Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SOBRE EL LINAJE DE L O S MONSALVE ANTIGUO por A b e l INFANZÓN J En nuestras notas que espaciad amente h e m o s ido publicando sobre la historia de la Gasa de los Monsalve, ahora sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía (ver A B C, 26 abril 1963) señalamos, según la comunicación del señor Myro, que el edificio sirvió de residencia temporal al viajero romántico Richard Ford. Pero snelen servir estas cuestiones, como es ya casi norma en la pagina, para aportar nuera taz sobre los temas. Así, ahora nos escribe desde Madrid el especialista en genealogía sevillana don losé Miguel Lodo de M a y o r a l g o de quien recordarán su contribución sobre el marqués de Torrenneva (ver A B C 21 abril) E l señor Lodo de o Mayoralgo nos ha observa- do alguna inexactitud en los datos, por lo que nos o ofrece los siguientes: S Aunque l o s Monsalre el que recuperaron el de su varonía y se llamaron Tous de Monsalve. Este señor fne tenido en su tiempo como h i j o del Rey Juan IT, lo que él nunca reconoció por conservar la honra de su madre como decían los cronistas, añadiendo éstos oue Isabel la Católica lo tuvo por hermano. Lo cierto es que el mencionado monarca le dio el heredamiento de la Huerta del Rey. Su descendiente, don Alonso Antonio Tous de Monsalve fue c r e a d o en 1691 conde de Benagiar. Fue padre de don Alonso José, también conde de Benagiar, casado con doña Elvira Jalón y EsouiveL marquesa de Valdeosera, de quien tuvo, entre otros hijos, a don Diego, que sucedió a sus padres y a don Lope, primer marqués de Tous desde 1711, -on sucesión hasta la actualidad. Don Diego, conde de Benagiar y marqués de Valdeosera, fue padre de don Alonso, auien también ostentó dichos títulos, siendo, además, teniente de hermano mayor de la Real Maestranza de Caballería, y este de don Diego Tous de Monsalve y Clarebout, conde y marqués de los referidos títulos, casado en 1754 con doña María Luisa Fernández de Velasco y Herrera, marquesa de Caitojar. Como los hijos varones de este matrimonio fallecieron niños en vida de sus padres, sucedió a éstos su hija mayor, doña Manuela Luisa Tous de Monsalve y Fernandez de V e l a s c o quien fue condesa de Benagiar y marquesa de Valdeosera y Caito jar, y, posiblemente, la mas rica beredera de la Sevilla de su tiempo, la cual casó en 1773 con don Juan María de Castilla y Valenzuela, marqués de la Granja. A partir de este momento la desgracia se ceba ra la familia, a consecuencia de las terribles epidemias que sufrió la ctudad. En efecto, su hjo mayor, don Antonio María de Castilla y Tous de Monsalve murió a los veintisiete años en vida de sos padres, siendo sólo marqués de Valdeosera. en la peste del otoño del 1808. H a b í a casado unos meses antes con su prima d o ñ a Ramona de Quevedo y Solís, la cual murió ocho días desunes que su marido, habiendo dado a luz tres días antes una niña, doña María Luisa de Castilla y Quevedo, que fue marquesa de Valdeosera desde su nacimiento y de la Granja, en 1812, por muerte de su abuelo. Esta señora murió a los veintidós a ñ o s habiendo casado en 1819 con el brigadier don Tulio OTíeill y OTteeffe, na: ¡do en América, aunque de clara procedencia irlandesa, sobrino del famoso general CNeiO, marqués del Norte. Don Tullo era quien habitaba la casa de los Monsalve cuando se hospedó en ella Richard Ford. Por eso decía al principio que había alguna Inexactitud en los datos, porque la casa no le pertenecía a él, siró a su hijo, menor de edad y bajo su patria potestad, siendo éste el marqués de la Granja, y el general sólo marqués viudo. Dicho hijo, don Jnan Antonio Ofíeil v Castilla, que heredó los lítalos yOTOpiedades maternos en 1823, y en 1833, por muerte de su abuela, los de conde de Benagiar y marqués de Caitojar, y los bienes que les eran inherentes, entre ellos la casa de los Monsalve, se desarraigó de Sevilla, si bien trullos años más tarde su hijo volvió a establecerse en ella. Por la época. deMó de ser éste, don Tulio 0 Neill v Salamanca, marqués de la Granja, quien vendió la antigua casa de los Monsalve a don Javier SánchezDahj y Calonge, luego marqués de Ara cena, aunque reservándose la portada, que llevó al jardín de su palacio cordobés, ya que los Castilla procedían de la ciudad califa! donde debían conservar el solar de sus mayores. son considerados como conquistadores de Sevilla, la familia se extinguió a fines del siglo XIV, en que la última del linaje, doña María de Monsalve casó con Pedro de Toas, hijo del famoso caballero catalán Mosén Pere de Tous, el que trajo a Sevilla la venerada imagen de la Virgen de la Hiniesta. HLjo suyo fue Juan de Monsalve, quien adoptó el apellido materno, cosa que continuaron haciendo sus descendientes hasta muy entrado el siglo XVII, en ABC 14 mayo 19. -3
 // Cambio Nodo4-Sevilla