como exteriorización inmediata e íntima de la personalidad, que posee una profunda dimensión analítica y que evidencia con m á s precisión que la pintura el conocimiento de la forma y la medida de la fuerza creadora. Aguilera Amate, Miguel Ángel Ángulo, Jos é María Báez, J o s é María Córdoba, Miguel del Moral, García Parodi, Román Jurado, Ángel López Obrero, Juan Molina Rodríguez, Antonio Ojeda, Rafael Ortí, Rita Rutkowski, Esperanza Sánchez, Sara Vivancos y Francisco Zueras son los artistas representados. Pérez Aguilera: Nana de la cebolla Tras un voluntarlo y prolongado eclipse del firmamento artístico hispalense, Juan Rodríguez- Cabas reaparece con renovadas ilusiones, horizontes m á s amplios y un bagaje conceptual y formal que proclama la plenitud de una madurez fecunda. Las salas acogedoras de la flamante Galería Amplitud se engalanan con las obras de este pintor sevillano, formado básicamente en las aulas y en los talleres de la Escuela Superior de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, quien cultivó con preferencia y fortuna el paisaje, en su etapa anterior, y ahora Rodríguez- Cabas: Burro cacharrero toledano J J J JJM J MJU ha ampliado su temática, ai par que ha enriquecido su lenguaje plástico, directo, limpio, opulento y preciso, en pro del logro de unas calidades esencialmente pictóricas, ennoblecedoras del amable decorativismo de sus óleos. El maestro Alfonso Grosso ha p s fo n catálogo de la muestra un prólogo tan cordial como justo, en el que define con f r o el quehacer de Rodríguez- Cabás. Como bien dice don Alfonso, todos estos cuadros, tas figuras y los paisajes, están compuestos con sabiduría y con arte, y responden a lo que Rodríguez- Cabás soñaba, ser un gran pintor Y añade: Los amantes del arte de la pintura están de enhorabuena y no tienen que temer el descifrar ningún jeroglífico para admirar estos cuadros.
 // Cambio Nodo4-Sevilla