Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 26- 3- 85 COFRADÍAS A B C 49 José M s Peinado Merchante supo dar un Pregón de Semana Santa nítidamente eofradiero Lo centró sobre la cofradía en la calle y la Catedral Sevilla. J. J. León E! sacerdote José Luis Peinado Merchante obtuvo el domingo un rotundo éxito con su Pregón de Semana Santa, que gustó, y mucho, a los cofrades sevillanos, que llenaban el Lope de Vega. Como prometió, su intervención fue nítidamente cofradiera. Sin complicaciones, con un lenguaje sencillo y una buena dicción, supo calar hondo en el auditorio. Fue un pregón de la Semana Santa al gusto de las cofradías. El pregonero temía haber hablado demasiado deprisa Sevilla. S. C. José Luis Peinado Merchante r e c i b i ó multitud de felicitaciones a la terminación de su intervención. La primera fue la del arzobispo, que se encontraba muy satisfecho por el pregón pronunciado por el párroco de San Isidoro y por la gran acogida que había tenido entre el público José Luis Peinado que llenaba el Lope. E l pregonero- -que vistió clerygman negro, diseñado por el modisto Cerezal- -también se encontraba contento, si bien nos dijo que creía haber ido demasiado deprisa en su intervención. Realmente, José Luis Peinado no había tenido una dicción acelerada. Lo que sí es cierto es que su pregón no se hizo lento ni pesado, porque supo mantener el interés durante la hora aprox mada que duró. La jornada se había iniciado, a las nueve de la mañana, en San Juan de la Palma. Allí concelebró una misa ante la Virgen de la Amargura, instalada ya en su paso para la salida del Domingo de Ramos. Ernesto Ollero, hermano mayor de esta cofradía, a la que tan vinculado está el pregonero, le hizo entrega de una medalla de la hermandad, que José Luis Peinado luciría en su pecho durante el pregón. La Virgen de la Amargura Coronada aparece en la portada del pregón de José Luis Peinado, que lleva en la contraportaaa un grabado decimonónico de la Virgen de la Alegría, de San Bartolomé. En el escenario del Lope de Vega ocuparon sitio, como es clásico, las autoridades sevillanas. Se hallaban presentes el arzobispo, Carlos Amigo; alcalde, Manuel del Valle; presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías, José Carlos Campos; gobernador civil, Alfonso Garrido; capitán general de la II Región Aérea, Antonio García- Fontecha; magistrado jefe de la Audiencia, José Manuel Vázquez; rector de la Universidad, Rafael Infante; fiscal jefe de la Audiencia, Alfredo Flores; gobernador militar, Ángel Gue iras; jefp del Sector Aéreo, Lucio Regio; comandante militar de Marina, Miguel Pérez; teniente de alcalde delegado de Fiestas Mayores, Manuel Fernández Floranes; vicepresidente del Consejo, Juan Foronda, y secretario, Fernando Piruat. Se inició el acto con la interpretación de Aguas por. la Banda Municipal. Seguidamente intervino el señor Fernández Florahes, que presentó al pregonero, de quien dijo, entre otras cosas, que es un cofrade representante de la tradición sevillana, abierto al mañana A continuación, la Banda Municipal realizó una formidable interpretación de la marcha Amargura acogida con una enorme ovación del público que abarrotaba el Lope. José Luis Peinado Merchante inició su pregón con el habitual capítulo de agradecimientos, definiéndose como sevillano y cofrade, con un recuerdo al barrio de la Judería, que le vio nacer, y a su familia, de la que aprendió a ser cofrade. Recordó una anécdota ocurrida tras su designación, cuando una anciana, que no conocía, le felicitó d á n d o l e un beso. ¿Puede extrañaros- -dijo el pregonero- -que mi pensamiento volara de inmediato a aquella mi abuela tan cofrade, que, casi agonizando, nos mandó salir de casa porque el Cachorro estaba en la calle? Una fuerte ovación puso colofón a estas palabras, preludio de las muchas que habría a lo largo del pregón. Recordó que la Semana Santa es la fiesta por excelencia de Sevilla y dijo que la fiesta lia de llevarnos a su fundamento: La Pasión, Muerte y Resurrección del Redentor, hecho todo en cofradía por los cofrades y por el pueblo Se refirió también a la religiosidad popular: Feliz invento el de las cofradías: por eso, Sevilla, ¡en ellas tienes el mejor de tus monumentos! Dijo también que la imagen no es para entretener, sino algo más serio, ejemplo de esperanza y fe: Porque el sevillano prefiere un Dios que pasea por nuestras calles, donde hay vida Más adelante manifestó que todo ello es difícil de comprender para quienes des- conocen nuestro carácter festivo: Sevilla és así, sobre todo cuando se hace una pina con su Cristo y con su Virgen. Sí, Sevilla es así: difícil de entender, lo siento Tras un elogio al arzobispo y al cardenal, habló del sentido peregrino del cofrade sevillano- Pueblo de Dios en marcha -y entró en la parte central de su pregón, fundamentado en las fases de la estación de penitencia: la salida, la estación en la Catedral, el retorno al barrio y la entrada, con referencias a las diversas cofradías sevillanas. Dedicó un bello párrafo al Cachorro: Estás a punto de expirar y eres hermoso, Cachorro! y esto me lleva hasta gritar: ¡Cachorro del Universo, Cachorro, Cachorro nuestro! Habló del Señor óf Silencio, del Gran Poder- Señor de cada viernes de Sevilla de la traición, de la Paz- cómo te esperaba, Madre, en San Telmo, mi Seminario, cuando sólo a Ti veía en aquellas Semanas Santas de la saeta... EN LA CATEDRAL Vinculó la entrada en la Catedral con la de la Borriquita, refiriéndose a continuación a Jesús con y en la Cruz, desde que la toma hasta que muere y resucita, con su correspondiente iconografía sevillana. Más adelante dedicó un bello pasaje a 1 F cofradía de su parroquia, San Isidoro: Este año, uno más, no se verá venir por 1: Alcaicería a Jesús de las Tres Caídas, ni la Alfalfa enmarcará con primor de arquitectura a la bendita Madre de Loreto Resaltó la unión de cofradía y parroquia: Una misma casa, un mismo calor, un mismo impulso para levantarnos de la caída de la ruina y de la ruina de la caída Muy emotiva fue su referencia a la Virgen de la Amargura ante el convento de las Hermanas de la Cruz: La Amargura Coronada podría ver a sor Angela Todo un reguero de luz, las Hermanas de la Cruz. Cerca, San Juan de la Palma Llegó así a la parte final, hablando del barrio, la responsabilidad del cofrade, la casa de hermandad y la vuelta, con un párrafo final a las Esperanzas: Reina y Madre Soberana Marinera Esperanza en mi vivir, Esperanza de Triana Y cambiando de barrio: Sevilla te reza inquieta y es un. río incontenible del Arco a la calle Feria. ¡Es esa cara tan guapa, es tu belleza morena! Sevilla estará contigo, Esperanza Macarena Terminó con un piropo de San Isidoro a Sevilla: De todas las tierras que hay desde el Occidente hasta la India, tú eres la más hermosa... Dios te guarde, Sevilla, y la belleza te acompañe Precisamente ante esta otra imagen oró brevemente el pregonero entre el acto del Lope de Vega y el habitual almuerzo- homenaje, que este año volvió a celebrarse en el hotel Alfonso X I I I Como es clásico, el pregonero recibió el pergamino que certifica su intervención y que ha sido realizado por Antonio Dubé de Luque. A los postres se sucedieron las intervenciones, hablando el presidente del Consejo, José Carlos Campos; el propio Josa Luis Peinado, ex pregoneros de la Semana Santa de los últimos años y autoridades presentes en el acto. BESAMANOS Y BESAPIÉS Terminado este acto, José Luis Peinado acudió a los besamanos y besapiés dei oía. Anteriormente, por ia mañana, ya había estado en el de la Virgen de las Aguas, del Museo, al que se ha hecho costumbre que acudan los pregoneros. Cerró su nutrida agenda del Domingo de Pasiór con el ejercicio de las Cinco Llagas en parroquia de San Andrés, organizac. c oor la cofradía de Santa Marta. Allí, José Luis Peinado, que es también director espiritual de esta cofradía del Lunes Santo, pudo departir durante un rato con los miembros de esta hermandad, más relajado tras un día pleno de emociones, en el que le cupo la satisfacción de pronunciar el pregón de la Semana Santa
 // Cambio Nodo4-Sevilla