Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
por José María Vázquez Soto Don Ñuño de Fuentes N o se puede dar c o n probabilidad c o m o nativo de Sevilla. M o r g a d o quiere casi afirmarlo, basándose en unas observaciones heráldicas que nada prueban sobre las lis y calderas del apellido Fuentes. Hay muchos Fuentes. La primera noticia sobre D. Ñuño arranca de las rogativas que mandó hacer el arzobispo por D. Pedro el Cruel, enfermo de una epidemia que asolaba a Sevilla. Dicen que el rey recobró la salud por medio de las oraciones ofrecidas a Nuestra Señora de las Fiebres, devota imagen venerada en el convento de San Pablo. El hecho más notable en la vida de este prelado fue la convocatoria y ejecución del cuarto Concilio Provincial Hispalense, que celebró tres sesiones, año 1352. Apenas se tienen noticias de los cánones de este concilio por haberse extraviado sus actas. Por referencias de sínodos posteriores, se sabe que legisló en materia disciplinar para corregir abusos, principalmente en el sacramento del B a u tismo y del Matrimonio. En 1353, D. Ñuño dio carta de vecindad a cierto número de A D. Ñuño Fuentes le tocó vivir en el reinado de D. Pedro el Cruel, con quien sostuvo algún que otro pleito y de quien sufrió bastantes contrariedades. (Galería de retratos de arzobispos. pobladores en el lugar de Rianzuela, situado en el Aljarafe. En 1355, para dar mayor estimación Idealizada escultura de D. Pedro I, el antagonista del arzobispo D. Ñuño de Fuentes. a los canónigos de la Colegial del Salvador y a los beneficiados de las iglesias parroquiales, les hace donación de los diezmos que poseían en heredades bajo ciertas condiciones... Más tarde favorecería a los beneficiados de las parroquias concediéndoles Dobla castellana de tiempos de O. Pedro. Treinta de estas monedas fueron el capital fundacional del antiguo hospital. para cobrar unas décimas que el rey se negaba a restituir a las iglesias. El rey D. Pedro mandó desde Valladolid al alcalde mayor de Sevilla que tomase prestados del arzobispo 700 cahíces de granos para el socorro de A l g e ciras y Tarifa y los entregase a sus comisionados, y c a s o c o n trario lo tomasen de viva fuerza... El arzobispo no se negó, ni esta vez ni otras, a colaborar para remediar las calamidades públicas. Este es el último documento en que se hace mención de él. Posiblemente murió entre 1360 y 1362, sin saber dónde, aunque Morgado asegura, sin probarlo, que murió en Sevilla a los 83 años de edad, y que está enterrado en Sevilla. Durante el pontificado de este arzobispo, el 20 de junio de 1355 un grupo de treinta clérigos sacristanes de Sevilla fundaron el Hospital de San Bernardo, conocido popularmente por Hospital de los Viejos. Reunidos en la iglesia de San J u a n de la Palma, acuerdan constituirse en hermandad para asistir a la ancianidad desvalida. Este hospital, posiblemente uno de los más antiguos de España, ha llegado hasta nuestros días. (Continuará. Grabado de S. Bernardo, del siglo XVIII, hecho sobre el cuadro de Juan de las Roelas, hoy en la iglesia de San Andrés. un tercio de las donaciones de los fieles sobre sepulturas. S e tomó interés por las parroquias y sus ministros, atendiendo a la reparación de algunas de ellas que estaban deterioradas, y a sus ruegos el rey reedificó las de San Miguel, Omnium S a n c t o rum, Santa Marina y San Román... El 29 de octubre de 1359 fue juez ejecutor del Papa Inocencio VI ABC 15 septiembre 1983 23
 // Cambio Nodo4-Sevilla