Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 8 DE FEBRERO DE 1983. PAG. 8 PRENSA ESPAÑOLA, ABC EDITORIALES S. A. RESPONSABILIDAD ANTE ETA L a movilización ciudadana contra el terrorismo de E T A tan manifiesta en las expresiones públicas del lunes, es necesaria condición para una respuesta eficaz contra la violencia en que el grave fenómeno se sitúa, a medias entre el gansterismo mafioso y el radicalismo nacionalista que pugna por la independencia de esa parte de España. Pero con ser necesaria esa movilización ciudadana, resulta insuficiente. Hace falta como condición final una movilización política situada en su nivel institucional especifico, que es el de las instituciones autonómicas, y en el concreto plano de la fuerza política que dispone de la mayoría dentro de ellas. Se dijo en el pasado que E T A era la cabeza de lanza contra la dictadura. Debe ser ahora el P r I V la cabeza de lanza contra el terrorismo vasco. L o exige la libertad de los españoles y lo demanda la unidad de España. No bastan en un sentido las declaraciones de condena de las actuaciones terroristas. E n otro sentido, no bastan tampoco protestas del portavoz parlamentario del P N V contra la supuesta disposición capitalizadora de las condiciones generadas por E T A Tampoco son suficientes los niveles de aceptación y defensa de la unidad nacional española expresados por los más altos representantes del nacionalismo vasco. L o expresado en estas líneas por el señor Arzállus, durante la pasada campaña electoral, en un programa de T V E aparte de no despejar lo necesario tan borrosa posición peneuvista aquello tuvo, por la circunstancia electoral en que se produjo, mucho de compromiso relativo y devaluable. Resulta imposible entender la declaración del señor Garaicoechea en la que anuncia que el Gobierno vasco pedirá a E T A una tregua para volver a montar la llamada mesa de la paz E l mismo lendakari que parece experimentar un cierto sentimiento de plenitud institucional cuando recibe en Ajuria Enea saludos protocolarios de los embajadores (cosa que debiera merecer más cumplida atención del palacio de Santa Cruz) insiste en vías de solución para el problema terrorista que carecen de precedentes en el mundo. Con el terrorismo nadie negocia. Por eso nos alarma en parecida medida que el Gobierno socialista accediera a ello, admitiéndolo aunque sólo fuera a título de hipótesis de trabajo. Cuando desde el poder político, sea el central o sea el regional, se concede al terrorismo la condición de interlocutor, se le están concediendo otras cosas. Cuando se negocia con el terrorismo de E T A se es. tá admitiendo de modo implícito que algo, importante siempre, se le va a conceder en el desenlace de la negociación y de trato. Si con el terrorismo se trata desde la política, se le concede la política con dición de la que carece. No justifica esa supuesta mesa para la paz la propia posibilidad de que sea una paz la que se logre que está fuera de la integridad y contra la unidad de España. Las? güedades del radicalismo nacionalista son la condición suficiente para la subsistencia de E T A 1 Stviino, 61 Madrid (di Presidente- Editor: Guillermo Lucn de Tena Director General: Ju: w Manuel GnruiMez- Ubcfki A B C D E SEVILLA Director: Nicolñs Jesús Sahis REDACCIÓN. ADMINISTRACIÓN Y TALLERES: CARDENAL tLUNDAIN, 9 (13) TELEFONO 616200 TELEX núm. 72300. APARTADO 49 Velizquez, 12 (1) Tino. 223524 SEVILLA Suscripción y anuncios: EN ESTE NUMERO j ORDEN PUBLICO I Garaicoechea propone u n a tregua i para negociar la pacificación del País Vasco. Pablo Castellanos afirj ma que no se debe negociar con I ETA, sino aplicarle el Código Penal i (3 y 6) j ADMINISTRACIÓN Las ventanillas de la Seguridad Sois cial abrirán por la tarde (7) i INTERNACIONAL ¡i Sitaron considerado culpable de las i matanzas en los campos palestinos j de Beirut, por la comisión de inves ligación israelí. E l general Dlitni no I preparaba un golpe de Estado en Marruecos (10) ESPAÑA EN EL MUNDO La situación de Ceuta y Melilla tratada por parlamentarios árabes (9) ANDALUCÍA Huelva: Flan de emergencia para I los pueblos en alerta roja. Castille 1 ja de la Cuesta: El Pleno municipal ji rechaza unas acusaciones del grupo I comunista (12- 15) LA CIUDAD I E l jardín de la Caridad seguirá sienj do zona verde. Ordenada la demoli ción de edificios en ruina en la plaza de los M a r t e l e s Según FAJECODE, el sector de la construcción no se ha recuperado. Y a se j conoce el itinerario para el vía; crucis cuaresmal de las cofradías I (21- 26) j DEPORTES Hoy, jornada de Liga en Primera DiI visión: E l Betis recibe en casa al ¡j Salamanca, y el Sevilla viaja a Val ¡lencia. Impresiones viajeras. Fútbol i modesto: Crónicas, resultados y claj sificaciones. Ayer comenzó la Ruta j del Sol de ciclismo (3541) OTRAS SECCIONES í Tribuna de A B C (8) Laborales (17) Patronales (18) Agrarias f 18) La Bolsa (19- 20) Económicas (20) Debates A B C (27- 28) Hoy hace 50 años (29) ¿Por qué? (29) Cartas al director (29- 30) Tiempo (31) Tribunales (32) Universidad (33) L i bros (34) Ateneo (42) Puerto (42) Televisión (43) Enseñanza (44) Religión (44) Sociedad (44) Necrológicas (44) Arte y artistas (44) Juego (44) Cartelera de espectáculos (45- 46) Anuncias generales y por palabras (47- 54) Cupón pro ciegos (47) Teléfonos de urgencia (48) j Ajedrez (49) Crucigrama (50) Farmacias de guardia (51) Cándido I (52) Esquelas (54) ESPAÑA SE DISTANCIA DE LA OTAN Fernando Moran, ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno socialista, ha elegido de un modo significativamente intencionado la reapertura de los trabajos de la Conferencia sobre la Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE) para dibujar, con riqueza de detalles, su concepción del papel que España, país anfitrión y a la par país miembro de la Alianza Atlántica, piensa jugar de aquí en adelante durante esta etapa final del gran episodio abierto, hace casi ocho años, con la firma del acta final de Helsinki. E l punto de partida de esta nueva concepción del papel de España en la Conferencia hay que situarlo en la oferta realizada por el ministro de Asuntos E x teriores para aportar nuestra dedicación y nuestro esfuerzo en buscar un terreno de entendimiento entre las posiciones, hoy en día contrapuestas, con objeto de que la Conferencia de Madrid pueda clausurarse con un documento de terminación sustancioso. España se ofrece como mediador entre el grupo de países occidentales y el bloque de países socialistas, incorporando así sus buenos oficios a los que veníai- prodigando los países neutrales y no alineados con carácter casi exclusivo. Hasta ahora, la posición de España en la C S C E se incluía dentro del grupo de países occidentales que, después de ajustar en sesiones privadas sus variados criterios, operaban en las sesiones plenarias y en la redacción de enmiendas y propuestas como un frente unido, y esta postura es la que parece destinada a cambiar, según el anancio realizado por Fernando Moran, en virtud del cual España operará de aquí en adelante buscando un terreno de entendimiento entre opiniones contrapuestas Como está claro que las opiniones contrapuestas Son por un lado las de los países occidentales, unidos en la Alianza Atlántica, y por otro las de los países socialistas vinculados en el Pacto de Varsovia, no cabe duda que España para ocupar sus nuevas posiciones en el tablero de la C S C E tendrá que abandonar su emplazamiento diplomático actual, entre los occidentales, para deslizarse con agilidad hacia el espacio intermedio, donde neutrales y no alineados tratan de conciliar los contrarios Para reaiizar su diplomática cabriola, Fernando Moran comienza por retirar el apoyo que en los últimos días del pasado Gobierno la delegación española prestó a las enmiendas presentadas por los países occidentales en bloque a ciertos puntos del proyecto de documento final RM- 39- -en total, quince enmiendas- liberándose de aquella herencia que, también resulta justo decir, tuvo mucho de cadeau empoisonne de Pérez Llorca a Moran, y aunque anunció en su rueda de prensa que España seguirá participando en las reuniones preparatorias que a n t e s de cada sesión celebran con puntualidad institucionalizada los países occidentales, ya ha anunciado también que esta presencia española se cumplirá dentro de un marco crítico, guardando la integridad de nuestra autonomía, que nunca quedará supeditada al denominador común que impone por su propia existencia a todo sus miembros la fidelidad a una afianza. Y en este punto es donde parece lndi Pasa a la pdg. 9 I
 // Cambio Nodo4-Sevilla