Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 A B C OPINIÓN MARTES 26- 3- 85 P R E N S A ESPAÑOLA, S A Serrano, 61 (28006) Madrid Presidente Director Editor: General: ABC Guillermo Luca de Tena Juan Manuel González Ubeda ABC DE SEVILLA Director: Francisco Giménez Alemán Subdirector: Antonio Burgos REDACCIÓN, A D M t N I S T R A C I Q N Y TALLERES Cardenal Ilundáin, 9 41013) Sevilla Teléfonos: Centralita (todos loe servicios) 6162 00. Suscripciones: 62 6116 Anuncios por palabras: 22 4136. Despacho de Recepción (suscripciones anuncios, librería y hemeroteca) Velázquez, 12. Teléfono 22 35 24 T E L E X número 72300. A P A R T A D O 4 INDEPENDENCIA T A polémica sobre la ley Orgánica del Poder Judicial en cuanto se refiere al nombramiento de los miembros integrantes del Consejo General del Poder Judicial se resume en una única cuestión: si todos ellos son elegidos parlamentariamente- -por el Congreso y el Senado- -el Poder Judicial se reducirá a ser un apéndice del Poder Legislativo; perderá, en definitiva, su independencia. Y al perderla, dejará de existir, al menos de hecho, la división de poderes en la que encuentra su estabilidad el sistema de la democracia parlamentaria. E l Poder Judicial, único del que predica independencia la Constitución quedaría reducido a simple hechura del poder legislativo. Quedaría, en una palabra, politizado. Se suele alegar por los socialistas- -así lo hemos escrito recientemente- -que si la Justicia emana del pueblo, según la Constitución, los miembros del Consejo del Poder Judicial deben ser elgidos poi las Cortes para tener, al menos, una indirecta representatividad democrática, ya que no proceden de la decisión de las urnas. Se olvida al razonar así que la Justicia, también conforme a la letra de la Constitución, se administra en nombre del Rey Y que, por lo tanto, será siempre plena e irremediablemente democrática, como consecuencia del sistema. No se trata, en definitiva, de que las impugnaciones al nuevo procedimiento de designación de miembros del Consejo Judicial se inspiren en criterios corporativistas, ni de que la Magistratura pretenda perpetuarse como juez y parte, sino que se trata de mantener su independencia frente a toda servidumbre. Siendo, como lo es, el Poder Ejecutivo emanación del Legislativo, que le proporciona el respaldo parlamentario para gobernar, si el Poder Judicial queda condicionado a las decisiones de los otros dos, el equilibrio de poderes democráticos desaparece. Y con él quedan al arbitrio de criterios políticos, la aplicación de las leyes y la seguridad jurídica de los ciudadanos. FRENTE AL ABORTO jr XISTEN posibilidades ciertas de que el Tribunal Constitucional haga pública hoy su sentencia sobre la ley de despenalización del aborto enviada a las Cortes por el Gobierno de don Felipe González. Si la polémica sobre el aborto afectara sólo a la intimidad moral de la persona, A B C no entraría en el debate. Este es un periódico laico, leído y escrito por una mayoría de creyentes, que nunca caerá en la tentación de adoctrinar a sus lectores sobre el modo de organizar su vida privada. Nuestro deber consiste en informar con veracidad y promover un debate inteligente en torno a las ideas y los datos que conforman la realidad. Surgen ahora hechos y descubrimientos nuevos que es necesario considerar. E l primero se deriva de la última investigación biogenética, según la cual un óvulo concebido es, después de seis semanas de gestación, un ser con los atributos de la conciencia y la voluntad grabados en su cerebro. Al margen del debate moral y en el terreno estrictamente antropológico hay una información de la que no disponían los legisladores europeos que legislaron sobre el aborto hace tres o más años. Lo que se sabe hoy no se sabía antes. Los últimos datos de la realidad nos indican que al cabo de seis semanas de gestación el ser concebido está más próximo a la condición de persona de lo que imaginábamos. Es un deber jurídico de los legisEn e s t e Opinión Nacional Internacional Andalucía Agenda ciudad Cupón ciegos Farmacias Sevilla Cofradías Cultura 26 29 33 37 44 44 44 45 49 51 número Cartas 54 Toros 55 Bolsas 59 Tiempo 61 Sucesos 62 Deportes 65 Cartelera 78 Anun. palabras 80 Pasatiempos 88 Televisión 110 ladores proteger esa vida: por tratarse de una vida humana. La segunda consideración de urgencia que reiteramos, ante la noticia que se avecina, se refiere a la estabilidad de las instituciones. E l Tribunal Constitucional no debe dividirse de nuevo. Es más, no puede dividirse sin que su respetabilidad y su propia función queden irremediablemente dañadas. La tradición democrática aconseja que el presidente de un órgano de esta naturaleza no utilice el voto de calidad: ese voto dirimente consagraría la división de los magistrados y la perplejidad de los ciudadanos. En Europa y en América se reconoce hoy que el aborto no es una solución sino un mal nunca deseado. No tendría sentido que el Gobierno socialista actuara como si las soluciones artificiales o las salidas en falso pudieran resolver la tragedia cotidiana que afecta a tantos millares de familias. Lo que una sociedad moderna y libre debe pedir a sus poderes públicos es una información institucionalizada y suficiente sobre los sistemas para evitar el embarazo no deseado: además de los sistemas de planificación, de asesoramiento anticonceptivo y de protección de la mujer que permitan articular soluciones reales y no imaginarias a uno de los más terribles problemas de nuestro tiempo. Las naciones libres más desarrolladas, desde Norteamérica a Bélgica, están hoy de vuelta, mientras nosotros, provincianamente, fingimos avanzar en el camino de ida. De lo que se trata es de evitar que se produzcan abortos, para lo cual los poderes públicos deben ofrecer soluciones, no leyes muy difíciles de cumplir. La biología y la genética de vanguardia informan hoy con mucha mayor claridad que el proyecto de ley socialista sobre la necesidad de buscar un camino radicalmente distinto, capaz de proteger la vida verdadera de los seres indefensos.
 // Cambio Nodo4-Sevilla