Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Crítica de teatro Crítica de cine Hay que deshacer la casa Título: Hay que deshacer la casa Género: Diálogo en un acto. Autor: Sebastián Junyent. Intérpretes: Amparo Rívelles y Lola Cardona. Decorado: Javier Artiñano, realizado por Mariano López. Muebles: Mateos. Producción: El Coso. Ayudante de dirección: A n g e l a R o s a l D i r e c c i ó n J o a q u í n V i d a P r e s e n t a c i ó n en S e v i l l a Teatro Alvarez Quintero, 14- 10- 86. Todas las crisis del mundo juntas, puestas a zarandear al teatro no podrán sino desprenderlo de sus hojas secas, caducas, pero no derribar un tronco de dos milenios y medio de edad. Todas las crisis del mundo menos la del público; porque él es el oxígeno del teatro, como medio de comunicación. El público es un ser vivo, pluricéfalo, sensible e inteligente y, en consecuencia, emocionable y d ¡vertible. Pero, sobre todo, es un ser vivo provisto de excelente olfato, agudo sentido que le ha hecho acudir al reclamo ofrecido en nuestro superviviente escenario, en número sensiblemente mayor al de reclamos anteriores en esta naciente temporada otoñal, que ya apunta a su consolidación. No hay duda que el público olfatea lo bueno. Y bueno es el primer plato fuerte de esta temporada, tras los aperitivos previos. Con los dedos de una mano pueden contarse los ingredientes que den excelente sabor a todo guiso escénico: un autor competente, dos intérpretes sensibles, un decorador que ponga la salsa ambiental y un chef que lo guise. Todo lo demás es perifollo. Tal extremo lo demuestra cumplidamente el equipo creador de Hay que deshacer la casa El máximo responsable, el autor, que en Sevilla necesita de presentación, nació en el ecuador del siglo, en Madrid y es todo un hombre de teatro, pues ha actuado, dirigido, enseñado, apuntado, regido y escrito; todo ello en teatro independiente, en café- teatro, en aficionado, en infantil, en todo lo que sea teatro, por eso lo he calificado como hombre de teatro más que como autor. En esta última faceta se presenta ahora ante el público sevillano. Y lo hace con un producto minuciosamente elaborado, con una obra tejida con sumo primor, casi un encaje de bolillos de la dramaturgia; algo en lo que nada es espontáneo ni intuitivo, aunque así lo parezca; con diálogos que no han podido ser escritos de un tirón, en una noche cargada de estimulantes. Una obra en la que todo está milimetrado y medidas hasta las sílabas de cada frase, para que nada sobre ni falte a la armonía total. Y todo ello ha de ser así porque así lo exige ese primor de encajera, esa paciencia de pintor miniaturista, para acentuar los perfiles de la sorprendente humanidad de los personajes de creación, volcados en la escena con innumerables pinceladitas de observación. Si hay personajes humanos, ya hay lo principal; sólo falta moverlos, exponer sus pasiones, para que surja el drama. Sería discutible una defensa a ultranza de la legitimidad dramática y de la pureza de su sensibilidad, porque es posible- ¿Dónde están exactamente las fronteras? -que el melodrama se haya filtrado en el drama y la sensiblería haya enturbiado algo la sensibilidad. Pero ello no afecta a la eficacia de la comunicación con el público, porque, drama o melodrama, sensiblería o sensibilidad, tienen las precisas dimensiones humanas para para que el espectador se identifique con los entes de ficción, penetre en sus problemas, sufra y goce con ello, como si los suyos propios fueran. Lo prueba una ovación que, de forma totalmente espontánea, interrumpió la representación y que fue la válvula de escape de ese ser vivo, pluricéfalo, sensible e inteligente, que es el público. Como lo prueba el religioso silencio en la escucha. Al público le interesa tanto esta obra que hasta se olvida de toser. También está bien claro que, desconocido el autor, el público olfateó lo bueno de dos actrices consagradas como de primerísima fila. Y no solamente acertó en la calidad del aroma, sino que se encontró con, quizás, las mejores interpretaciones alcanzadas por cada una de ellas. La identificación de Lola Cardona con su personaje es tal que, de no haberla visto desempeñar otros papeles muy diferentes, uno juraría que Lola piensa y siente en su vida como su Ana lo vive en escena; que no pudo ser, por ejemplo, la Rosa del Caimán de Buero. La pluralidad de sus recursos expresivos es tal que uno no sabe cuando está mejor Lola: si cuando habla o cuando escucha, con lo difícil que es, para una primera actriz, saber escuchar. Psicosis III Título español, Psicosis III Título original, Psycho III Guión, Charles Edward Pique. Director, Anthony Perkins. Principales intérpretes, Anthony Perkins, Diana Scarmytd. Fotografía, Henry Bunstead. Sala de estreno, Palacio Central. Si, según la leyenda, Bela Lugosi dormía en un ataúd y a su muerte un vampiro sobrevoló la habitación mortuoria, o Johnny Weissmuller acabó sus días encerrado en un manicomio aterrando al vecindario con su característico alarido tarzanesco, Anthony Perkins lleva un camino parecido en su asimilación a Norman Bates, el protagonista de la obra maestra de Hitchcock que interpretó en 1960. Toda su carrera profesional (exceptuando El proceso de Welles) ha estado presidida por el recuerdo de ese film memorable. Al final, como en el cumplimiento de una maldición, Perkins volvió al siniestro motel en 1983 al interpretar otra vez al personaje en Psicosis II Y llevando las cosas aún más lejos, ha asumido también la dirección en Psicosis III Al final del film apuñala la momia de la madre y mientras es conducido por la Policía nuevamente al manicomio se declara, por fin, libre. ¿Es la liberación de Perkins o la de Bates? ¿Es la momia la víctima de su ira o el fantasma hitcheoniano? Dejamos abierta la puerta a posibles aficionados al sicoanálisis cinefilo. La película en sí es un thriller que no se Amparo Rivelles demuestra que es actriz saldría de un modesto anonimato de no usar por parte de padre y de madre, que no tiene el prestigioso nombre del clásico de Hitch una sola gota de sangre que no sea pura inUna monja en crisis llega al motel, donde un terpretación. Amparo ha llegado a pulverizar la supuesta codificación de todos los métodos rockero en busca de fortuna ayuda a Norman. Merodea una periodista intrépida en busca de experimentales y de todas las normas académateriales sensacionalistas. Los acontecimicas, demostrando que el secreto de comumientos pueden preverse: degollaciones, apunicar emociones al público no está en los ntamientos, cadáveres en neveras de hielo y libros, sino en el talento y en la sensibilidad todo lo demás. de los intérpretes. Amparo es punto y aparte. No existe realización; en cuanto a imagen La colaboración, íntima y compenetrada, se está al nivel de un Estrenos TV Tamde ambas grandes actrices, da como resulpoco existen interpretaciones. Psicosis III tado un fluir caudaloso del entrañable drama, interesa como ejemplo de actor devorado por que el público disfruta profundamente. Y lo un personaje, por una obsesión. Si la sustanasombroso es que ambas actuaciones están cia cinematográfica es algo endeble, la anécpresididas por la humildad, la más rara de las dota humana es tan interesante como dramávirtudes de los artistas. Javier Artiñano logra, con su decorado, el tica. COLON ambiente idóneo donde se debe desarrollar un drama inequívocamente realista y definiti En Ronda se ha presentado oficialmente la vamente tradicional. IX Semana Internacional de Cine Científico, organizada por el Centro de Medios AudioviCon tales ingredientes no es extraño que el suales de la Caja de Ahorros y con José Momás halagüeño de los éxitos corone la emreno Portales como director responsable de la presa. Al caer el telón, el público no muestra misma. Las fechas serán del 27 de octubre al prisa por abandonar la sala, aplaude con calor mientras el telón sube y baja una, dos y 1 de noviembre en el colegio Juan de la hasta media docena de veces. Rosa, sede de las últimas ediciones del más Y perdóneme el lector los símiles gastronó- importante festival especializado que anualmicos empleados esta vez, aunque recuerde mente se celebra en España. El traoajo de que no son ajenas las artes escénicas y culipreparación de la Semana 86 está siendo narias, pues entremeses y cazuelas son térduro desde hace varias semanas, especialminos comunes a mesa y escena; y saínete, mente en la traducción simultánea de un imque el diccionario define como salsa que se portante número de películas. En total serán sirve en ciertos manjares para hacerlos más 132 los filmes que se presentarán en Ronda, apetite JOS Y aún tiene tiene otras dos acepcon una participación de quince países, entre ciones gastronómicas el vocablo saínete: ellos EE. UU. URSS, Gran Bretaña, Alema Bocadito delicado y gustoso al paladar y nia Federal, Francia, España, etc. Para este Sabor suave y delicado de un manjar Pero año se volverán a entregar los principales troel telón de boca, pese a ser de boca, no era feos (Félix Rodríguez de la Fuente, Teodoro vianda comestible. Roa, Alberto Mariano y Juan de la Rosa Mateo) MARTÍNEZ VELASCO I
 // Cambio Nodo4-Sevilla