Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
por José María Vázquez Soto (12 Don Fernando Alvarez de Albornoz Algunos lo denominan Carrillo de Albornoz. Fue hermano del anterior arzobispo, a quien sucede en la sede hispalense, tras haber sido abad de la Colegiata de Valladolid. Tuvo parte muy directa en la fundación del C o l e gio de los Españoles de Bolonia. El antiguo arcediano de Niebla fue muy considerado por haber fundado tres becas en esta institución y que aún se conservan. Dos eran de cánones y una de teología. Al igual que muchos arzobispos de su tiempo, se ausentaba por largos períodos de su diócesis. El más prolongado fue el de 1375 a 1377. Pocas noticias se tienen de este personaje durante estos años. Se le recuerda, no obstante, por el interés que se tomó en la restauración del templo metropolitano, bastante deteriorado a c o n secuencia de los terremotos s u frídosenépocasanteriores. Allegó fondos para su restauración recurriendo a las más diversas providencias, la más original la imposición de penas pecuniarias de alta cuantía a los bigamos y sacrilegos. Dispuso así mismo que para incrementar estos fondos se añadiesen los tercios que le perteneciesen por testamentos y ofrendas en todo el A r z o- bispado, más otras ganancias particulares. Aparte del énfasis que puso por la restauración del viejo templo catedral, hablan sus biógrafos de que procuró aliviar c o n sus limosnas las calamidades que en su tiempo padecían los pobres de Sevilla. En sus últimos días consiguió del Papa Gregorio XI una bula de fundación para el monasterio de Santa Inés, de Religiosas Clarisas, hecho por Doña María C o r o n e l La licencia fue concedida el 2 de diciembre de 1374. No existen noticias de este prelado después del año 1377 ni acerca de su muerte ni lugar de enterramiento. Salazar y Castro, Zúñiga y Morgado intentan establecerla sin datos exactos. Según Salazar y Castro, por deducciones muy elaboradas, a propósito de unos privilegios otorgados por el rey en Burgos para confirmar a un tal Beltrán Pinel la merced de Villalba en 2 de febrero de 1380, se lee: D o n Fernando, Arzobispo de Sevilla, confirma S e gún Salazar, se halla su nombre en muchos privilegios hasta 1380. Por este tiempo se denota ya la ausencia del arzobispo Alvarez de Albornoz y no por sede vacante sino por falta de tiempo entre 1380 y la fecha en que aparece su sucesor. Desconocemos, portanto, la fecha de su muerte y el lugar de su enterramiento. (Continuará) -í- vX ARCHIL P. HISPA. A B É Í S N K Ü SOLÉ TAN vsv D. Fernando Alvarez de Albornoz se preocupó por consolidar el antiguo templo catedralicio, deteriorado por el tiempo y los terremotos. Patio principal del convento de Santa Inés. Sevilla. ABC 20 s e p t i e m b r e 1983 Escenas como éstas pudieron sucederse en tiempos del arzobispo Alvarez de Albornoz cuando la epidemia de turno asolaba a la ciudad. 31
 // Cambio Nodo4-Sevilla