Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CASCO MANUEL CARRIEDO, UN TRIANERO DE LA MONTAÑA (I) V por A través de diversas comunicaciones de los lectores, explicamos en Casco Antiguo la curiosa historia de la dedicación de la calle San Jacinto, durante unos años, al Ilustre trianero don Manuel Carriedo, rotulación suprimida en 1931, en cuya supresión no estuvieron ausentes los conflictos de intereses entre las distintas fábricas de cerámica del barrio, una de las cuales pertenecía a Carriedo. Ahora, el abogado don Luis Guerrero Brun nos ofrece un completo apante biográfico de don Manuel Carriedo, según los datos que les ha facilitado la propia familia del que en términos ya arcaizantes podríamos calificar de patricio trianero Si le ha sido difícil encontrar Carriedos- -nos dice el señor Guerrero- -en la actualidad, no es porque no existan, sino por la razón de que al carecer don Manuel Carriedo Pérez de descendientes masculinos, que te sobrevivieran con descendencia a su vez, este apellido se encuentra en segundo lugar de los que lo llevan. En efecto, don Manuel Carriedo Pérez contrajo matrimonio el 12 de Junio de 1895 con doña Blanca Herrera Ortiz, de conocida familia de Sevilla y Triana, y muy en relación con el Cachorro; bás- tenos recordar que sus hermanos don Daniel y don Armando Herrera fueron hermanos mayores de esta cofradía. Del referido matrimonio Carriedo nacieron cinco hijos, Blanca, María del Carmen, Reyes, Rosa y Pedro, estos dos últimos fallecidos a t e m p r a n a edad. Doña Blanca casó con don Joaquín Fernández Martínez. Doña María del Carmen contrajo matrimonio con don Carlos Elllot Berna! Doña Reyes casó con don Luis Bolaños Moreno. Esta es la familia Carriedo en la actualidad; son F e r n á n d e z Carriedo, Elliot Carriedo y Bolaños Carriedo Don Manuel Carriedo Pérez- -añade, nuestro comunicante -era montañés, natural de Villa Carriedo, provincia de Santander, Llegó a Sevilla y se domicilió en cabe Betis numero 26. Instaló una fábrica de losetas de cemento para solerías y después un tejar y fábrica de cerámica al final de la avenida de Coria. La mayoría de las balaustradas de la Plaza de España proceden de esta fábrica. En el antiguo Hotel Triana, que fue de su propiedad, instaló una fábrica de saneamientos, con patente italiana, que fueron los primeros que se fabricaron en nuestra reglón. Cuando contrajo ma- trimonio trasladó su domicilio a Pureza número 7, y algo más tarde a San Jacinto, 46, hoy 18, esquina a caUe Alfarería, donde vivió toda su vida Desde que llegó a Sevilla, Carriedo se consideró un auténtico hijo de esta tierra, luchando y trabajando sin descanso por Triana, mi Triana como él acostumbraba a decir, interesándose por los necesitados, cuyas necesidades antepuso siempre a sus intereses particulares, porque su economía llegó a resentirse grandemente, al querer atender a todo el que llegaba a su puerta, dando puestos de trabajo, aumentos, medicinas o viviendas, en un barrio en el que todas las necesidades eran conocidas. Se distinguió de forma extraordinaria en lajs célebres riadas del burlo; tan pronto como se aproximaban las aguas, c o g í a personalmente una embarcación y corría en socorro de los damnificados sin distinción de clase, para llevarles aumentos, ropa de abrigo y el pan diario T queden aquí por hoy estas, notas biográficas sobre un trianero ejemplar, procedente como tantos otros de la Montaña, que mañana habremos de concluir con la historia del conflicto de Carriedo con los Mensaque. 23 ABC 11 mayo 1982
 // Cambio Nodo4-Sevilla