Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
P o r Miguel A Yáñez P o l o (De la Sociedad de Historia de la Fotografía Española) Gumersindo Ortiz A igualdad que Antonio Villena, Gumersindo Ortiz empezaría a trabajar con éxito en la ciudad en 1857. En aquellos momentos estaba recién llegado de un importante viaje a París, de donde trajo los últimos perfeccionamientos del arte. Ya en aquel e n tonces montó un lujosísimo gabinete en la calle de Gallegos número 23, promocionando una clientela socialmente pudiente. De brillo afrancesado y de modales educados, fue hombre de gusto muy refinado. Del célebre gabinete de la c a lle de Gallegos, sabemos hoy día que tenía una decoración fastuosa y con reminiscencias disderianas. El lugar de trabajo estaba en el piso principal y, en el bajo, ofrecía una exposición permanente de sus vistas de Sevilla y Granada. Particular interés tuvo el cultivo de la estereostopía en Ortiz, aunque sus trabajos incluían retratos de todas clases y tamaños, vistas y copias de c u a dros. C o n motivo de la revolución de septiembre de 1868, Gumersindo Ortiz se ausentó de Sevilla por motivaciones no bien prech sadas aún, pese a que Holgado Brenes ha demostrado que fue hombre del partido radical. A su vuelta años después, instaló su nuevo gabinete en la calle de la Sierpes, comenzando un declive lastimoso. En varias ocasiones expuso en el almacén El Toisón de Oro, de la calle de la Sierpes, haciéndolo conjuntamente con fotógrafos de la talla de Leygonier, Villena y Enrique Godinez. C o n o c e m o s hoy que no reali zó daguerrotipos, siendo, de ofra parte, uno de los grandes impulsores del retrato a la carte- a- visite Murió en Sevilla, tras haber alcanzado el éxito y la ruina, antes de 1880. (Continuará) Gumersindo Ortiz. Retrato de un procer sevillano, realizado en el estudio de la calle Gallegos durante la primera época del fotógrafo, 1857. Obsérvese la decoración convencional y unlversalizada, incluyendo el sombrero, la camilla y la pose de lectura. (Oe la colección de F. Manso. Gumersindo Ortiz. Dama sevillana de la alta sociedad, fechado aproximadamente en 1866. Véase la evolución sufrida porel autor en relación con la fotografía anterior anulación de los fondos y de los ornatos accesorios. El abanico constituye elemento imprescindible en la época. En cualquier caso, el retrato, obtenido con evanescedores, muestra un cierto gusto francés, sin duda en relación con su viaje a París. (De la colección de J M. Holgado. ABC 23 m a r z o 19 B 4 75
 // Cambio Nodo4-Sevilla