Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 13- 8- 85 NACIONAI A BC 15 Pese al revuelo causado por el error Azor Felipe González vuelve a embarcarse En el más estricto secreto, el yaie abandonó Porto P i Palma de Mallorca. Santiago Castelo Lo estábamos viendo venir, pero no nos lo creíamos. Cuando h a c e unos días alertábamos sobre el asunto, era porque sospechábamos que la tentación de volver a navegar en el Azor rondaba la cabeza del presidente del Gobierno. De nada han valido las campañas de prenra, ni la profunda irritación que en su propio partido causó el ya por todos conocido como error Azor Carrillo: Quien ha utilizado el Azor es un nuevo rico Almería. M. Navarrcte El ex secretario general del PCE. Santiago Carrillo, que pasa unas semanas de descanso en un chalet de Aguadulce, a once kilómetros de esta capital, ha declarado que. como comunista, no montaría nunca en el Azor y que no le parece bien que Felipe González vaya en él, por la sencilla razón de que un presidente de un Gobierno democrático no necesita hacer ostentación del poder, como supone navegar en el Azor Santiago Carrillo ha señalado también, en este sentido: Yo me imagino que los amigos de Franco deben estar irritados con Felipe González por considerarlo una provocación. La gente moderada debe pensar que quien ha utilizado el Azor tiene una mentalidad de nuevo rico, y la gente de izquierda está irritada porque el yate es considerado casi como un símbolo del franquismo ÚNICA CANDIDATURA Tras anunciar que nosotros vamos a intentar que en el año 86 haya una sola candidatura de todos los comunistas y que en octubre próximo se va a hacer en Madrid una asamblea de carácter nacional, a fin de promover una campaña por el país defendiendo esta idea de la unidad de todos los comunistas el ex secretario del PCE lanza una nueva andanada a Gerardo Iglesias, al que acusó de estar por la liquidación dji partido Durante unos días toda la atención se centró en la pesca. E l presidente González apuraba sus días en la captura de la xerna con la que luego obsequiaba a sus amigos para cenar en La Mola Los p e r i o distas estábamos cansados de las pocas facilidades que se daban en torno al presidente, cuya policía de seguridad c o r t a b a de raíz cualquier intento de acercamiento. Las fotos que se le han hecho- -y que todos los periódicos han publicado- -están logradas con potentes objetivos. A las cenas socialistas nadie accedía. Eso sí, dejaban- -que eso en imagen vale mucho- -que doña Carmen bajara al puerto y con los niños recibiera sus matinales clases de vela. A doña Carmen se la retrataba con salvavidas, con pantalones de colores, hacía declaraciones de lo mucho que le gusta leer y lo poco que le gustaba el mar, a pesar de los entrenamientos y el velero de la clase 470. Los niños también decían sus palabritas. Por ellos hemos sabido sus preferencias futbolísticas, sus aficiones al mar y a la regata descubiertas ahora, sus pocos deseos de d e j a r Mallorca, donde se lo están pasando tan bien. Todo. Pero don Pe. lipe, no. Don Felipe era inaccesible. Mientras tanto, el Azor como una sombra, había pasado del dique del oeste a la zona militar, inaccesible, de Porto Pí. Y el domingo a mediodía, cuando más calor ha. cía en Mallorca, tal que en una novela de misterio, el Azor desapareció de Porto Pi. En la noche del domingo no se hablaba en Mallorca de otra cosa. Asunto de conversación obligada en todas las reuniones la pregunta desde el Club Náutico- -donde se entregaban los premios da la Copa del Rey- -hasta las terrazas del peseo marítimo era esta: ¿Dónde está el Azor E l mutismo oficial era absoluto y las conjeturas variadísimas. Se decía, por ejemplo, que llevaba a la familia González hacia Menorca o que estaba en alta mar esperando la terminación de las vacaciones presidenciales para transportar al presidente y a los suyos hasta los litorales gaditanos. De madrugada supimos que el barco había abandonado Porto Pí entre las dos y las tres del mediodía y que se dirigió hacia el puerto de Andraátx. Allí, en las cercanías del puerto, pero en alta mar, el que fuera insustituible barco deportivo de Francisco Franco, aguardó. A eso de las cinco de la tarde, una lancha recogía a Felipe González y se lo llevaba h a c i a la caía Bermesen. Subió al barco y, poco más tarde, el Azor zarpaba con rumbo desconocido. Le escoltaba un patrullero de la Armada. A las nueve de la noche de ayer, el Azor volvió a aparecer de nuevo en el puerto de Andratx con Felipe González a bordo, después de haber practicado la pesca en aguas de Cabrera. E l yate ancló en el centro de la cala de Marmasen y su pasajero fue transportado en una fuera borda hasta el embarcadero del chalé de la Mola, donde le esperaban sus hijos Pablo y David. Felipe González, con atuendo marinero color azul, comentó que no había tenido mucha suerte con la pesca, sonrió a los fotógrafos de prensa y lamentó llegar tan tarde y que no hubiera luz suficiente para las fotos. La prensa balear ha destacado en sus primeras páginas esta nueva decisión del señor González, pese a las críticas recibidas. Tanto El Día como D i a r i o de Mallorca destacan r; ue Felipe no renuncia a pescar en el Azor a pesar de que su viaje anterior había levantado una ola de protestas y críticas. También Baleares da ¡a noticia en primera página. En un editorial de El Día se lee: No puede decirse que el veraneo del s e ñ o r González Márquez se sitúe dentro de unas coordenadas de sencillez, privacidad y costo moderado. En Mallorca estamos acostumbrados a recibir a toda clase de gentes, pero nunca se había visto un despliegue como éste Un ciudadano de Badajoz solicita al presidente el yate Azor para realizar un crucero Un ciudadano de Badajoz ha solicitado por escrito poder utilizar durante unos días el yate Azor en consonancia con las declaraciones del presidente del Gobierno, Felipe González, en las que afirmaba que el barco es un bien patrimonio del Estado que hay que utilizar, según publicó el diario Hoy Francisco de Paula Sánchez Tovar, señala el rotativo, remitid una instancia el pasado día 9 por medio de la Delegación del Gobierno en Extremadura al presidente del Gobierno, en la que solicitaba que le s e a comunicado en qué turno y fecha puede disponer del yate Azor para realizar un pequeño crucero. Francisco de Paula, funcionario público, manifestó en el escrito que ha tenido conocimiento, por las declaraciones, de Felipe González, que el Azor es patrimonio del Estado, por lo que, como español, dice la carta, en parte también es patrimonio suyo, y que la Constitución consagra el principdo de igualBadajoz dad sin discriminación de todos los españoles. Estoy plenamente de acuerdo con usted- -dice Francisco de Paula al presidente del Gobierno- -c u a n d o afirma que sería un auténtico despilfarro mantener amarrado el yate Azor y que el país no está para estos despilfarros Suplico- -a ñ a d e la carta- -que me sea concedido y comunicado en qué tumo y fecha p u e d o disponer del mencionado yate para realizar el crucero que entiendo me corresponde en justicia
 // Cambio Nodo4-Sevilla