Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDITADO POR PRENSA ESPAÑOLA, SOCIEDAD ANÓNIMA 13 MARZO 1987 ABC REDACCIÓN, ADMINISTRACIÓN Y TALLERES: CARDENAL ILUNDAIN, 9 41013- SEVILLA FUNDADO EN 1905 POR DON TORCUATO LUCA DE TENA SPAÑA encontró (a dominación musulmana inaceptable. Los cristianos que en el Norte, sobre todo en Asturias, quedan libres de ella, interpretan la invasión como la pérdida de España desde entonces tuvieron como meta, como término de sus esfuerzos, la recuperación de la España perdida la reconstitución de la monarquía visigótica. Se identifican con su condición cristiana, y el proyecto histórico de España en la Edad Media es la voluntad permanente de restablecer el cristianismo, de rechazar la islamización. No se trataba de cuestión de razas (los habitantes de la España musulmana, de alAndalus, no eran muy distintos, desde el punto de vista étnico, de los de la España cristiana, ya que los invasores eran un pequeño ejército de árabes y beréberes) Tampoco de cultura, y esto explica la comunicación mutua, la penetración de la arquitectura mudejar, los préstamos lingüísticos, la traducción de textos árabes. Se trataba de religión: España quería ser cristiana, y esto significaba al mismo tiempo ser europea, occidental. Los demás países de Europa lo eran, simplemente; España se obstinó en serlo, contra lo que parecía razonable, incluso posible. Este carácter europeo de la España cristiana la pone en relación con el resto de Europa; los estilos artísticos penetran en España y sufren cambios debidos a la peculiaridad de los españoles y a la presencia cercana del arte del Islam. La historia de toda la Edad Media es una coexistencia polémica entre la Cristiandad y el Islam; la situación no es exclusiva de España; únicamente, aquí se trató de un cuerpo a cuerpo. Creo que la originalidad del Arte español, su conexión profunda con el proyecto histórico, resultan más fuertes y visibles después del final de la Reconquista, que coincide con la fundación de la nación española, et descubrimiento de América y la constitución de la Monarquía Católica o Hispánica, extendida por los dos hemisferios. Dentro del espíritu del Renacimiento, con la actitud de empresa e innovación, de dilatación de la vida, la España unida prolonga el proyecto medieval, la identificación con el cristianismo. Los demás países de Europa eran, por supuesto, cristianos; España consistía en serlo. Desde este punto de vista se puede comprender la historia de España durante la Edad Moderna- -la defensa del cristianismo contra los turcos, del catolicismo contra los protestantes, la evangelización del Nuevo Mundo y de las Filipinas, a menudo contra los intereses nacionales, la subordinación de éstos a los religiosos, el uso de las riquezas de las Indias para las empresas religiosas, en lugar de aprovecharlas para enriquecerse. mantenía la identificación con el proyecto cristiano- desde la Reforma, católico- al cual estaba subordinado todo, incluso las Durante la Edad Media se llenó España de relaciones con los Papas, cuando se tenía castillos, que tienen una importancia exla impresión de que flaqueaban. En el siglo traordinaria y reflejan una forma de vida XVIII se construyen más iglesias que nun (puede leerse el ensayo de Ortega, Notas del vago estío en El Espectador, donde ca. Si se piensa en los reinos de América, la cosa es todavía más evidente. habla largamente de las ideas de los casLa nobleza no se enriqueció como en tillos y también, recientemente, el profunFrancia, Flandes, Alemania, Austria, Italia, do estudio de Fernando Chueca que acompaña a las extraordinarias fotografías de Inglaterra- s u enriquecimiento, en la medida en que lo hubo, databa de la ReconReinhart Wolf) Por otra parte, domina la quista medieval- los palacios no son más Arquitectura religiosa, estrechamente vincuque casas relativamente modestas con lada a los estilos europeos, con una prograndes escudos. El oro y la plata de las funda influencia del mudejarismo, como co- Indias cruzaban España, con ayuda de los banqueros europeos e iban a convertirse rresponde al que se llamaba emperador en buques, en ejércitos. En el interior de de las dos (o tres) religiones España o de los Virreinatos americanos se En rigor, después de la formación de la construían iglesias, monasterios; la arquinación española, ya cristiana, de la reconstectura asociada con la escultura los llenatitución de la España perdida, durante el ba de retablos, algo característico del arte Renacimiento y los siglos XVI, XVII e inclu- español. La escultura policromada, la pintura- e n el Perú, la Escuela Cuzqueña proso el XVIII, es cuando se desarrolla un arte dujo en tres siglos unos 600.000 cuadros verdaderamente español, cuya originalidad religiosos- predominan. Cuando los nobles no consiste sólo en la cualidad intrínseca quieren hacer algo espléndido, no consde cada obra, sino sobre todo en el conjuntruyen un palacio suntuoso, sino una capilla to, en el equilibrio de las diferentes artes, exquisita. Se siguen levantando catedrales en la cantidad de las obras, en su significa- después del siglo XV, incluso góticas (Seción técnica y económica, en su conexión govia) sobre todo renacentistas (Granada, con el argumento de la vida nacional. Jaén) o barrocas, y por supuesto en América. Se ha insistido mil veces en que el Arte español es sobre todo religioso; se piensa Hay una extraña continuidad artística, en la Edad Media, la época de la fe sólida que refleja la continuidad del proyecto hisen Europa entera, pero es después princi- tórico; el cual, como tal, tiene argumento: cambia, evoluciona, innova, absorbe todo palmente cuando domina en todo lo religiolo que encuentra, funde en una misma obra so: arquitectura, pintura, escultura, música estilos sucesivos. La catedral de Toledo es y, en la medida en que la realidad lo permite, literatura. Se han buscado explicaciones gótica, renacentista, barroca- e l Transpacomo la teocracia la influencia de la rente- y hasta neoclásica- l a Puerta Llana, de 1800- Es una catedral que encieIglesia o de algunas órdenes religiosas; rra las huellas de la historia de un proyecto pero acaso habría que invertir los términos cristiano ininterrumpido en un periodo de de la cuestión. cinco siglos. Es bien sabido que hubo tensiones freE! Escorial puede condensar el sentido cuentes entre los Reyes de España y la del Arte español, más que ninguna otra Iglesia, desde Carlos V hasta Carlos III, paobra, porque su complejidad, su alcance, el hecho de haberse concebido como resultasando por Felipe II, desde el saco de Roma hasta la expulsión de los jesuítas, do de una idea rectora que combina la monarquía y la religión- l a Monarquía Católicon el proceso del arzobispo Carranza en ca como tal- todo eso hace de El Escomedio. Pero la fe permanecía intacta, se rial, tomado en su conjunto, la clave de la podía discutir entre poderes, pero España historia de España y del arte español en un momento decisivo, que recapitula el pasado y toma impulso para una empresa histórica apenas iniciada, contra la imagen habitual que se difundió un siglo después y que la realidad desmiente, pero que ha quedado profundamente grabada en la mente de la mayoría de los españoles y de los estudiosos de nuestra historia, con pocas excepciones. Asombra cómo los errores pueden prender afincarse, como los virus EDICIÓN INTERNACIONAL en el organismo, en las cabezas, e instalados en ellas obturar, acaso durante siglos, la visión de la realidad, con todas las conPara hacer llegar sus mensajes secuencias que ello tiene para seguir adePero sobre todo se comprende el desacomerciales a todo el mundo. lante. rrollo del Arte en España desde finales del siglo XV (y en América desde comienzos del XVI: siempre me ha asombrado que se Julián MARÍAS llegase a tiempo de que hubiese una ciudad gótica en América. Santo Domingo) de ta Real Academia Española E a ARTE ESPAÑOL í 11 HISTORIA DE ESPAÑA (II) Al BC
 // Cambio Nodo4-Sevilla