Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIAJE POR LOS CAMINOS DEL A G U A Por tfEDRO DE LORENZO TRAUCO DE BEAS He rehecho el camino. He traído, a la izquierda, la sierra de Cuatro Villas; en Bujaraiza estoy a las frescas del pantano: el Tranco inmenso que, entre las sierras de Cazorla y Segura, mete quinientos millones de metros cúbicos. Largo poema, en silva, 1626, inspira a Francisco de Quevedo; en la estrofa séptima: Baja recién nacido Guadalquivir, y llega tan cansado, que le ve encanecido en su niñez el prado, con la espuma que hace y con la nieve, por duros cerros resbalando leve. EL POETA, EN BAEZA Contempla Antonio Machado un agua entre vergeles. No corre el poeta los otros pasos del Guadalquivir; no se va al mar, con el río florido de su niñez. E l corazón del poeta, en Baeza, se siente- -no fugitivo- -asido a su dolor que le ennoblece y anima unas tierras- -yermos, vegas- -dialogadas: Soria de montes azules y de yermos de violeta, ¡cuántas veces te he soñado en esta florida vega por donde se va, entre naranjos de oro, Guadalquivir a la marl (Continuará) En las proximidades de Baeza el Guadalquivir es cuchillo que corta las piedras. Por Menjíbar reposa y serpentea entre meandros.
 // Cambio Nodo4-Sevilla