Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 23 DE JULIO DE 1977. P A G 4 CORTES ANÉCDOTAS DE UNA SESIÓN HISTÓRICA La solemne sesión de apertura de las Cortes ha tenido sus notas y sus anécdotas. La primera es el marco nuevo, sin uniformes, chaqués ni condecoraciones. También el ambiente de animación que antes de comenzar el acto reinaba entre los parlamentarios y en el exterior del palacio de la Carrera de San Jerónimo. PARA LOS AMANTES DEL CRONOMETRO- -El cómputo de algunos tiempos de la sesión de ayer. Desde las once de la mañana estaban buen número de diputados y senadores en las Cortes. A las once y media llegaron los principales líderes políticos, como Felipe González, Santiago Carrillo, Marcelino Camacho y Dolores Ibarruri. A esa hora ya estaban llenas las tribunas del público. Poco después comenzaron a llegar miembros del Gobierno; el primero Ignacio Camuñas, después el teniente general Gutiérrez Mellado y Rodolfo Martín Villa. A las doce menos cuarto estaba completo el hemiciclo. A las doce en punto llegaban los Reyes a la puerta del palacio de las Cortes. Tras el recibimiento, Sus Majestades penetraron, a las doce y cinco, en el salón de sesiones. Los parlamentarios tributaron a los Reyes un aplauso de medio minuto al entrar en el hemiciclo. A las doce y nueve minutos el Rey comenzó su parlamento. E l mensaje de la Corona duró exactamente dieciséis minutos y fue seguido de una nueva ovación de los parlamentarios, que se prolongó por casi un minuto. E l acto terminó a las doce y veinticinco de la mañana. Hay que destacar que los mieipbros del PSOE esperaron a que Felipe GonzáNO ESTUVIERON TODOS. -Ya que, lez comenzara a aplaudir. Entonces alguaunque había algunos parlamentarios en nos secundaron sus aplausos, mientras sillas y algunos sentados en las escaleras, otros se mantuvieron de pie sin aplaudir. había escaños vacíos en la última fila. SEGURIDAD Y MANIFESTACIONES. En caso de que hubieran estado todos Desde primeras horas de la mañana, nufaltarían veintitrés escaños para acomo- merosas personas comenzaron a estaciodar a la totalidad de los parlamentarios, narse en los alrededores del palacio de aun teniendo en cuenta que quince- -los las Cortes, sin poder acercarse, pues lo tres presidentes y miembros de las Me- impedía un fuerte dispositivo policial, sisas- -no ocupan escaños al situarse en tuado allí en previsión de dos manifestaciones que se habían anunciado para la presidencia. aquella mañana, una de homosexuales, EL ETERNO DISCREPANTE- -A la de- en demanda de la abolición de la ley UNIFORME DE CAPITÁN GENERAL. -recha de la presidencia, en los escaños de Peligrosidad Social, y otra de familiaformaban el banco azul se res de presos sociales. Don Juan Carlos vestía uniforme azul de que antesMesa del Congreso, como más sentó la lias fuerzas de la Policía Armada imgala de Capitán General del Ejército de arriba indicamos. De este modo, el viceTierra, con el Toisón de Oro. Doña Sofía, presidente primero de esta Cámara, Jesús pidieron que se formasen grupos en las inmediaciones del palacio y requisaron con un vestido de seda beige, falda a meEsperabé dia pierna, lucía un collar de perlas y pante de de Arteaga, el eterno discre- varias pancartas. Al parecer, varias perlas Cortes orgánicas, ocupó eü sonas fueron retenidas por agentes del broche de brillantes. escaño que antes había correspondido al orden que vigilaban los accesos del palaCarrero y, además, a Carlos DIME COMO VISTES... -La mayoría almirante actual presidente del Gobierno, cio de la Carrera de San Jerónimo. de los parlamentarios siguieron el pro- Arias y al pasado Por otra parte, un grupo de cien jóvetocolo, vistiendo de oscuro- -azul o Adolfo Suárez. Esperabé ha ocupar así gris- aunque uno de los representantes de contestatario oficial ahemiciclo, los nes socialistas que se habían reunido aMí destacados escaños del ya derecho de lucía chaqueta verde. Pocos prescindieron más el pasado día 14 presidió, el Congreso fuerona dispersados. Pedían ely gritaban: voto los dieoiocho años de la corbata, concretamente Xirinachs, que durante un par de horas. No al pacto social Nicolás Redondo, Letamendia y Solé TuA la una y media de la tarde, fuerzas ra, éste con cuello cisne. Juan de Dios LOS INVITADOS. -Lleno en las tribu- especiales del orden procedieron a desRamírez Heredia, diputado gitano por Barcelona, sí llevaba corbata en esta oca- nas, con presencia de miembros de la Fa- alojar la calle Fernán Flor, donde está milia Real en la de honor, donde se senta- situada la salida accesoria de las Corsión, pero destacaba en el hemiciclo por ron las hermanas su chaqueta blanca. Todas las mujeres Pilar, duquesa de del Rey, infantas doña tes. Badajoz, y doña Marusaban faldas, hasta la diputado comu- garita, con sus esposos, y los primos del SALUDAR AL REY -A las doce y cinnista Pilar Brabo, que esta vez renunció Rey, duques de Calabria y de Cádiz. Bn co, un hombre, de unos cincuenta y seis a los pantalones vaqueros. otra tribuna, y junto a las damas, toma- años, vestido de falangista, cruzó el coirron asiento las esposas del presidente del dón de seguridad. Llevaba un paquete deEn cuanto a los uniformes, sólo se vio Gobierno, del de las Cortes, señora de Es- bajo del brazo. Cuando, le preguntaron que en los escaños el del vicepresidente para la Defensa, Manuel Gutiérrez Mellado peraba y señora de Fernández Miranda. dónde iba, dijo que quería saludar al Rey -de teniente general, de diario- que fue Desde la tribuna diplomática asistieron Este mismo individuo, en el momento el primer ministro que ocupó, sin equi- al acto el nuncio de Su Santidad, monvocarse, su asiento en el banco azul señor Dadaglio, decano del cuerpo diplo- en el que llegó Dolores Ibarruri hizo el mático acreditado en Madrid; el embaja- saludo fascista y gritó: ¡Muérete! Si EN EL ESTRADO. -El Rey Don Juan dor de los Estados Unidos, los embajado- hubieras t e n i d o vergüenza no habrías Carlos ocupó el sitial junto a la Reina, res de Francia e Italia, así como otros re- vuelto a España. Doña Sofía. A la izquierda de la Reina se presentantes del cuerpo diplomático. Cabe EL DESAPARECIDO. -Sí, al final hubo encontraban los presidente del Congreso destacar entre los asistentes la presencia un desaparecido. Concretamente el líder y del Senado. A la derecha del Rey ocu- de Carmen Diez de Rivera- -en la tribuna socialista Felipe González. Después de paron su sitio el presidente de las Cortes abandonar los Reyes el palacio de las Cory el letrado mayor de la Cámara. Detrás tes, los líderes políticos permanecieron de Sus Majestades se situaron los miemdurante un buen rato en los pasillos de bros de la Casa del Rey. Y detrás los las Cortes intercambiando opiniones y a injieres del Palacio de las Cortes, con traje I SE ALQUILA APARTAMENTO disposición de los informadores, con la de gala. En la parte inferior del estrado excepción de Felipe González, que desS Primera linea Playa, Urbanización apareció a los pocos instantes de finalipresidencial se sentaron las Mesas integ Vístahermosa. Teléfono 864937. zar el acto de apertura. rinas del Congreso y del Senado. B Puerto de Santa María (Resumen de agencias. En el centro del hemiciclo tomaban no- ta del desarrollo de la sesión tres taquígrafos y dos estenotipistas. ASI SE COLOCARON. -En el hemiciclo, en la primera fila, se sentó el Gobierno en pleno, en su banco azul presidido por Adolfo Suárez. En la segunda fila, primer banco, el secretario general del PSOE, Felipe González. Los parlamentarios se instalaron más o menos como lo han venido haciendo en días anteriores: Alianza Popular en los asientos altos de la derecha, UCD en los escaños del centro y derecha baja del hemiciclo, el PSOE en los escaños bajos de la izquierda, el PCE también a la izquierda, más arriba, y los catalanes y los vascos en ios escaños más altos. de prensa- que fue jefe del gabinete técnico del presidente del Gobierno Asimismo, hay que señalar que las mujeres representaban la mayoría absoluta del público congregado en las tribunas. En las dos reservadas a la prensa se sentaron bastantes invitados, lo que hizo que gran número de periodistas en misión informativa tuvieran que seguir el acto de pie. APLAUSOS. -En el momento de la entrada del Rey se hizo un gran silencio en el salón y a continuación todos los senadores y diputados se pusieron en pie. Algunos de ellos, los parlamentarios de UCD y Alianza Popular, comenzaron a aplaudir. E l resto de los parlamentarios, puestos en pie, respetuosamente, esperó a que terminara la ovación. Cuando el Rey finalizó la lectura de su discurso, los parlamentarios volvieron a levantarse y comenzaron a aplaudir de nuevo. Aplaudieron los miembros de UCD, Alianza Popular y el Partido Comunista. En la televisión pudo verse claramente a Dolores Ibarruri, puesta en pie, aplaudir. También la secundaron Rafael Alberti y Santiago Carrillo.