Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Don Diego de Deza Este insigne varón llegó a Sevilla desde las abiertas tierras de Salamanca. Había nacido en Toro el año 1443. Sus padres llevaban ilustres apellidos que figuran en el Repartimiento: los Tavera. A los dieciséis años vistió el hábito de losf railes predicadores. Cursó estudios en la histórica Universidad de Salamanca, tras haberse preparado c o n anterioridad en el colegio de San Esteban. En poco tiempo llegó a sustituirá un gran maestro, Pedro de Osma. Hizo famosos en su cátedra los escritos y comentarios de Pedro L o m bardo. Los Reyes Católicos, que se percatan pronto dé su valía, lo nombraron preceptor del príncipe J u a n y cuando llegó Colón a Salamanca, para someterse al de 1498 fue nombrado inquisidorgeneral. Después de la muerte de la Reina Isabel en 1504, fue nombrado arzobispo de Sevilla, donde tomó posesión de su sede en 1505. Fray Diego trajo c o n sigo a la ciudad la paz a los bandos encontrados de la nobleza sevillana. Afincado en su Arzobispado derramó su caridad con los pobres, que le llegan a llamar Padre Deza el Bueno C o n su generosa ayuda se prosiguieron las obras del templo metropolitano, que después de un parón de 130 años recibieron un notable impulso. El 10 de octubre de 1506 se cerraba el cimborrio. Entre sus donaciones para las obras catedralicias figuran las cien mil doblas de oro para el dorado del altar de la capilla mayor y las rejas que lo cierran. El cardenal Cisnerosasoció a su obra reformadora los trabajos del arzobispo Deza. 3 r ACVS Dr AL T Importante es la figura de fray Diego de Deza en torno a los preparativos al descubrimiento de América. Arzobispo eminente y amparador del Almirante, a veces se silencia su nombre cuando se habla de la gesta española. A fray Diego deben sus AA. poseer las Indias, escribirá más tarde Colón cuando escriba a los Reyes. Retrato de Colón (desconocido) de méritos y agobiado de padecimientos, se retiró a la villa arzobispal de Cantillana en un intento de aislarse del continuo ajetreo en que se consumía su vida. El 9 de junio de 1523 moría en esta bonita localidad sevillana cuando contaba ochenta años. Fue trasladado desde C a n tillana al colegio de Santo Tomás y allí reposaron sus restos hasta la invasión francesa. Cuando ésta llegó a nuestra ciudad, la soldadesca violó su tumba en busca de supuestos tesoros y sus cenizas fueron esparcidas al viento. L o s frailes de su orden posteriormente levantaron un cenotafio para perpetuar su memoria. Desaparecido el colegio de Santo Tomás, lo poco que quedaba de sus restos fue sepultado piadosamente en la capilla de San Pedro, de la Catedral. (Continuará) ción de las iglesias de América, ya que entonces las iglesias americanas se consideraban s u fragáneas de la de Sevilla. Puerta del Nuevo Mundo y Primada contribuyó a enraizar la fe en el nuevo continente por medio de sus clérigos y frailes misioneros que realizaron la labor colonizadora más silenciosa y eficaz que se haya conocido en mucho tiempo. El arzobispo Diego de Deza tuvo muy extensa preparación académica. Hombre de letras y de gran erudición, dejó escritas numerosas obras sobre tomismo, teología, mariología y pastoral. Sus grandes proyectos en materia de enseñanza culminaron en la fundación del colegio de Santo Tomás de Aquino, que erigió en Colegio Mayor y enriqueció con no pocos privilegios concedidos por el Papa Julio lli. Hacia el final de sus días, lleno examen de una junta de sabios doctores, Diego de Deza interpuso todo su valimiento en favor del visionario navegante. Sólo hombres como fray Diego saben distinguir al genio del aventurero. Más tarde, en recuerdo de estos días de calvario que sufrió el descubridor, escribirá el A l m i rante a los Reyes: A fray Diego Deza deben VV. A A el poseer las Indias El insigne dominico fue obispo de Zamora, Salamanca y Jaén. Asociado al cardenal C i s ñeros, trabajó en la reforma de las órdenes religiosas y a fines ABC 12 octubre 1983 Por humildad, declinó tener s e pultura en la Catedral, alegando que deseaba se le enterrase en el colegio de Santo Tomás, que más tarde fundaría él mismo. La obra más importante de este pastor fue sin duda el Concilio Provincial VII Hispalense, celebrado en enero de 1512. Promulgó sesenta y cuatro cánones y trató de disciplina y sacramento. Fue también reformador de la fiesta del obispillo, antigua costumbre medieval muy deteriorada por el tiempo. Actuó de forma muy activa en la funda- Fachada del coelgio de Santo Tomás, fundado por Diego de Deza. 91
 // Cambio Nodo4-Sevilla