Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA EMPRESA COMO OBJETIVO PRIORITARIO La política económica española acaba de cubrir un nuevo cíelo de su evolución. Otras efemérides, no hace mucho tiempo, también cerraron y abrieron los libros de la historia. El recién estrenado capítulo ha empezado a escribirse con más esperanzas que recelos, porque la realidad del cambio ya no puede discutirse. Es la irreversibilidad de una sociedad anhelante de decisiones y participaciones nuevas. -Toda controversia es inútil y es preciso, aliora, que no sea estéril la crítica que afronta el problema económico de nuestro tiempo Ni la madures puede permitirse el lujo de ser ingenua, ni la impaciencia puede monopolizar su protagonismo. Ambos peligros agravarían una situación agudizada, años atrás, por la posición decadente de nuestro símbolo monetario y la tendencia irresponsable de una prematura economía del ocio. La empresa es una tarea de todos: de los expertos y de los intrépidos, de los teóricos y de los pragmáticos, del mundo del capital y del mundo del trabajo. En el amplio panorama de la realidad española, la empresa económica ocupa un lugar de atención preferente y habrá que cuidar con el mayor esmero el tratamiento que se aplique á su recuperación definitiva. En este punto, los programas políticos deben aspirar a soluciones inmediatas y coincidentes, evitando la dispersión que proviene de las teorizaciones ideológicas- -explicables en. una coyuntura electoral- -y perjudiciales a la hora de los remedios urgentes, Porque la quebrantada empresa del país exige algunas, condiciones no sujetas a polémica- -autoridad, orden laboral, productividad creciente- -y otras que han de elaborarse ya sin tensión de partidismos y con la debida confrontación de pareceres y principios- -límites del capitalismo social, de la libertad contractual, de la justificación del beneficio, etc. huyendo a un tiempo del abuso. de las oligarquías como de las demagogias. De las exigencias apuntadas, dos son fundamentales, para la funcionalidad inmediata de la empresa: el recobro de la autoridad y la rentabilidad como clave de aspiraciones económicas y sociales. No cabe discutir que la jerarqulzación de la autoridad- -autocrática o delegada- -es lo más significativo de la empresa en cuanto puede ser condicionada per otras fuerzas concurrentes internas y, por otra parte, debe coordinar los recursos materiales y humanos hasta asegurar unos niveles mínimos de rentabilidad. Aunque el estatuto jurídico de la empresa no tolera ta abdicación del mando, la fórmula de varticipación o de consulta respecto de otros grupos supone unos limites convencionales o legales de cooperación, que permiten tomar conciencia de que la empresa es una tarea colectiva proyectada a un último fin económico que es el beneficio, factor inexcusable, por otro lado, de equidad social. Insistir en tan elementales criterios ha de admitirse sin rechazar las sutilezas y matices que sean imprescindibles para una inmediata planificación de la economía de la empresa. Modesto CASAL ABC DE LA EMPRESA Tribuna libre DEBE SER TAREA DEL EMPRESARIO- DIRECTIVO ADELANTARSE AL FUTURO- IMAGINÁNDOLO- PARA EVITAR Y LAMENTAR PROBLEMAS En los vértices de las empresas se sigue actuando con fórmulas del pasado y no se acepta el reto del cambio Es urgente que tomemos conciencia del grave problema que es la falta de formación en la tarea de dirección Nos ha tocado la responsabilidad de asistir- c o m o autores- -ai nacimiento de una nueva sociedad y de una nueva forma de hacer las cosas en el ámbito empresarial Recojo con satisfacción el ofrecimiento hecho en las páginas de esta nueva sección dedicada a las empresas- -íio soy empresario- -para contribuir a la comprensión de la urgente necesidad del nuevo hacer empresarial del que básicamente depende el futuro andaluz. Al margen de lo político y económico que entorna y presiona a las empresas, unas veces amenazándolas y otras ofreciéndoles oportunidades, de cuyo entorno parece que está claro que no son responsables, porque no pueden controlar, no parece ya tan clara su falta de culpabilidad respecto al éxito o fracaso desde la óptica específicamente social. Nos ha tocado la gran responsabilidad de asistir- -como autores- -al lucimiento de una nueva sociedad, y sin desviarnos de la cuestión, de una nueva forma de hacer las cosas en las empresas, obligados en parte por la exigencia de los tiempos y porque los factores empleados hasta ahora son ya insuficientes para aplicarlos en la solución de los problemas de las empresas de hoy Apreciamos cambios en los patrimonios económicos, modernización de los medios, expansión física, de actuación comercial, etcétera, y todo ello a simple vista, sin mucho esfuerzo de observación. Somos testigos de las evoluciones de ia tradicional pirámide empresarial; es la base quien más protagonismo de cambio experimenta, también los mandos intermedios, aunque menos espectacularmente, mas el vértice... ¿observamos, percibimos, a simple vista, sin mucho esfuerzo, su cambio, su progreso, su actitud frente a los problemas de las empresas? Es cada vez más frecuente la manifestación de algunos empresarios y directivos que, conscientes o inconscientes, justifican ante la opinión pública las irregularidades de su actividad con problemas surgidos en el seno de la empresa, ajenos a la dirección de la empresa O bien podemos apreciar cómo para la captación de un puesto de dirección reducen el esquema de aptitud a una titulación académica- -técnica industrial- -las más de las veces y una experiencia comercial más o menos aceptable. -Obviamente, el vértice de la empresa es quien menos ha evolucionado, sigue acidando con fórmulas del pasado, -quien menos acepta el reto del Gambio. Debe ser tarea del empresario- directivo y del directivo adelantarse al f u t u r o- -imaginándolo- -para evitar y lamentar problemas; debe exigir el empresario al directivo ser capaz de la conducción humana del grupo, capaz de identificar el entorno, entre otras cosas, además de la experiencia y la especialidad. Es urgente que tomemos conciencia del grave problema que es la falta de formación en la tarea de dirección- -que no es formación en técnicas económicas y empresariales- -y establecer una acción adecuada, para evitar que las acciones paralelas, políticas y económicas, resulten infrautilizadas o infructuosas por defecto del equipo humano de cabeza que ha de conducirlas. José Luis R E Y VARGAS SEGURIDAD SOCIAL Con la receta de su Médico Oculista, en Óptica Gamaza le entregan las gaías en menos de dos horas y preparan todos los documentos p ra la prestación. I NO SE CONFUNDA, AHORRARA DINERO! ÓPTICA GAMAZA. -San Eloy, 23. Teléfono 218493. SERVICIO GAFAS GRADUADAS OSUNA (Sevilla) CURSO DE VERANO A PARTIR DEL DÍA 5 DE JULIO Internado CUEVAS BÁSICA- B U P- C O U SELECTIVIDAD Disponemos también de Residencia Femenina, instalaciones deportivas y piscina información e inscripción: Calle CALVO SOTELO s n. Teléfono 810953