Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Uno de le aspectos más legítimos, por la autenticidad de su conexión al pueblo, es el humor que refleja de algún modo la adversidad. La escasez de recursos, por ejemplo. En ocasiones, como ha señalado un especialista indiscutible, el humor más sutil ha provenido de) sector más oprimido, que se ha valido de él para hacer más soportable sus preocupaciones y hasta sus penalidades. La gente que sufre o ha sufrido suele tener un mayor talento para reírse de sí misma y de lo que le rodea. En este caso, el humor es como un antídoto. Lo notable es que esta reacción no se exterioriza con la acritud del sarcasmo, ni siquiera con la ironía hiriente, sino con la marchosa elegancia de tomar a broma lo que es fundamentalmente dramático. El hambre, por ejemplo: Maresita mía, no sé por qué cosa cuando paso por junto al Pasaje se me abre la boca. (61 Pasaje, sin duda alguna, era el de Oriente, en calle Alba reda. El restaurante de mejor cocina, según cuentan, que hubo en Se- viíla. DONBflSIÜO. StNiflNílíJio FESTIVO POPULAR loTEpTfif; ¡Poaae H O M B R E L O ocjPRetin A L G U N O L E HÍ P F P E f A R H IK. rKO l 0 í ¿E LUCIA EL EL S 3 4 7 I I II P O Q O E M W l B P E 1 Salió Don Basilio por vez primera a la calle el 1 de octu 1 bre del 1 S 30, de no consta qué talleres. Lo que si se sabe es que fue acogido muy poco amistosamente por Garda Rufino, desde las columnas de El Noticiero Sevillano. Bramaba que la recién aparecida revista se aprovechaba de la vieja fama de Dan Cecilio, utilizando una cabecera de tan parecida eufonía. Debió pesarle también que entre sus redactores y colaboradores se encontrase el dibujante que ííeñó tantas páginas del semanado desaparecido ocho años antes. Ni contigo ni sin ti mis penas tienen remedio, porque no tienes un cuarto ni yo tampoco lo tengo. En Perecito, 1888 i a u as Dibujo de Francisco Ramón de Cilla en una portada de Sevilla cómica. CSMa, cacéreno, nacido en 1856, fue uno de los dibujantes de humor mas famosos de la España de su tiempo. Establecido en Madrid, donde prodigó sus dibujos, vino a Sevilla en 1888, donde fundó con Femando Romero d i c h a ra vista. y -Hay, ven acá que te va a pegar pulgas de Juan Laffita en LA BETICA, 1913 Voto a Dios que me espanta esta tristeza y que diera un soneto por rtecilla, porque, ¿a quién, vive mosi, no nace cosquilla este atroz boquerismo, esta pobreza? ¡Por Jesucristo vivo! Ni una pieza de a dos cuartos se encuentra, ¿y no es mancilla que para hallar dineros en Sevilla hay que buscar la firma de su Alteza? Apostaré que el prestamista experto por hacerme sufrir hoy ha dejado él oficio que ejerce eternamente. Esto oyó un utrerano y dijo: Es cierto cuanto dice voacé, seor tronado, y el que tenga dinero que reviente. Y luego incontinente abrió la boca, dio una cabezada, miró al bolsillo, inútil, no habla nada. Perecito. 2- 1- 8 8 51 11 8 Leoncio Lasso de la Vega. Ay que denteras pasa uno! Debieran estar prohibidos estos cubiertos al aire Ubre.
 // Cambio Nodo4-Sevilla