Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 28 DE AGOSTO DE 1984. PAG 45 TROFEO CARRANZA Gijoneses y bilbaínos aburrieron La consolación, entre oles para los amarillos Spórting logró su primera copa en una final desastrosa El Athlétic, como ocurriera el sábado en semifinales, fue incapaz de marcar un gol i Ficha técnica Athlétic de Bilbao, 0. Spórting de Gijón, 1 (Tocornal) Alineaciones: Athlétic de Bilbao: Zubizarreta; Núñez, Andrinúa, Liceranzu, De la Fuente; Azpiazu, Elguezábal, Sola; Murúa, Sarabia y Arrien. En el minuto 64, Urtubi y allego suplieron a Murúa y Elguezábal, y en el minuto 72, Julio Salinas a Sola. Spórting de Gijón: Ablanedo II; Redondo, Mino, Maceda, Pereda; Jiménez, Mesa, Joaquín, David; Nacho y Eloy. En el minuto 64, Tocornal relevó a David, y en el minuto 84, Zurdí a Nacho. Arbitro: Ramos Marco, del Colegio Oeste. Supo pasar desapercibido, lo cual es sinónimo de que hizo una gran labor, facilitada porque fue un partido sencillo de dirigir, sin ninguna complicación. No se las buscó y, por tanto, realizó un buen arbitraje. Mostró una sola tarjeta amarilla, al gijonés Pereda. Gol: 0- 1. Minuto 69. Balón bombeado sobre el área del Athlétic, y Tocornal, entrando desde atrás, conecta un buen cabezazo por alto que bate a Zubizarreta. Incidencias: Final del XXX Trofeo Ramón de Carranza. Media entrada en el estadio gaditano, en encuentro televisado en directo. Aunque se hablan vendido más localidades en los abonos para este encuentro, parte del público que las adquirió prefirió quedarse en casa. Los aficionados gaditanos tomaron partido por el Spórting, al que animaron frecuentemente. Al término del encuentro, el alcalde de Cádiz, Oarlos Díaz, entregó al capitán del Spórting, Maceda, el trofeo de campeones, mientras el presidente del Cádiz, Manuel Irigoyen, daba el de subcampeones a Núñez, capitán del Athlétic. El mundo al revés Cádiz. (De nuestro enviado especial) -Parecía como si el mundo estuviera al revés. La final era el partido más aburrido y la consolación el más distraído. La final apenas registró media entrada; la consolación, más de tres cuartos. E l Athlétic- -que alineó frente al Cádiz a suscatuales titulares- -incluía a varios jóvenes cachorros de su filial ...en la final. Entre tantos despropósitos no podía faltar uno de los mayores. Y así el trofeo sería para el Spórting de Gijón, contratado de relleno y de rebote. De no mediar la desafortunada operación económica- -para el Cádiz- -del traspaso de Claudio, los asturianos difícilmente hubiesen sido contratados. Llegaron de comparsas, vencieron por la mínima al Barcelona y al Athlétic y se llevaron el trofeo sin jugar bien ni hacer nada de particular. En la final había dos equipos. Uno se lo tomó en serio, el otro no tanto. E l espectáculo fue deprimente e injusto para una competición del prestigio del Carranza. Allá donde tantas finales emocionantes se disputaron, donde deslumhró Di Stéfano. o más recientemente Zico, lo menos que se puede pedir son ganas y im poco de dignidad profesional. En el descanso, Athlétic y Spórting habían hecho ya los suficientes méritos como para no invitar al campeón- -fuese quien fuese- -a la edición del próximo afio. No se podía hacer peor. Simplemente es que no se hacía. E l Spórtingo tenía cinco defensas en su equipo titular y, aunque se estiraba a ratos, el Athlétic no se confiaba y los caracoleos de Eloy y Nacho no hacían el menor daño. Los bilbaínos eran un puro despropósito. La defensa jugando al patadón para delante. E l mediocampo con el infortunado trotar de Asplazu y Elguezábal y un Sola a años luz de su mejor forma. Delante, el desierto. Spórting volvía a ser Maceda y otros diez. El rubio libero internacional se bastaba y sobraba para alejar cualquier peligro que se aproximase a su zona. Y asi los vascos no dieron en ningún momento sensación de poder hacer un gol. Lo malo es que el Gijón, pese a ocasiones muy aisladas, tampoco aparentaba poderlos marcar. Se temía lo peor: media hora de prórroga más, que hubiera sido como prolongar con sadismo aquel lento suplicio. Pero en éstas salió Tocornal, el doble- -físico- -de Maceda, Un suplente tenía que ser el goleador en esta final de despropósitos. Y así ocurría, porque este futbolista- -cedido en la pasada temporada al Falencia, que descendió a Segunda B- -conectaría un oportuno cabezazo que nos liberó del posible peligro de prórroga. Hubo suspiros de alivio y satisfacción, así como muchos aplausos por tan loable detalle. Athlétic sigue en su línea, lo que pasa es que en los amistosos se le nota más su absoluta falta de talento. Se fueron de Cádiz sin marcar un gol. Eso se llama dar espectáculo. El Spórting consiguió d s y le valieron dos victorias. Y un dato: los asturianos fueron el único equipo que no encajó un gol. Así está montado aquí el fútbol y por eso ganaron. -J. J. LEÓN. Cádiz. (De nuestro enviado especial) El Cádiz se clasificó tercero del Carranza, al derrotar en la consolación al Barcelona por 3- 1. Al descanso se llegó con ventaja gaditana de 1- 0. Alineaciones: Cádiz: Jaro; Manolito, Arreitu, Padilla, Genérelo; Escobar, Benito, Mejías I (López, m. 85) Vilches; Fxancis (Villa, m. 80) y Mágico González (Mejías II, m. 55) Barcelona: Amador; Sánchez (Gerardo, m. 46) Migueli, Moratalla (Fradera, m. 50) Manolo; Víctor, Esteban, Rojo, Calderé; Carrasco (Clos, m. 46) y Marcos. Arbitro: Amador García, colegiado gaditano de Segunda. Impresentable para un torneo de esta categoría. Concedió dos goles más que dudosos (el primero del Cádiz, en probable fuera de juego previo, y el azulgrana, tras salir fuera el balón) y cometió frecuentes errores. Estuvo pésimamente auxiliado en las bandas. Goles: 1- 0, Francis, aprovechando un rechace del meta (2 minutos) 2- 0, Mejlas II bombea el balón desde el borde del área, en vaselina, un gran gol (63 minutos) 3- 0, Prancis remacha un rebote en el larguero (79 minutos) 3- 1, Víctor, de cabeza (82 minutos) Incidencias: Más de tres cuartos de en trada. Escobar recibió el trofeo de consolación. La consolación fue el partido más en tretenido del torneo y terminó en una clara y sorprendente victoria del Cádiz, que superó siempre a un decepcionante Barcelona. Los gaditanos se mostraron entonados en defensa, sobre todo por el centro, y contaron delante con un Francis oportunísimo y un Mágico González, algo cansado, pero genial cuando se hacía con el balón. Precisamente, en una magistral jugada del salvadoreño (minuto 26) pudo llegar el segundo gol, pero, tras servir al jerezano Francis, el remate de éste se estrelló en el larguero. Los azulgranas volvieron a acusar inseguridad en la defensa, que se agravó con la salida de Moratalla. E l centro del campo azulgrana mostraba lentitud y pocas Ideas, mientras en el ataque ni Carrasco ni Marcos, ni después Clos inquietaron nunca seriamente. El segundo tiempo transcurría con un inefectivo dominio azulgrana, hasta que Mejías II marcó un precioso gol, al picar el balón por encima del meta Amador, algo adelantado. Este tanto espoleó al Cádiz, que lo bordó hasta el final del encuentro, entre los oles y ovaciones de su enfervorizado público, al que deleitó. Llegó el tercer gol y hasta pudieron alcanzar alguno más. Pero quien redujo distancias fue el Barcelona en una acción que pareció antirreglamentaria y con la que el colegiado tal vez quiso compensar su error en el primer tanto gaditano. Fue la guinda con la que el arbitro culminó su increíble actuación. El Cádiz demostró que tiene igual o nu jor equipo que la pasada temporada en Primera. Cuando en nuestro país faltan delanteros, los amarillos disponen de un Mágico genial y dos grandes promesas- -realidades ya- -en Francis y Mejías II. La defensa parece más acoplada- -sólo encajó un gol y dudoso ante Athlétic y Barcelona- mientras el centro del cam. po debe mejorar en ritmo. El Barcelona, de pena. Y con una defensa de risa. -LEÓN. El Cádiz deleitó y batió al Barcelona (3- 1)
 // Cambio Nodo4-Sevilla