Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Buen nivel del ganado andaluz en las Fallas Alvaro Domecq: Estoy satisfecho de dos toros lidiados Ei año taurino, en cuanto se refiere al juego de los toros en la plaza, ha comenzado con buen pie. Hay lugar para la esperanza a la vista de los primeros resultados. En Valencia, botón de muestra para estas afj salaciones que ahora les contamos, lo toros no se han caído generalmente. No es que estuvieran sobrados de fuerza, que no fo estuvieron, pero, al menos hasta Manolo González: Estamos ante un buen ano ero Sevilla. R. Moreno ahora, se puede hablar de camino de recuperación en ese preocupante aspecto. En otro orden de cosas, también nos ha llamado 1 a atención la cantidad de toros que salieron embistiendo con buena clase para el torero. En este aspecto, dos ganaderías andaluzas se llevaron la palma: Torrestrella, propiedad de Alvaro Domecq, y la de Manolo González. Alvaro Domecq fue testigo del juego que dieron sus toros en la plaza valenciana y sufro también directamente los preámbulos del festejo. Respecto al juego de la corrida fue muy concreto: Nunca puede uno estar satisfecho del todo, pero creo que en Valencia salieron un par de t o r o s bastante buenos. Luego salió uno, el tercero, que yo pienso que se lastimó al ponerle la divisa. Yo conozco el callejón de saudade los toros de la plaza valenciana y sé que al ponerles la divisa sufren mucho. Parecía que no veía bien, aunque luego se fue centrando, a pesar del golpe tremendo que se dio de salida contra las tablas. Y así como el último fue un toro con una gran movilidad, el primero y el segundo no me gustaron. Y el quinto fue un toro que no decía nada, le faltaba calidad Con lo que Alvaro Domecq está en completo desacuerdo es con la forma en que actualmente se realizan los reconocimientos previos de los toros, que, según nos dijo, destruye toda la ilusión que llevamos los ganaderos a estas primeras corridas de la temporada Y nos comentó que algo había que hacer para buscar una solución a estos problemas; unos problemas que para el ganadero jerezanc tienen su origen en e! afán de protagonismo que tiene todo el que se acerca de una u otra forma a la fiesta: Uno no sabe ya a qué atenerse ni quién manda en el reconocimiento. E l Gobierno tiene que terminar con esta situación c a d a vez más confusa. Llevamos los toros a la plaza sin saber si nos los van a pasar o no y, por supuesto, nunca nos dicen las razones por las que nos los rechazan. A mi este año me ha pasado algo muy curioso. Cuando devolvieron un toro le pregunté al delegado que si me quería explicar por qué lo rechazaban. Me contestó que eso era cosa de los veterinariss. Entonses insistí y dije que quería conocer esas razones p a r a aprender. E l me contestó: Se lo voy a decir: ese toro se rechaza por corto de cabeza. Me quedé muy sorprendido porque en qué parte del reglamento se dice que un toro deba tener 18 ó 20 centímetros de pitón Le dije entonces, sin más, que esta situación la arreglaba yo no viniendo más a Valencia, a no ser que me dieran un millón de pesetas por toro. Y entonces él me contestó Con la corrida viajó hasta Valencia Manuel González Sánohez- Dalp, el hijo mayor del matador de toros retirado del mismo nombre. E l estaba contento con el juego que habían dado sus toros: Me gustaron mucho tres de ellos, y los otros tres estuvieron en un tono bastante bueno. Yo creo que es para estar tranquilo Ordinariamente estas corridas que se lidian a principio de temporada, tiene una importancia especial en el mundillo taurino; de los resultados dependen que sean solicitadas con más o menos fuerza para las grandes ferias. Para mí- -nos dijo Manolo González- -la responsabilidad de esta corrida era muy Es necesario que los reconocimientos respondan a unos criterios racionales con mucha ironía: Tiene usted razón, las cosas buenas hay que pagarlas. Y así está la situación. Los veterinarios admiten los toros si a ellos les gustan y los rechazan sin más si no son de su gusto, empleando los a r g u mentos más increíbles del mundo Más adelante, Alvaro Domecq nos explicaba que todos estos conflictos ocurrían motivados por una minoría, pero de espaldas al gran público, que no sabía nada y a, que habría que contárselo. Finalmente, y sobre la ges ion directa que se ha plasmado este año en la plaza de Valencia Alvaro Domecq nos dijo: Para mí, es la solución que necesita la fiesta Yo creo que hay que ayudar esta ini siativa de la Diputación de Valencia porque es buena pa ra todos y entiendo, además, que va a poner a cada uno en su sitio grande, ya que el año pasado la carnada no salió redonda y con las características de esta ganadería. Ahora, en Valencia, los toros han vuelto a dar su tono ¿Hay alguna razón que explique este cambio? -Así en principio no. La verdad es que la del año pasado fue una carnada rara. En varias ferias importantes los toros embistieron poco generalmente. Éste año, sin embargo, el tono en Valencia ha sido completamente diferente y de hecho han embestido michos toros -Nos dijo Manolo González, comentando el juego de u corrida, que ellos siempre tabían procurado, desde que enían esta ganadería, buscar m toro con emoción, un toro, -nos dijo textualmente- -que además de noble, repita la embestida en la muleta. Un toro con el que el público se divierta y al que el torero pueda cortarle orejas con emoción. Volviendo a los resultados de las pasadas Fallas, Manolo González nos dijo que algo que no podía entender eran las dificultades que habían surgido de manera casi constante en los reconocimientos de las corridas: No acabo de comprender las dudas de los veterinarios, de ahora sí, luego no, ahora devuelven un toro, luego resulta son más los que devuelven... No, esa actitud no es fácil de entender y para nosotros los ganaderos, que lo que queremos es llevar toros que puedan embestir de acuerdo con las características de nuestras ganaderías, esas dudas han constituido el único disgusto -Decía que lo demás todo bien. -Sí, la tena para haber contado con tan poco tiempo para su montaje estuvo muy bien resuelta. ¿Y el sistema nuevo cíe gestión? -A mi me ha parecido fenomenal. Para nosotros los ganaderos y para los toreros es una cosa muy buena. Insistió Manolo González en el hecho de que a él le habla parecido que las corridas estaban todas bien presentadas, además hay otro factor importante: h a n embestido muchos toros en esta época del año que es cuando más trabajo les cuesta embestir porque los animales están cambiando la sangre Sobre el año ganadero nos dijo Manolo González que este que estamos viviendo podía ser considerado como normal, aunque los empresarios que no sean previsores pueden tener problemas de toros al final de la temporada. Y cuando habrá muchas dificultades para encontrar toros será el año que viene. Entonces se notarán los efectos de las pasadas sequías.
 // Cambio Nodo4-Sevilla