Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 26- 3- 85 LA FIESTA NACIONAL A B C 57 LO QUE HACIA CANTANDO SEÑOR TÍO JOSÉ... TUTO siempre Rafael de Paula ha llevado el escándalo consigo, como el galante Burlador de Zorrilla. Paula es hoy el último torero de romance que nos queda en activo, y que sea por muchas temporadas más. No es la mía una afirmación improvisada. Cante y canto es el toreo, dijo Bergamín, poniendo por delante el cante, es decir, a Paula, reencarnación del arte gitano de torear, con veinticinco años de alternativa y con una antigüedad que no puede medirse con carbono 14. Escribí en A B C el pasado jueves que ningún diestro de la generación de Rafael de Paula ha despertado tanto interés en esferas intelectuales, literarias y artísticas como el faraón jerezano. La pasión popular se sobrentiende. Se ha dicho, y con razón, que el pueblo, no la masa, es siempre minoría. Hay muchos tarambanas maestros en e s t i maciones frivolas, convencionales y repetitivas. A Paula no lo inventó Bergamín ni antes ni después de La música callada del toreo A Paula no lo inventó nadie. Paula viene a ser en esto del toreo como un espíritu calé que se engrendó a sí mismo. Ningún torero vivo- -con la única excepción de Pepe Luis Vázquez- -ha inspirado tan abundante literatura, y de calidad. Pero hemos quedado que Rafael de Paula es cante y, cuando torea, no hace más que interpretar el cante. Con su capa, su muleta, su muñeca, su cintura... A n t o n i o Murciano tiene un formidable poema titulado Torero por seguiriyas que lo refleja con hondura: Lo que hacía cantando señor Tío José, lo hizo toreando Rafael de Paula. Y lloró después. ¿Quién era señor Tío José? Esta es una pregunta que nunca haría un buen aficionado al cante flamenco. Tío José de Paula debió nacer sobre 1870. Indudablemente vivía cuando nació Rafael de Paula e, incluso, cuando éste empezó a torear, pues su larga vida se extendió hasta cerca de los noventa años. Tío José de Paula era toda una institución entre los gitanos de Jerez, pues guardaba los tesoros del mejor cante jerezano de todos los tiempos, especialmente en las seguiriyas y en las soleares, dejando una escuela inconfundible y unas letras famosas. Puede decirse que ha sido el último maestro del cante de Jerez Esta es la versión que nos ofrece alguien que llegó a conocerle y oírle cantar en los tabancos del barrio de Santiago el poeta y flamencólogo jerezano Manuel Ríos Ruiz, quien, amigo de Rafael de Paula, recuerda en un antológico poema en verso libre la humilde y soberana cuna de ambos (el torero y el poeta) sol y sombra de aquel barrio de Santiago. ¿Quiénes son los que Manolo, dirigiéndose a Rafael, llama los nuestros Son los tagarnineros, los hombres del chimbiri y la zaranda, los que lloran por ti a lágrima viva cuando en el barrio te festejan. Tú eres su dios, su otro prendí, un corpus que celebran, y las viejas encenderán aceiteras mariposas, crecerán las orejas de los santos... Muchas voces de poetas, de buenos poetas, congrega Rafael de Paula. A los nombres ya citados cabría añadir otros, pero me temo que la lista sería siempre incompleta. Por ejemplo, me podría dejar en el tintero a José María Pemán, que andaba preparando un trabajo sobre Paula, que no llegó a ver la luz tras el hachazo de su muerte. Jerez. Barrio de Santiago Lágrimas del toreo que hace llorar. E l serenísimo señor Rafael de Paula toreando paulatinamente. De Paula, lo paulatino. Es lo que hacía cantando señor Tío José. Joaquín CARO ROMERO Las transferencias hechas a la Junta de Andalucía afectarán al programa de espectáculos S e v i l l a R. M. Las transferencias hechas a la Junta de Andalucía en materia de espectáculos afectarán, al menos en su aspecto organizativo, a las corridas de toros. En est e sentido, el director general de Política Interior de la Consejería de Gobernación, Antonio Falcón, nos aclaró c uál había sido la filosofía del departamento a la hora de llevar a la práctica estas competencias. -Nosotros entendemos- -nos dijo- -que, por la naturaleza del espectáculo taurino, por su concepto de fiesta nacional y por ser constitutivo de señas de identidad de nuestro país, no sería bueno actuar con criterios chauvinistas. E n definitiva, que no sería bueno que cada comunidad autónoma con competencias se pusiese a inventar una fiesta cuyas máximas leyes son la tradición y cuyos mínimos cambios debe ser reflexionados. Esto explica nuestra actitud de colaboración con el Ministerio del Interior para conseguir un nuevo reglamento taurino que, por su autoridad moral, más que administrativa, tenga validez en toda España y pueda servir de guía a todos los demás países en los que hay corridas de toros. E n función de la importancia que Andalucía tiene en el mundo de los toros pienso que no deberíamos guiarnos por lá política de campanario legislando para nuestra comunidad autónoma, Bino, más bien, tratando de influir, haciendo uso de la importancia que en nuestra tierra se le da al tema, en la regulación nacional e Internacional de la fiesta de los toros. -En el terreno práctico, ¿cómo se dejarán sentir estas transferencias? -Los aspectos administrativos que eran del Gobierno Civil pasan a depender ahora de las Delegaciones de Gobernación de la Junta de Andalucía. Ocurre, sin embargo, que los gobernadores civiles no pueden desentenderse del orden público, que no ha sido transferido. Por causas de orden público podrían incluso suspender una corrida. Pero todos los demás aspectos administrativos de aplicación del reglamento taurino corresponde a las Delegaciones dé Gobernación. ¿Qué ocurrirá entonces con los presidentes? -A l objeto de facilitar la transición y en tanto se termina un n u e v o reglamento taurino, la Consejería de Gobernación está interesada en llegar a un acuer- do con la Delegación del Gobierno para que durante esta temporada puedan seguir actuando en las plazas los presidentes que hasta ahora lo venían haciendo, eso sí, debidamente acreditados como delegados de la autoridad autonómica. ¿Cuál será el tratamiento de las sanciones? -Hasta tanto la comunidad autónoma establezca su propio centro de revisión de astas, que se hará conforme al informe que emitirá próximamente la Facultad de Veterinaria de Córdoba, hemos solicitado al delegado del Gobierno que las revisiones por presuntas irregularidades se sigan haciendo en la Escuela Superior de Sanidad Veterinaria, que dará cuenta a las autoridades de la Junta de Andalucía de los resultados, por si procede imponer cualquier tipo de sanción. E n cuanto a las demás sanciones, si son de orden público competen al Gobierno Civil y EÍ son administrativas, a la Junta de Andalucía.
 // Cambio Nodo4-Sevilla