Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ochocientos años de la Giralda Ai. Tú sabes que Sevilla es locura encubierta, perturbación constante que ya ni desconcierta. Y desde el giraldillo vigilas qué miserias igual que cuántas glorias nuestros muros conservan. Sevilla es laberinto que soló tú manejas, a fuer de juguetona torre de las sorpresas. Centinela incansable de gozos y tragedias, ¿qué no habrás visto tú de lo que aquí se encierra? Tú que quieres y puedes, entre dolor y fiesta, descubrir desde arriba lo que abajo se cueza. Vigía de los cielos, dinos lo que te cuentan los ángeles que pasan y te hacen confidencias. Acaso sólo ellos, porque Oíos lo consienta, sobre nuestros enigmas té soplen las respuestas. María de los Reyes FUENTES ¡Jamás tendrás una Giralda mejor pintada que ésta! dijo el crítico de arte Ramón Torres Martin al propietario de este óleo, Sevilla y su Giralda pintado por Emilio Sánchez Perrier en 1884, coincidiendo con el VII centenario de la Giralda. 1 cuadro, que fue a parar a Francia, es actualmente propiedad de un coleccionista sevillano. LA TORRE DE SEVILLA GLOSA Hay una torre en Sevilla, y se llama la Giralda, que tiene sangre de mora y corazón de cristiana. Regalo del pensamiento, de la gracia maravilla, escala del firmamento, hay una torre en Sevilla. Hija de dos religiones, a nadie vuelve la espalda, sus piedras son corazones, y se llama la Giralda. Mirándola desde lejos alguna palmera llora, porque dicen sus reflejos que tiene sangre de mora. Es la imagen macarena de la mujer sevillana, cuerpo de rosa morena y corazón de cristiana. A su luz y a su sombra he nacido yo: a los que a su sombra y a su luz nacemos nos ampara Dios. S. y J ALVAREZ QUINTERO ABC 26 mayo 1984
 // Cambio Nodo4-Sevilla