Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDITADO PRENSA SOCIEDAD D POR ANÓNIMA R I D ESPAÑOLA, FUNDADO ABC EN 1905 POR DON TORCUATO REDACCIÓN, ADMINIS- TRACIÓN Y TALLERES: CARDENAL ILUNDAIN, 9 S E V I L L A DE TENA LUCA A B C es independiente en su línea de pensamiento, y no acepte necesariamente como soyas las Ideas vertidas en los articules armados mera vez en el Nürenberg- Stadium en el año 1937, como un héroe de leyenda, sin menos, y ¿por qué no? dolor histórico tamperfiles humanos, entre miles de estandarbién. tes y banderas, antorchas gigantescas y Toda aquella osadía, toda aquella ilucolumnas de luz que se perdían en el cielo. sión, toda aquella realidad de un poder alto Dos años más tarde sostuve con el homy ambicioso que yo dejaba, al marcharme, bre una larga y sosegada conversación en situado a mi espalda, no fue muy pronto la Cancillería, donde fue cortés e incluso más que ruina y desolación. Sólo fue un cordial. Luego lo encontré siete veces más, algunas en circunstancias difíciles, comprotiempo una inmensa escombrera, donde el metidas, incómodas y aun arriesgadas; hambre exploraba en aquel breve camino pero desde el punto de vista humano berlinés que separaba la Cancillería del puedo afirmar que de todos esos encuenhotel en que yo me albergaba. Nada queda La verdad es que todo instante en esta tros y conversaciones que con él mantuve, en pie y también cayó en el polvo y la mivida lo vivimos, lo hemos vivido, por última en la última era para mí un ser tan distante, seria aquel sueño de poder de un pueblo vez. Por eso el recuerdo es con frecuencia, tan desconocido y extraño como lo fue en grande y de un hombre extraño, iluminado, o acaso siempre, una elegía. Pero admite la primera, a diferencia de lo que me ocuparanoico, que no he sabido recordar sepagrados, y hay un grado extremo en que la rrió con Mussolini, de las que pronto surgió rado de aquel Berlín donde le conocí. Por brutalidad del tiempo se hace más patente: incluso una amistad, como acreditan algueso, cuando agencias de Prensa y emisoEs cuando a la presumible- -o solamente nas de sus cartas autógrafas escritas en ras de radio me pidieron, con tanta cortesía posible- -repetición de un instante, de una las horas más dramáticas. como apresuramiento, una opinión sobre él contemplación, de una vivencia, se le Las ideas ytosplanes de Hitler rayaban, al cumplirse medio siglo de su llegada al opone el veto absoluto de la imposibilidad, en ocasiones, en lo genial para caer pronto Poder- -el 30 de enero de 1933- -no quise porque aquello ha muerto o está destruido. en la mayor monstruosidad. darla porque seriamente no debía, no podía ¿Un monumento más de los que las En un viejo libro que publiqué en el año improvisar rápidamente unas palabras tópiguerras devoran? Esto sería poco. Otros 1946, a raíz de la derrota de sus ejércitos, cas, y más porque tal vez sea yo uno de monumentos, otras ciudades de mayor siglos muy contados supervivientes entre los yo escribí sobre aquel hombre una imprenificación espiritual, o de mayor mérito arsión, un juicio, que aún me parecen tener que le conocieron personalmente y trataron tístico, han perecido también en nuestros cierta vigencia: tenía una conciencia relicon él graves problemas, no sólo en Esdías. Pero aquello- -la nueva y hermosa gioso- trágica de su misión. Parecía sentirse paña sino también en buena parte de EuCancillería de Berlín- -no era sólo eso, allí, fundido al mismo destino y el ser de Aleropa y América. en aquel ensanche de Berlín- -centro momania. Se creía el enviado de su propio No quisiera, tampoco ahora, salir del numentalizado de la capital del III Reich- -pueblo: un mesías, un destinado, que aceppaso co cualquier manifestación que tuestaban, parecían estar presuntas todas las taba su destino y al que servía fanáticaviera poco que ver con su realidad, que mente por encima del bien y del mal. grandes obras emprendidas y realizadas sigue estudiada por psicoanalistas, psiquiapor aquel régimen; dejemos para luego al tras y profesores de psicología social, que hombre. no le alcanzaron en vida y, como caso raro, Desde allí podían imaginarse ya los intratan de conocerlo a través de sus estuSin tener espacio ya para recordar ahora mensos edificios, las grandes autopistas, dios. Hace tiempo que leí un libro donde se su trayectoria política- -por otra parte bien los aeródromos, las fábricas, los stasostenía que Hitler, más que el creador fue conocida- -desde 1921 con su triunfo condiums y campos de ceremonias y, sobre una criatura de sus tiempos a quien le llegó tra los comunistas en la cervecería de Mutodo, el despliegue de aquel gran esfuerzo nich; su fracaso del- putsch de 1923, su el eco de la tradición autodestructiva, egopara crear un estilo monumental, un estilo encarcelamiento, donde escribe el Mein céntrica, de los grandes pensadores y esde piedra que fuese como el espejo de un Kampf su decisión en 1925 de tomar la critores alemanes- -por grandes que fuegran sueño político cuyo designio- -aunque vía de la democracia que le conduce ya a ran- -de los siglos XIX y XX: Werfel, luego resultara otra cosa, y se diga lo que un triunfo importante en las elecciones de Thomas Mann, Freud, Jung, Jaspers y se quiera de aquel hombre- no era la 1930, y en 1932, con 230 escaños, se conKafka. destrucción, sino la producción a través de vierte su partido en la primera fuerza del Personalmente y a distancia lo vi por prilos siglos. Y puede ser dudoso que Hitler país. En 1933 consigue el 48 por 100 de- -una de las últimas encarnaciones del los votos, y el mariscal Hindenburg le ensueño de la Europa unida- -fuera quien la trega la Cancillería por la fuerza de las cirhaya destruido. Lo que es más probable es cunstancias, aunque sin la menor simpatía, ya que en privado le llama siempre eT tíque él no pensara nunca en tal destrucción. A LOS COLABORADORES tere Que soñó y creyó obrar de un modo cuyo ESPONTÁNEOS reflejo más patente era aquella arquitectura Es, por consiguiente, el único dictador de ABC recuerda a los colabora- -ante todo grande, sólida, en materiales la Historia que llega al poder por medio de dores espontáneos que, sintiéndolo definitivos- -a cuyo fomento dedicó tanta unas elecciones. A la muerte del mariscal mucho, le es materialmente impode su propia acción personal; orgullo temeHindenburg acumuló la presidencia de sible devolver los originales literarario si se quiere, orgullo e imprudencia Reich y de la Cancillería con el título del rios o gráficos no solicitados y Reich- führer. grande de planear para siglos, y aun para milenios, con los materiales inestables de Todos los errores y horrores que siguiemantener correspondencia o coron al hecho quizá más trascendente del este mundo y de la política. Pero ese orgumunicación sobre ellos, excepción siglo XX, son universalmente conocidos. llo incluía una obra cuyo abatimiento matehecha de los trabajos publicados. rial ha de producir dolor, artístico cuando N mi ú l t i m o viaje a Berlín, hace ya muchos años, antes de volverle la espalda para regresar a mi hotel, y poco después a España, volví a mirar aquella mole fría, pero armoniosa, grande y con belleza, de la nueva Cancillería. Seguramente me despedí entonces de aquel lugar sin ninguna emoción. Pero aún no sabía que no mucho después, al intentar evocar aquel momento, me vena obligado a comenzar con estas palabras: aquella fue la última vez. E RECUERDO DE BERLÍN CON LA CANCILLERÍA DE HITLER Ramón SERRANO SUÑER ABC 9 febrero 1983
 // Cambio Nodo4-Sevilla