Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 7 DE OCTUBRE DE 1983. PAG. 34 DEBATES DE A B C Andrés Jaile: Los golpes acarrean la destrucción y muerte de cierto número de neuronas Viene de la primera columna de la página anterior telectiva del sujeto, se anula la inteligencia y sin ella no hay ser racional. ¿No es grave y preocupante la anulación de unos hombres como tales, incapacitados para la relación, el trabajo y la plenitud psíquica? Como hombres son, pues, muertos en vida. Sin embargo, defiendo y recomiendo, el entrenamiento del boxeo- -gimnasia, sombra, saco, puching, cuerda, carrera e incluso un poco de guantes- pero sólo en plan de esgrima realizados entre dos amigos de gimnasio protegidos con Cascos especiales con una cámara de aire que separe al cráneo del guante contrario. Nó podemos prohibir la práctica del boxeo porque cada uno es responsable de sus actos, pero somos conscientes de que estamos obligados a que los padres sepan a qué se exponen sus hijos y el pueblo conozca que todo aquello que daña la salud psicológica no debe ser calificado como deporte. Luis Rodríguez: El boxeo exige una más esmerada preparación por ser el deporte más completo Viene de la segunda columna de la página anterior José María Sainz: El peligro actual del boxeo es la falta de actividad constante de los pugilistas Viene de la tercera columna de la página anterior SIMÓN VERDE unifamiliares de 2 plantas y protección oficial -4 DORMITORIOS- -S A L Ó N C O N CHIMENEA. -2 C U A R T O S D E B A Ñ O AMPLÍSIMA C O C I N A- -PORCHE- TERRAZA, G A R A J E PROPIO G R A N D E S Z O N A S DE JARDÍN viviendas PISCINA E N L A CORNISA DEL ALJARAFE DESDE 48 00 0 PTAS 0.0 FACILIDADES: 15. AÑOS. ¡p Con la garanti a de: Avda. S. Francisco Javier s n. Edif. Sevilla- 2. Pita. 7 S- N 2 2 L TFNOS. 652451 y 6456 abolición argumentan en su contra los accidentes y taras que ha producido y que con machacona reiteración procuran divulgar entre la opinión pública, minimizando por contra los que producen otros deportes, multitud de ellos con muchísimo mayor índice de víctimas y que, paradójicamente, no sólo reciben mejor trato, sino incluso, más ayuda oficial. Evidentemente, el boxeo entraña riesgos como cualquier deporte de contacto imposibles de erradicar por sus características, pero estos se podrían recortar considerablemente si se tomaran por las autoridades competentes las medidas necesarias, que pudieran ser, entre otras, las siguientes: Mejor control médico de los púgiles. Exigir a los preparadores una superior capacitación. Más contacto de la Federación con Jos. gimnasios. Ficha de control en los entrenamientos. Por otra parte, se podría adecuar el reglamento, sacriñcando el espectáculo en aras de una m a y o r protección de los boxeadores. Mi opinión sobre el boxeo es por convencimiento positiva por la utilidad moral, física y deportiva que persigue y cuya práctica- -continúa Luis Rodríguez- como ex pugilista y arbitro en activo, recomiendo. Entre las innegables ventajas que posee para el que lo practica está el servir qtpmo aprendizaje en la lucha por la vida; un medio de formación de carácter y disciplina, con el que se dominan los impulsos, se pone muchísimas veces a prueba la capacidad de resistencia al dolor y adversidades, se adquiere fuerza, capacidad física, perfección del conjunto anatómico y desarrollo proporcionado de la musculatura. E l boxeo es de todos los deportes el que exige una más esmerada preparación por tratarse del más completo de todos. Igualmente, su práctica supone un valioso método terapéutico de enfermedades y lesiones, además de preventivo de la moral sexual y de vicios. Hay que desterrar esa fama que habla que sólo lo practican individuos procedentes de las esferas sociales más bajas, lo que es otra falacia. En sus orígenes fue deporte de reyes y aristocráticos, habiendo sido practicado por numerosos intelectuales, políticos y artistas. Como ejemplo se me vienen a la memoria personajes como el general Eisenhower, que fue un excelente boxeador Como futuro estimo que- -a pesar de los cruciales momentos por los que atraviesa- -pudiera resurgir de nuevo, porque no olvidemos que de siempre ha sido un deporte de multitudes. Y esa afición está ahí, lo que hay que hacer es despertaría y motivaría porque el boxeo nunca arrojará la toalla, por muchos golpes bajos que le lancen, ya que, entre otras cosas, no olvida su condición de deporte olímpico. paso a exponer algunos de ellos para avalar mis palabras En la temporada 73- 74, siendo yo presidente, se inició por primera vez en España la Liga Nacional amateur y de la poca peligrosidad que encierra la práctica del boxeo nos da buena idea los siguientes datos sacados de un anuario federativo. En aquella primera Liga se celebraron 1.782 combates, con la participación de 484 púgiles. En la segunda edición, los combates aumentaron a 2.070 y los participantes a 617, sin contar todas las veladas de profesionales y aficionados que se celebraron al margen de la Liga. Y, sin embargo, sólo se produjo una lesión grave en profesionales y sólo 21 leves en amateurs El boxeo en los últimos cuatro años ocupa el lugar decimoctavo entre los veintiséis deportes que han tenido accidentes mortales. Estimo, y anteriormente he dejado patente mi preocupación, sobre el peligró que puede ocasionar la falta de actividad a los boxeadores, por lo que la Administración no debería quedar impasible. El boxeo en sus orígenes fue brutal diversión al par que asignatura en las escuelas junto a las bellas artes o la filosofía. Hoy, el joven que asiste al gimnasio se autodisciplina y la agresividad propia de los años se serena. Sabe que debe cuidar su forma, aprende el arte de la esgrima, agudiza su creatividad y, sin duda alguna, por la nobleza de este deporte se va superando humana y deportivamente Sé que se aducirá que existe otro boxeo de mentiras, envidias, mafia, etc. Lo sé y lo conozco, pero yo sólo hablo del que me gusta, del que quiero e integra a hombres que quieren ser mejores. Lamentablemente, el arte del boxeo que soñaba Quensberry lo están matando la pasividad y la incompetencia de los dirigentes que ni aman al deporte ni quieren al boxeo porque carecen de lo principal: la vocación. Se dice, por otro lado, que el boxeo es patrimonio de sociedades subdesarrolladas. Sin embargo, el boxeo tiene mayor auge en los países más ricos, caso de Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia, etc. En cuanto a su práctica en los países del Este sólo puede comprenderse si se conoce que eñ Rusia, por ejemplo, tiene un millón de licencias. Si el boxeo fuera tomado con la seriedad que merece, de seguro sería de una gran ayuda a nuestra juventud y seguro que su terapia debidamente aplicada daría resultados insospechados. Terminaré lamentando que en todos los sectores- -y principalmente en cine y teatro- -todo el mundo golpea y trata peyorativamente al boxeador, estereotipándolo como un ser inocente y poco práctico. Y muchas veces ser prácticos exige unas claudicaciones morales que el pugilista no está dispuesto a consentir Respetando las n o r m a s de circulación, la b i c i c l e t a es segura, saludable y útil.
 // Cambio Nodo4-Sevilla