Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 2 DE JUNIO DE 1983. PAG. DEPORTES La URSS, humillada por nuestra selección en Nantes España, a la final del Campeonato de Europa de baloncesto En un dramático y formidable encuentro, batió a ios soviéticos, campeones del mundo, por 95- 94 La selección española de baloncesto se clasificó anoche para la final del Campeonato de Europa, al vencer, en el Palasport Beaulieu, de Nantes, al equipo nacional de la Unión Soviética, actual campeón de Europa y del mundo, por 95- 94. El triunfo hispano supone un hito en la historia de nuestro baloncesto. Quinta victoria sobre los soviéticos, tercera en competición oficial, y, ayer, en Nantes, un solo grito: España, España, España... El coloso soviético, la máquina de Alexander Gomelski, los campeones del mundo, quedaban en la cuneta... FICHA TÉCNICA. -España, 95 (54+ 41) Corbalán (8) Martín (14) Romay (10) Sibilio (26) E p i (27) -equipo titular- Solozábal (0) Jiménez (9) Eliminado por cinco personales, Corbalán (min. 33) Unión Soviética, 94. (50+ 44) Valters (0) Homicius (12) Sabonis (26) Belostennyj (14) Iovaisha (16) cinco inicial- Eremin (8) Derjugin (4) Tarakanov (0) Mishkin (13) Enden. Eliminados por cinco faltas, Valters (37 minutos) Aíishkin (35) y Sabonis (35) Arbitraron muy correctamente los colegiados Mottart, de Bélgica, y Nicholl, de Estados Unidos, que fueron absolutamente imparciales. Erraron a veces, como es lógico, pero no se decantaron en favor de ningún bando, y ese fue su mayor mérito. Cinco mil personas presenciaron el partido, en el Palasport Beaulieu, de Nantes, volcadas a favor del equipo español, sobre tndo en la a n g u s t i o s a segunda oarte. TRIUNFO A PULSO. -España ha jugado un sensacional partido de principio a fin. España ha sabido frenar primero, templar luego y apuntillar finalmente el terrible potencial de un equipo como es el de la Unión Soviética, con tres hombres por encima de 2.15, con aleros de 2.07, con tiradores de precisión mortal y con una auténtica constelación de estrellas de todas las Rusias en sus filas. Con Tkachenko, acaso, con sus 2.20, los hombres de Gomelski hubieran sido, probablemente, demasiado para los españoles y para cualquier otra selección mundial no norteamericana. Pero no se pueden quitar méritos a España. Allí estaba el joven Sabonis, un verdadero prodigio del basket, un monstruo del baloncesto con dieciocho años y 2.18; el genio Mishkin; los increíbles lanzadores que son Valters- -anulado por completo- Homicius o Iovaisha. Las torres Belostennyj y Pankrashkin. E l demoledor poderío de la TRSS... Y España ha dominado desde el principio. España empezó en defensa individual, sorprendiendo a los soviets, que aguardaban la clásica zona 2- 3- -se usó en la segunda parte, cuando pesaron los personajes- con un Corbalán sencillamente monumental, grandioso, que se está destapando como gran maestro del baloncesto; con un E p i que lo encestaba todo, y un Sibilio, que, si bien flojeaba en defensa, en ataque hacía valer sus recursos y su salto. Bajo los aros, Romay, Martín, Sabonis y Belostennyj mantenían un duelo titánico, repartiéndose personales y encestes, y asombrando a los espectadores con sus movimientos y acciones, propios casi del baloncesto norteamericano, en especial los de Fernando Martín y el lituano Arvidas Romas Sabonis. E l 39- 32 señaló la máxima ventaja hispana en la primera parte, llegándose al descanso con 54- 50 para los de Díaz- Miguel, que habían mandado siempre en el electrónico. FINAL D E INFARTO. -En la segunda mitad, la URSS salió a por todas, y España, ya con Jiménez en la cancha en lugar de Martín, con cuatro personales, comenzó su tarea de demolición, cargando de faltas a hombres clave soviéticos como Valters, Mishkin, Homicius, Sabonis- -sobre todo- -y Belostennyj. Corbalán era imparable, maravilloso; Romay, que se cargó también con la cuarta falta, resistió admirablemente, propinando tapones decisivos; Sibilio hizo cosas geniales en ataque, pero seguía peor atrás, y, cuando llegó la quinta personal de Corbalán, España no había dejado de mandar un solo momento, aunque siempre por pocos puntos. A lo sumo, algún empate, a 66. Salió Solozábal, con sus limitaciones de siempre, y falló cuatro tiros libres de enorme valor (tampoco acertaron aquí Jiménez y Romay) mientras que la Unión Soviética defendía su suerte orgullosamente, con una hermosa rebeldía de campeón que suplantó demasiado tarde Eí memorable triunfo de! a selección española de baloncesto, dirigida por Antonio Diaz Miguel, con innegable acierto, tras las cacicadas de la FIBA adelantando el pgrtido, pone fuera del Campeonato de Europa a la Unión Soviética y coloca a nuestro equipo nacional en la gran final del sábado, probablemente frente a Italia. Ayer, junto a todos sus compañeros, fueron fundamentales Juan Antonio Corbalán, en un encuentro maravilloso, inolvidable, como auténtico maeslro del baloncesto; Fernando Romay se mantuvo con cuatro personales luchando a tope con los gigantes soviéticos y erigiéndose en muralla y finalmente el gran héroe del partido fue Juan Antonio San Epifanio Epi máximo anotador del choque, con 27 puntos y autor de la valiosísima canasta fina! jugándoselo todo, que suponía el K. O. de la URSS. España, en la final. La URSS- -p a r e ce increíble- fuera de combate. (F o t o s Archivo A B C. Figuras de una gran hazaña V Victoria- multicines H Desde las 10,30 de la mañana oy JK ACTUALMENTE TRIUNFA E N TODA EUROPA LA MAS ERÓTICA película LA JOVEN VIRGEN Rigurosamente mayores 18 años LEA USTED ABC al complejo de superioridad de los campeones del mundo. Homicius, Iovaisha, Mishkin... lo intentaron todo. También Eremin. Pero el tirón final de un Epi incontenible decidió el encuentro. Homicius, con cuatro personales, no podía con él, y cuando España, a cuatro minutos del final, ganaba 91- 80, el partido pareció sentenciado. Llegaron los nervios, las imprecisiones, la impotencia de Solozábal ante la presión soviética, y la URSS, a falta de treinta y siete segundos, se acercó hasta el 93- 92. Jugó España reteniendo el balón, y, faltando siete segundos, E p i arriesgó lo inverosímil, consiguiendo una canasta imposible fabulosa, eme valía el partido y el Europeo. Luego, España dejó que Eremin encestara sin problemas el 95- 94. No había tiempo para más, los campeones del mundo habían caído. Los teletipos del basket mundial transmiten hoy una sola palabra: España, España, España... L a misma que se cantó en Nantes ayer. E l nombre de un equipo repleto de corazón, de agallas, de coraje, que le pudo ayer al mayor potencial humano del baloncesto mundial, junto a los Estados Unidos. La Unión Soviética eliminada... LA FINAli, E L SÁBADO. -El sábado, a las 20,30, España jugará la final con el vencedor del Italia- Holanda que se disputa esta noche. Huele a revancha con los azzurri Y atención: coincide plenamente el partido con la final de la Copa del Rey de fútbol. Problema en puertas, pues, que tratará de resolver el ministro de Cultura.
 // Cambio Nodo4-Sevilla