Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M A R T E S 26- 3- 85 NACIONAL A B C 29 Los obispos españoles reiteran su El Tribunal Constitucional ha condena al aborto intentado lograr un consenso amplio Preparado un íexlo sobre sus aspecios morales Madrid Los obispos españoles, partiendo del supuesto de que la doctrina católica sobre el aborto será la misma sea cual sea la decisión del Tribunal Constitucional, encargaron en octubre un documento sobre los aspectos morales y éticos de! aborto, que será hecho público tras la sentencia. Ha recabado información médica y jurista M a d r i d A. M. C. La inminente sentencia del Tribunal Constitucional sobre el aborto pondrá fin a la incógnita que se ha mantenido, durante dieciséis meses, sobre el sentido que daría el principal intérprete de nuestra Norma Fundamental al derecho a la vida, consagrado en su artículo 15. Este texto de los obispos, del que existe ya un borrador, que podría sufrir algunas modificaciones formales en el momento de la publicación, reiterará la inalterable postura de la Iglesia ante el tema que fue expuesta por el Papa en su famoso discurso en la plaza de Lima, con motivo de su visita a España, y que ha sido ampliamente explicada- -aparte de algunas otras alusiones ocasionales- -en tres documentos episcopales. Un primer texto de cuatro de octubre de 1974 surgía ante l a s primeras campañas proabortistas. E n él se afirmaba la oposición radical al aborto de la Iglesia, según una secular tradición que ha sido confirmada tanto en el Vaticano II como en la encíclica Humanae Vitae Aludiendo a una posible legalización del mismo, los obispos recordaban que una sociedad en la que el derecho a la vida no está legalmente protegido es una sociedad intrínsecamente a m e n a z ada y afirmaban que los valores éticos no pueden subordinarse al pluralismo social E l 5 de febrero de 1983 era la Comisión Permanente a que ante la presentación en las Cortes del proyecto de ley sobre el a b o r t o publicaba una dura nota en la que se afirmaba que no podrá escapar de la calificación moral de homicidio lo que hoy se llama aborto provocado o, de forma encubierta, interrupción voluntaria del embarazo y se recordaba que desde la fecundación de la madre y en las sucesivas etapas de la gestación existe ya una vida humana distinta de la suya Por lo que se afirmaba sin ambigüedad de ninguna clase que la proyectada legislación nos parece gravemente injusta y del todo inaceptable Recordaban en su texto las claras palabras dichas por el Papa en su viaje a España: Quien negara la defensa a la persona humana m á s inocente y dé- bil, a la persona humana ya concebida, aunque todavía no nacida, cometería una gravísima violación del orden moral. Nunca se puede legitimar la vida de un inocente. Se minaría el mismo fundamento de la sociedad De nuevo el 25 do junio de 1983, y esta vez el pleno de la Conferencia Episcopal señalaba quft las consecuencias de tal permisión legal afectarían a los mismos fundamentos humanos y éticos de la convivencia cívica, ya que de este modo se introduciría un proceso de deterioro creciente de la c o n c i encia moral y una creciente depreciación de la vida humana, sobre todo de los más débiles e indefensos Señalaba también que un sincero rechazo del aborto lleva consigo el compromiso individual y colectivo de trabajar en favor de los cambios necesarios, personales y sociales, para que el aborto deje de ser una salida y una tentación Estos mismos planteamientos recogerá, sin duda, el documento que ahora ultiman los obispos. La ley, impulsada por el Gobierno socialista, pretende despenalizar el aborto en tees casos: malformación del feto, grave peligro para la vida de la madre y violación. Esta inicitiva se incluía en el programa de gobierno socialista, aunque en muchos sectores del partido se ha criticado por entender que es excesivamente tímida y que la realidad social exigía una despenalización más amplia, incluso absoluta. La rama más izquierdista del PSOE, así como el P C E y los grupos feministas, sostienen que esos tres supuestos de despenalización afectan tan sólo a un cinco por ciento de los abortos que hay todos los años en España, que según algunas cifras que esgrimen, no suficientemente contrastadas, alcanzarían el medio millón. La ley impugnada ante el Tribunal Constitucional refor mó el artículo 417 del Código Penal, que es el que tipifica el aborto como delito para introducir esas tres excepciones, en las que no sería punible. Se omitid finalmente la CINCO PREGUNTAS SOBRE EL ACCIDENTE la Redacción de A B C llegan desde hace ocho días noticias fragmentarias sobre la investigación del accidente aéreo de Sondica. E n concreto, acerca de la no localización de un motor y su posible hallazgo fuera del campo del accidente. Ante las dudas suscitadas hay que preguntar a la Administración Pública: ¿Es cierto que durante varios días no se consiguió localizar uno de los tres motores del Boeing 727 siniestrado? ¿Es cierto que la no localización de un motor sería un e emento esencial en la investigación del accidente? Un avión que vuela a 250 nudos, en trayectoria horiuontal, ¿puede caer a menos de 300 metros del lugar de impacto con una antena? ¿Se han encontrado restos del avión o vestigios humanos en la trayectoria del vuelo anterior al impacto con la antena? En concreto: ¿Es cierto que ha aparecido un motor en un emplazamiento inequívocamente anterior al punto de impacto? Una clara respuesta a estas preguntas contribuiría a restablecer la serenidad entre los ciudadanos que viajan y la credibilidad democrática de las autoridades obligadas a informar a la opinión pública. H posibilidad de despenalizarlQ en el caso de una situación social y económica crítica da la mujer que abortara, aunque esta posibilidad también figuraba en algunos de los borradores. E l artículo 15 de la Constitución establece que todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que- en ningún caso puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes La ley no ha entrado en vigor porque el Grupo Popular, con José María Buiz Gallardón como primer firmante, interpuso un recurso previo de insconstituciona lidad que paraliza su entrada en vigor hasta que el Tribunal se pronuncie. En el Parlamento se opusieron a la ley, juntamente con el Grupo Popular, los centristas, los nacionalistas vascos y los representantes de Unión Democrática de Cataluña, de inspiración democristiana e integra dos en la Minoría Catalana, que dejó a sus parlamentarios libertad de voto. E l Tribunal Constitucional ha recabado extensa información médica sobre el momento en que biológicamente puede considerarse que surge! a vida. Ha estudiado asimismo la legislación de otros países y las resoluciones que adoptaron otros Tribunales Constitucionales, como el alemán. Al mismo tiempo ha tenido que superar una fuerte división interna, pues unos magistrados sostenían las inconstitueionalidad absoluta de la ley y otros defendían que se le diera vía libre, e incluso personalmente son partidarios de una despenalización absoluta. Esta diversidad de tendencias se puso especialmente de manifiesto con motivo de la sentencia dictada el pasado mes de julio en un recurso de amparo sobre el aborto realizado en Inglaterra a una mujer española. Aunque el Tribunal alcanzó una resolución hace ya semanas, el intento de conseguir un acuerdo más amplio ha aplazado la decisión definitiva.
 // Cambio Nodo4-Sevilla