Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 2 OS. JUNIO DE 1983. PAG. 54 CICLISMO BOXEO Giro: Ayer, descanso; hoy y mañana, los Dolomitas E n espera de las dos grandes etapas que recorrerán los Alpes Dolomitas, en las proximidades de la trotera con Suiza, e l G i r o de Italia tuvo ayer jornada de descanso en Vicenza, tras la disputa, anteayer, de l a decimoctava etapa SarnicoVicenza. Restan, hasta el domingo, cuatro etapas, contando con la de hoy. y su dtísurrollo será el siguiente: DECIMONOVENA E T A P A -H o y con 2: 4 kilómetros entre Vicenza y Selva de V a l Cárdena, los corredores se enfrentarán, en u n constante ascenso, a las primeras estribaciones dolomíticas. Llena, de toboganes y puertos de castigo pueden producirse los primeros rompimientos. VIGÉSIMA ETAPA- -Mañana, entre Selvu de V a l Gardena y Arabba, sobre 169 kilómetros. Es la etapa reina del presente G i r o aunque habrá que ver cómo dei i la de hoy a los ciclistas. De Selva a Arabba, en plenos Alpes, e l pelotón habrá de salvar cinco pasos puntuables: Campolongo (1.875 metros) Passo del Pordoi (C i m a Coppi, 2.239 metros) Passo Sella 2.214) C 4 ardena (2.121) y, de nuevo, el Canipolongo antes de la llegada a Arabba. E l terreno es de los ideales para realizar m u gesta de leyenda, para romper este Giro v cien carrera más. VIGÉSIMO PRIMERA ETAPA- -Elsábado. Arabba- Gorizia, 228 kilómetros de descenso, y que se suponen de relativo reposo, tras l a montaña, y antes de l a contraríelo i. Dede haber sprint VIGÉSIMO SEGUNDA ETAPA. -El Giro termina el domingo con la contrarrelo. j individual Gorizia- Udine, cuarenta kilómetros, donde se hallará la gran oportunidad de los rodadores- -y Saronni, el prim e r o- -después del calvario a que habrán sido sometidos en los Dolomitas. Quizá hasta esta última etapa no puede decidirse la carrera rosa Hoy, desde Vicenza a Selva de V a l Gardena, se enbra ya, de lleno, en los puntos más cálidos de este L X V í G i r o de Italia. Un fallo cardíaco puso K. 0 a Jack Dempsey Nueva York. (De nuestro corresponsal. Un tigre en el ring, y un cordero fuera de él Así se describe a Jack Dempsey, que falleció ayer en Nueva York a los ochenta y siete años. Fallo cardíaco, dice el parte médico. Campeón de los pesos pesados entre 1919 y 1926, Dempsey tenía una de esas personalidades que desbordan el marco deportivo y las convierte en héroes populares. EL MARTILLADOR DK MANASSA -Con él se va el último representante de! a edad de oro del boxeo norteamericano, que Dempsey presidió, aunque no le faltaron rivales. Nació en Manassa, Colorado, y en su boxeo hubo siempre algo de la furiosas peleas entre mineros, ya en el campo, ya en la taberna, de su región natal. Libró el primer combate en 1914 y la acción devastadora de sus puños le ganó pronto el sobrenombre de El Martillador de Manassa Con noventa kilos de peso y 1,80 de altura, no parecía una figura impresionante en el ring, pero cuando sonaba la campana se convertía en un vendaval, siempre adelante, siempre impetuoso, disparando golpes como los pistones de una locomotora. De ahí que la mayoría de los combates los ganara por K- O. y en los primeros asaltos. Fue así coma conquistó el título mundial en 1919 frente a Jess Willard, que le llevaba diez centímetros y treinta kilos. A los tres minutos del combate, Willard parecía un c a s para el médico forense: había caído siet veces y un izqulerdazo del challenger le había roto el hueso del pómulo en troce partes. Su Némesis fue Gene Tunney, el boxeador intelectual, que leía a Shakespeare y combatía con la cabeza tanto como con los puños. Se encontraron por primera vez en 1926, y ante la sorpresa de la mayoría, Dempsey perdió a los puntos, tras haber recibido un serio castigo. LA CUENTA LARCA -Volvieron a enfrentarse un año más tarde, en tal vez el combate envuelto en más expectación de la historia del boxeo, y el más controvertido. E n el séptimo asalto. Dempsey envió a la lona a su rival, pero se quedó próxi mo a él, en vez de irse a un rincón, como exige el reglamento, y mientras el arbitro le hacía ir transcurrieron unos segundos preciosos. E l caso es que Tunney se levan tó a la cuenta de 9- -los expertos dicen que tuvo por lo menos 14 segundos par recuperarse- -y terminó ganando 1 pelea. De ahí en adelante, la estrella de Dwnp sey palidece, aunque sigue combatiendo cada vez m á s como exhibición, pero no asá su estrella personal, que sigue alta. Dempsey tenía una de esas personalidades coloridas, abiertas, generosas, que ganan a cuantos entran en contacto con ellas, e incluso a los que le quedan lejos. Ayudó a infinidad de gente, se casó cuatro veces, se metió en negocios de películas y revistas, prestó su nombre a quien se lo pidió para las más variadas emnr sas y ningún aspirante a boxeador dejé de comer gratis un enorme filetón en su restaurante, siempre que lo necesitó. E s memorable su consejo a una de e tas promesas: Alguna noche recibirás un golpe entre los ojos que te hará ver tren rivales frente a ti. Elige al del medio para golpearte, que es él que te habrá pee do -José María CARRASCAL. Adiós al Martillador de Manassa 1 Su viejo corazón d 3 gladiador, capaz ds combatir a la desesperada contra colosot como Jess Willard, Luis Ángel Firpo, Gen Tunney o Georges Carpentier, traicionó n la madrugada de ayer a Jack Dempsey, boxeador tallado en pedernal, campeón de leyenda. El más mítico de lo pesos pesado que quedaban con vida, el Martillador d Manassa cayó fulminado por un crochet -el del infarto- -que no perdonó- -sombras en la noohe luminosa de Broadway- -ni 4 mismísimo Jack Dempsey. (Telefoto Efe. ALPINISMO Subir más alto, una vieja aspiración humana Citius, Altius, Fortius es la cita olímpica que señala la busca del hombre en ser más rápido, más fuerte y alcanzar la mayor altura. Las montañas han sido siempre el reto que sus cumbres han presentado al ser humano que ha querido posar en ellas sus pies con aire de conquistador. Las más altas cimas del mundo han ido cayendo al arrojo del hombre. Hace ahora treinta y dos años que la cima más alta, la del Everest, S. S 4 S metros, era alcanzada por el neozelandés Edmund Hillary. y el sherpa o guía tibetaño Tenzing Norgay, componentes de una expedición británica a aquellos parajes. Dos siglos antes, un 5 de junio de 1783, el hombre, los hermanos Etienne y Joseph Montgolfier, conseguía elevar por vez primera un objeto en la atmósfera, y meses después, un joven aristócrata, y químico, Jean- Frangois Pilatre des Roziers, realizó por ves primera la ascensión en globo, por entonces todavía cautivo. El hombre volaba y, de aquellos balbuceos a nuestros días, las conquistas en altura que alcanza el hombre con los productos de su cerebro, superan con creces a los animales que están en la creación, dotados de alas para volar y hacerlo alto, pero no tanto como consigue elevarse el ser humano, que cor. sólo sus músculos no llega a alcanzar los tres metros y con ayuda de una pértiga se acerca solamente a los seis metros. -Lorenzo MUÑOZ, AJEDREZ Sigue tercero Rivas ganó a Byelczyck en el Capablanca E l maestro internacional español Manuel Rivas venció en el movimiento treinta y siete al polaco Jozsef Byelczyck en la octava jornada del torneo de ajedrez Capablanca in Memoriam que se disputa en la localidad cubana de Cienfuegos, según informa Efe. Rivas ocupa así la tercera posición del grupo Premier 1 que encabeza el soviético Lev Psajits, quien derrotó al c u b a n o Román Hernández. Psajits tiene ya 7,5 puntos y le sigue en la tabla el checoslovaco Eduard Prandstetter, que hizo tablas con el cubano Fernández, con 5,5 puntos. Rivas lleva cinco puntos. E n el Maestros I el español Javier Ochoa derrotó al nicaragüense Borge. Para la obtención de las normas de gran maestro, el checo Prandstetter necesita obtener 2,5 puntos en sus tres últimas partidas, mientras que Manuel Rivas necesitará ganar las tres partidas que le restan p o r disputar.
 // Cambio Nodo4-Sevilla