Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PASEO wm ¡LA mEmwM mis ojos... jLusero gloria... yema de S a n Leandro! (De Los borrachos 1899. J U A N I L L O -E s o s joyitos e la cara me hasen a mí la grasia e Dios. S O L E D A D -P o a mi no me gustan. J U A N I L L O- ¿N o? Po misté, c o n d o s cachitos e mis labios se puen tapa. (Op. cit. -P o r ver pronto los ojos de tu cara soy yo hombre que se viene hasiendo equilibrios por los alambres der telégrafo. (De E l c h i q u i llo 1899. -S o y a tu vera m á s feli que un p á j a r o suerto. (Op. cit. ¡Q u é b a r b a r i d á! P e r o ¡esa criatura se c a r z a r á en una tienda de juguetes! (De El traje de luces 1899. -L o que se p e r d i ó su mario de usté ar dejarla viuda (Op. cit. -N i ñ a m í r e m e usté, o vi a rompe en una arferesía. jQue tiene usté unos ojos arsedentes de c u p o! (Op. cit. -D i o s guarde a usté, pimpoyo. (Op. cit. -M í a l a q u é bonita. S e le p u é resá un Padrenuestro. (De El patio 1900. -P i s a usté y nasen flores. ¡Lo que me gusta usté, reina de mayo! (Op. cit. -M i s t é tengo capiya. tengo arta, tengo flores; hasta velas tengo. N o me tarta m á s q u e la imagen. -P o eso. un escurtó. -S i viviera er de la Virgen de la E s p e ranza y la copiara a usté... -N o querría. ¿Q u e no! ¿P e r o usté se ha f í g u r a o q u e era siego? (Op. cit. Para no hacerla fatigosa, hagamos un p a r é n t e s i s en esta relación, aunque, t r a t á n dose de citas teatrales, lo que debemos hacer es un entreacto, para recoger un romancillo popular, que corría por aquellos a ñ o s en pliegos de cordel y en el que. c o n bastante menos gracejo que los a u t é n t i c o s piropos expuestos, plantea la c u e s t i ó n de que el requiebro puede no ser siempre sincero. Era el andaluz más feo que vino al mundo en Sevilla, muy pecoso de viruelas, chiquitín, corto de vista y c o n cerdosos bigotes c o n unas tremendas guias; pero era un hombre gracioso, enamorado y de chispa, que en viendo al lado unas faldas se convertía en almíbar. Plantado un día en la calle (su o c u p a c i ó n favorita) no dejaba pasar moza fuese fea o fuese linda a la que no dirigiese un piropo, una sonrisa, o, si se terciaba el caso, un convite a unas cañitas. De pronto nuestro andaluz vio que volvía la esquina, dirigiéndose hacia el. una dama distinguida, a juzgar por su indumento, por su tipo y bizarría, pero que, viéndola cerca, su cara era una desdicha. Sin embargo, el sevillano. HE por Julio Martínez Velasco 26 c o m o nunca distinguía para lanzar chicoleos de feas ni de bonitas, e n c a r á n d o s e a nuestra hembra dijo, tragando saliva; -Vaya c o n Dios la m u j é más graciosa y más bonita q ha movió lo pinrele por las calles de Seviya. Volvióse la dama a ver al autor de esta salida y al contemplar a nuestro h é r o e más negro que una morcilla, c o n más hoyos en la cara que agujeros una criba, y c o n aquellos bigotes, le c o n t e s t ó la aludida: -Perdone usté, amigo, que la verdad no me permita decir de usted otro tanto. A lo cual él. en seguida contestó: -P u e s mienta usté c o m o miento yo. arma mía. -M a n d e n a este viejo las rositas de Jericó. ¡Ay, q u é veinte añitos que me están haciendo falta! (Op. cit. -G r a c i o s a t ú terrón de sal. (Op. cit. -E s de nacimiento. Mi madre me c o n taba q u e ya le d e c í a flores al ama de cria. (Op. cit. ¿Q u é hacia usté ahí detrás? -Verle a usté los pelitos del cogote. ¡Ave M a r í a q u é entretenimiento! -C o m o que zon preziozos. (Op. cit. -Capuyito, capuyito, que te vas gorviendo rosa; ya te va yegando er tiempo de desirte arguna cosa. (De Las flores 1901. C O N S U E L O- -U s t é sabrá que en este guerto las flores son caras. G A B R I E L- -A r revés CONSUELO- ¿Cómo? G A B R I E L -Q u e las caras son flores. (Op. cit. -M á s bonita que la Virgen der Vaye. (Op. c i t) ABC 9 febrero 1983 Del citado e n t r e m é s L o s piropos estrenado en 1902 y que ya sabemos que está escrito recopilando los recogidos por Díaz Martin de la calle, o sea. c o n acreditada autenticidad, seleccionamos una d o c e n a c o m o ramo de flores verbales. -N i ñ a no le canto a usté una saeta porque ya ha pasao Semana Santa. (A una rubia) ¡Valiente pelo! ¡Er so le va a p e d í una hebra! ¿Le sirvo a usté pa peine, serrana? ¿Q u i é n la carsa a usté, un fabricante e dedales? ¿Es usté la m a m á de esta niña, señora? -Z z e ñ ó ¿Por q u é? -P o r q u e se p á r e s e er c a p u y o a la rosa (A una n i ñ e r a) -A r m a m í a si mi niñera hubiea sio c o m o usté no sargo yo de la infancia ni a tres tirones. ¡V a y a n c o n Oio los ojos asules recortaos de aya arriba! ¡O l e las narises grasiosas! ¡Eso no e una narí, eso e un suspiro! (Continuara 1 15
 // Cambio Nodo4-Sevilla