Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 29 DÉ FEBRERO DE 1980. PAG. 18 REFERENDUM EN SEVILLA Distrito VI: Un censo plagado de fallos RAFAEL ESCUREDO: PASE LO QUE PASE, EL 29 SERA UN DÍA DE FIESTA PARA TODOS LOS ANDALUCES El presidente de la Junta votó mucho después de lo previsto, al no aparecer en las listas Luis UruñueJa: A pesar de los resultados, el triunfo moral del pueblo andaluz está garantizado Nubes amenazantes, desapariciones súbitas resurrecciones y un sinfín pequeños incidentes, si de tales pueden calificarse, salpicaron la jornada autonómica en el Distrito VI de Sevilla, pródigo en personalidades. Anécdotas las hubo, e incluso algún que otro altercado, a causa del censo, al que se dirigieron todo tipo de bendiciones o sea, despropósitos. La pequeña censada Mientras que su padre, el presidente de la Junta de Andalucía, había desaparecido como por arte de magia del censo, la joven Patricia Escuredo, de seis años de edad, figuraba inscrita en el mismo como mujer de treinta y seis años y, por lo tanto, con derecho a voto El error se descubrió durante las múltiples gestiones que tuvo que realizar su padre para poder introducir su papeleta en las urnas, ya que Rafael Escuredo había sido dado de baja en las listas. (Foto Archivo A B C. nun de fallos técnicos que más de una persona definió como piciazos LAS URNAS, ¡QUE NO LLEGAN! -Dificultades tampoco escasearon en el mercado de abastos de Marqués de Pickman y en la Escuela Normal de Magisterio. Eni el primero- -donde las amas de casa alternaban la papeleta con Ja cesta de la compra- el censo no llegó hasta las nueve y media de 3 a mañana a causa de un error. En 3 a segunda, a las nueve y media, tuvieron que salir en busca de las urnas, que no llegaban. Allí, una señora de óchente y dos años, imposibilitada, contaba su historia con los ojos nublados por las lágrimas. Había acudido a votar por ella y por su hermana, para que Andalucía no perdiera dos votos Sin embargo, sólo pudo votar por ella y todo, a causa de las normas En el colegio electoral instalado en el Tribunal Tutelar de Menores acudió a depositar su voto Antonio Mairena. El pueblo andaluz -dijo el maestro- -merece la autonomía, porque ya está bien de tantas vejaciones y de tanto subdesarrollo Poco antes, en la misma mesa electoral, en cuya lista figuraba una señora con ciento dos años, un hombre que pasaba de los setenta había excia- mado: A ver si me dejan en paz hasta dentro, de cien años refiriéndose a los comicios y referendums. Sim embargo, depositó tranquilamente su papeleta. Faltaría más. Y problemas también surgieron en los anexos de la Normal, en una de cuyas mesas fue impugnada la votación por Coalición Democrática, por considerar que habían votado personas no inscritas en el censo. Y es que el censo fue el caballo de batalla de la jornada autonómica. A quien no importaban ni listas ni requisitos fue a na dama cpfe, sin documento de iideriitiiáad, se empeñaba en votar. Yo soy yo repetía la señora. Cuestión de identiidad, que se dice. No obstante, tuvo que ir a buscar el carné para poder vota ¡r. P. ANDRÉS E L MODERADO OPTIMISMO D E L ALCALDE. -Al igual que en jomadas anteriores, y a pesar de lo desapacible de! a mañana, no faltaron los madrugadores, entre ellos Pepe Luis Vázquez y el alcalde de Sevilla, Luis Uruñuela. Serían las nueve y media de la mañana cuando el Éamoso ex matador de toros acudid, acampanado de su esposa y dos de sus hijos, al colegio electoral que le correspondía. Media hora después lo haría en una mesa instalada en el centro de enseñanza PoxtaCoeli el alcalde, Luis Uruñuela. Esperanza y un moderado optimismo no faltaban al joveni alcalde sevillano, que calificó de difícil y dificultoso el referéndum de autonomía andaluza. Tras puntualizar los enormes obstáculos que se han puesto al toiranfo de la consulta, y a pesar de los resultados, el triunfo moral del pueblo andaluz- -d i ría el alcalde- -ya está garantizado y, junto a él, el triunfo político. Ha sido na lucha de la razón y del corazón E L CASO ESCUREDO Y MUCHOS MAS. -A medida que transcurría la jornada crecían en los distintos colegios electorales tos problemas por culpa del censo. Y si no que, se lo pregunten al presidente de la Junta de Andalucía, Rafael Escuredo, cuya votación, en el colegio electoral instalado en la Jefatura Provinicial de Sanidad, sufrió un aceide ¡ntal retraso, a causa de que no aparecía en la lista correspondiente. Hora y medía después de lo previsto, Rafael Escu- redo pudo ejercer su derecho al voto, al comprobarse que había sido dado de baja en el censo, fallo que se pudo subsanar tras numerosas gestiones. Andalucía es el único sitio- -exclamaría el presidente de la Junta- -donde los muertos votan y los vivos tienen dificultades para hacerlo. Esto es una muestra de cómo está el censo y quisiera saber qué va a pasar con los miles de andaluces que no disponen de hora y media para encontrarse en las listas, ni los van a ayudar en la búsqueda diez personas. El referéndum ha sido duro para todos, pero su dureza no ha consistido, en el esfuerzo empeñado, sino en las dificultades que se nos han puesto para ganarlo. Tengo confianza en los andaluces y mañana, pase lo que pase- -concluiría- -será un día de fiesta para todos los andaluces En esos momentos, una señora de unos setenta y pico años- -que acaba de escuchar sus palabras- -se debate entre una lluvia de informadores y reporteros gráficos con el fin de estrechar la mano del presidente de la Junta, lo que consigue tras no pocos esfuerzos. El caso Escurado se repetiría en no pocos colegios electorales del Distrito V I Jóvenes con derecho al voto no figuran en las listas y, claro está, protestan. Tampoco aparecen en el censo personas que anteriormente habían votado en las mismas mesas electorales y, por el contrario, se multiplica el número de fallecidos, pero resucitados Un maremág- CDr disconforme Un pequeño altercado tuvo lugar en una de las mesas electorales instaladas en un anexo de la Normal, en la calle Beatriz de Suabia. Coalición Democrática impugnó ta votación por considerar que ésta no respondía a ios requisitos legales. El incidente no pasó de una discusión, en la que salieron a relucir desde intereses de partidos h a s t a el ma! estado del censo. (Foto Ángel Doblado.
 // Cambio Nodo4-Sevilla