Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ABC INTERNACIONAL MARTES 26- 3- 85 HORIZONTE LLAVE N MANO 200.000 JoCfd PTA 8. RESTO EN 14 AÑOS Alll deinterés f A POR AL SUR DEL RIO GRANDE TUNCA han sido muy buenas, la verdad, las relaciones entre los Estados Unidos y sus vecinos del hemisferio occidental, con la posible y relativa excepción de Canadá. Sin embargo, hubo en la historia de esas relaciones, algunos trayectos buenos. E s t o y pensando en la era de la buena vecindad que inauguró Franklyn D. Roosevelt, y en la era de la Alianza para el Progreso que echó a andar Kennedy. Pero éstas y otras experiencias interamericanas fueron c a s i siempre breves y terminaron en nada. Al presente, urT abismo parece separar a los Estados Unidos de sus aliados Iberoamericanos. Hay tres argumentos que Justifican esa impresión: ¡a guerra de las Malvinas, la deuda latina que pasa de los trescientos mil millones de dólares, y que nadie ve cómo va a ser pagada, y la política de Washington en A m é r i c a Central. En ninguno de estos casos ha intervenido para nada, virtualmente, la Organización de Estados Americanos, cuya sede está en Washington, y que, al igual que tantas otras instituciones internacionales, arrastra una vida lánguida, casi vegetativa. De forma que no me parece exagerado hablar de una crisis seria del sistema interamericano. Eso se ha visto con suma claridad durante la visita del presidente Alfonsin, de Argentina, a Reagan en Washington. Los dos han pronunciado sus discursos, cuidadosamente preparado; los dos p r e s i d e n países genuinamente democráticos; los dos tienen en común muchos Intereses y los dos son americanos. Y, sin embargo, aun hablando de lo mismo, no daban la impresión de estar hablando de ¡o mismo; el uno habló en chino para el otro, y viceversa. ¡Tantas cosas en común, para nada! En donde las discrepancias entre Washington y sus vecinos al Sur del rio Grande son, hoy po- r hoy, insalvables es en lo de Nicaragua, en particular, y América Central, en general. Alfonsin habló en esto por todos los demás; Reagan ha debido de tener ta impresión de hallarse muy solo ante las Américas, lo que tiene que ser para él una impresión turbadora, pues no es hombre para esas soledades. Alfonsin, por supuesto, defiende la solución Contadora, la no intervención exterior, la no injerencia en los asuntos internos de otros países. Puro interamericanlsmo, pues. Reagan mantiene casi todo lo contrario. Los dos tienen sus razones, claro está. Lo que no quiere Reagan es que Nicaragua, por ejemplo, se convierta en un país comunista bajo la influencia de Cuba y de la Unión Soviética, lo que también es, por supuesto, antiamericanista. Alfonsin está por lo mismo, contra esa influencia exterior, ah, pero sin intervención de los Estados Unidos: que los nicaragüenses resuelvan sus cosas. La actitud de Alfonsin es más cómoda que la de Reagan, porque, ¿qué habría que hacer si los Estados Unidos se desentendiesen de Nicaragua, y ios rusos y cubanos decidiesen seguir metiendo la nariz en los asuntos nicaragüenses, con el visto bueno del Gobierno de Managua? Es una pregunta difícil de contestar. Los redactores del Plan Contadora y los países que lo apoyan, entre ellos España, parecen creer sinceramente que con ese documento todo el pleito quedaría zanjado, y yo no quiero decirles a ustedes que no seria así. Pero ios Estados Unidos no creen en ese Pian de Contadora, tal y como está redactado, y no veo que Reagan esté dispuesto a modificar su criterio. De forma que se avecina un largo invernó en las relaciones ¡nteramerlcanas. Manuel BLANCO TOBIO PISOS DE 3- 4 DORMITORIOS TODOS CON TRASTERO A SOLO 5 MINUTOS DEL CENTRO SEVILLA BALCÓN D E v COLEGIOS. HIPERMERCADOS. TRANSPORTES. ZOMA COMERCIAL. JARDINES. Y TAMBIÉN LOCALES COMERCIALES INFORMACIÓN VENTA: HISPANO- A L E M A N A de Construcciones, S. A. TLFNO: 39 700 Visita Piso piloto: laborables y sanados, de 10 a 2 y de 5 a 8; domingos y festivos, de 11 a 2. Acceso directo por autovía Sevilla- Mérida. t x p nu S- 1- 91 78 Y. P. O. trupo 1 u Cl 3 sSf- definitiva 11 S e p t i e 8? P 1I EYO POR REFORMAS DE NUESTRAS INSTALACIONES LA MOLDÜRERA ESPAÑOLA Un oficial norteamericano, muerto por los disparos de un soldado soviético en Alemania Nueva York. José María Carrascal A estas alturas, soviéticos y norteamericanos deberían estar negociando intensamente en Ginebra. Pero el jefe de la delegación USA, Kampelman, se encuentra en Washington, y en Alemania Oriental, un centinela ruso ha matado 8 un oficial norteamericano. No son los mejores síntomas de una negociación intensa y fructífera. E l incidente en Alemania Oriental está envuelto en el misterio que rodea a cuanto allí ocurre. E l cuartel general norteamericano en Heidelberg anuncia tan solo que uno de los oficiales adjuntos a su misión en Potsdam, murió el domingo a consecuencia de los disparos que le hizo un centinela soviético. ENERGÍA Y PRUDENCIA E l asunto se está tratando a través de los canales apropiados con toda la energía y prudencia que requiere. Un muerto no es cosa baladí. Pero andando envueltas las superpotencias, hay que tener cuidado de que un muerto no provoque decenas de millones. E n cualquier caso, no va a ayudar a esa mejora de relaciones soviética- norteaimericanas que se nos pronosticó con la llegada de Gorbachov al poder. Hay otros síntomas que lo apuntan. Por ejemplo, que Reagan está de momento m á s interesado en la aprobación del misil M X que en la conferencia de Ginebra. A l menos ha mandado venir a su principal negociador, Max Kampelman, por considerarle m á s necesario aquí que allí. E l martes se vota en el Congreso el controvertido misil y Kampelman es el testigo m á s indicado para dar fe de que lo que dice el presidente es verdad: que se necesita el M X para que las negociaciones de desarme tengan éxito. Todos los indicios apuntan que aquella tibia luna de miel que trajo la llegada de Gorbachov se ha disipado, sin tener tiempo de empezar siquiera. DESCUENTOS HASTA: ¡GRAN LIQUIDACIÓN! 50 Espejos, cuadros, mprcos a medidas, molduras, láminas, cartulinas, vidrios y serigrafías PUEYO Polg. O r a Amarilla junto L Ecovol y Gran Bazar, j
 // Cambio Nodo4-Sevilla