Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CIAISEO MANUEL CARRIEDO Y EL NOMBRE DE LA CALLE SAN JACINTO A N T i EGU O por Abel INFANZÓN De a 1931, la calle San Jacinto llevó el nombre de un influyente concejal trianero: Manuel Carriedo Pérez, de origen montañés. Restituido paradójicamente el nombre tradicional por el Ayuntamiento republicano de 1931, muchos trianeros desconocen quién fue Carriedo, tema que plantea un lector. Don Ángel Vela Nieto se dirige a Casco Antiguo para plantear un tema que quizá pueda ser de los que, con la colaboración de los lectores al cabo de unas semanas resultan cofccttvainente esclarecidos. Me siento animado- -nos dice- -a inquirir de usted o de sus vastos lectores datos sobre un personaje de la Triana de las Rrimeras décadas de este siglo, que habiendo disfrutado en vida de una calle con su nombre durante los años 1911- 1931 es escasamente conocido por los trianeros de generaciones posteriores. Me refiero al que fue ilustrísimo señor don Manuel Carriedo Pérez, en cuyo honor se rotuló la principal vía de mi querido barrio. (El lector se refiere a la calle San Jacinto) Sabemos- -añade el señor Vela- -que Carriedo se ocupó en negocios de cementos, y que fue dueño de un tejar en la calle Procurador numero 26, transformado en Colegio Nacional durante la República (grupo José María Izquierdo y que viviendo en la casa numero 46 de su calle, bajo los famosos soportales, falleció pocos años antes de nuestra guerra civ 0. Mis preguntas- -añade nuestro comunicante- -son las siguientes: ¿Cuál fue la talla humana real de este trianero de origen montañés? ¿Influyeron sus ideas políticas en su decadencia y desaparición? (Es sabida la pugna que mantuvo con los Mensaque y otros comerciantes sobre la rotulación de la calle... ¿Cómo fue que se restituyera el tradicional nombre de San Jacinto en una época en la que caían de las esquinas cantidad de nombres religiosos? ¿Tuvo don Manuel Car r i e d o descendencia? El profesor Morales Padrón tíos avisa de la desaparición de su apellido de las guías sevillanas Hasta aquí, las preguntas de este lector, abiertas a la colaboración que los lectores quieran ofrecer a su propuesta de investigación colectiva. Por nuestra parte, hemos leído en Santiago Montoto lo que artes y que trasladada desdé sigue: En 22 de diciembre de los campos de San Lázaro al 1911 a la calle de San Jacinto barrio de Triana, motivó la se le puso el rótulo de Ma- construcción del primitivo nuel Carriedo, por el concejal convento de San Jacinto, en de este nombre, de notoria in- el mismo solar en que desfluencia política por aquellas pués, ya en el siglo XVIII, se calendas, en el populoso arra- levantó el que hoy conocemos, bal de Triana. Los vecinos de reportando así a dicho bamo la calle se alzaron del acuer- tan inestimable beneficíí do municipal y recurrieron a Hasta aquí es cuanto hemos la Superioridad con el opor- podido hallar sobre la solicituno recurso, que no llegó a tud del lector. Solicitud que prosperar. En dicho recurso queda abierta a las aportaciose decía. El nombre de San nes de los seguidores de la Jacinto, suprimido hoy de la página, entre los que estamos calle en cuestión, no evocaba seguros hay trianeros y monsolamente, aunque ya s e r í a tañeses que podrán aportar bastante, él recuerdo de aquel más datos biográficos de Mahijo del hábito de Santo Do- nuel Carriedo. Y entiza el temingo de Guzmán, que evan- niente de alcalde delegado de gelizó la Europa y parte de Estadística, señor Fernández Asia, que obró milagros por- Floranes, inspirador de un tentos No, ese rótulo evo- centro de estudios sobre escaba el recuerdo de la funda- tos temas, pueda y quiera fación del ilustre padre Balta- cilitar a los seguidores de sar de Brun y D veira, aquel Casco Antiguo fotocooiadel que en los comienzos del si- expediente rotulador de la caglo XVII fomentaba la cultu- lle, donde a buen seguro puera pública estableciendo aque- den encontrarse los hechos de lla escuela donde se enseñaba 1811 y de T 931 que solicita gramática y se cursaban las nuestro lector. 11 ABC 2 enero 1982