Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
En 1992 estará construida la El Gobierno cesa a Tomás Azorín como delegado en Andalucía nueva línea férrea Madrid- Sevilla El viaje se hará en menos de tres horas Sevilla. A S El nuevo acceso ferroviario a Andalucía por Brazotortas es la obra más espectacular que se contempla en el plan de transporte ferroviario, aprobado ayer por el Gobierno, según indicó el ministro Abel Caballero. El trayecto Madrid- Sevilla estará terminado en 1992 y permitirá realizar este viaje en dos horas cuarenta y ocho minutos, con un ahorro de tiempo de más de tres horas con respecto al momento actual, gracias a que se alcanzarán velocidades de más de doscientos kilómetros por hora. El presupuesto global previsto para la realización de este plan es de 2,1 billones de pesetas y se espera que en su totalidad esté concluido en el año 2000. No obstante, el trayecto MadridS e v i l l a estará t e r m i n a d o ya en 1992 y permitirá el ahorro más importante en la duración del viaje (tres horas nueve minutos) alcanzándose velocidades superiores a los doscientos kilómetros- hora. El ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones, Abel Caballero, que anunció ayer la aprobación por el Gobierno del plan de transporte ferroviario nacional, afirmó que la obra más espectacular será la variante de Brazatortas que dará acceso a Andalucía. Según dijo, esta variante se realizará porque en el paso de Despeñaperros la congestión es insoportable y no permite incrementar e! tráfico y conseguir altas velocidades De cumplirse lo establecido en el plan para Andalucía, en 1992 la nueva línea férrea Madrid- Sevilla acortará en cien kilómetros el recorrido actual. El interés de este ambicioso proyecto desborda los límites regionales y nacionales ya que su construcción es esencial para el contacto con Europa, ante la eventualidad del bloqueo por cualquier accidente de la línea única que cruza Despeñaperros. El proyecto prevé dos tramos. Uno, el andaluz, de Córdoba a Brazatortas- Veredas, con salida desde las proximidades de Alcolea, a siete kilómetros de Córdoba. Y el otro, desde Brazatortas (Ciudad Real) a Madrid. La distancia total de la vía será de 346,6 ó 350 kilómetros, frente a los actuales 442 kilómetros que separan Córdoba de Madrid, por Despeñaperros. Y la nueva línea Madrid- BrazatortasCórdoba- Sevilla tendrá una longitud de 480 kilómetros, dispondrá de doble vía electrificada y su inf r a e s t r u c t u r a d i s e n a d a de acuerdo con las necesidades del ferrocarril moderno, permitirá velocidades de doscientos kilómetros- hora. De esta forma, el viaje Madrid- Sevilla podrá realizarse en menos de tres horas. Por otra parte, el puente internacional sobre el río Guadiana, en Ayamonte, que unirá España y Portugal, ha sido adjudicado por el Consejo de Ministros a la agrupación temporal de empresas c o n s t i t u i d a por T e i x e i r a Duarte Lda. Huarte y Cía. S. A. e Hispano Alemana de Construcciones S. A. por alrededor de 1.972 millones de pesetas. La aportación del Estado español es del cincuenta por ciento del presupuesto total. El plazo de ejecución de las obras es de dos años y medio y consistirán en un puente de sesenta y seis metros de longitud de tipo atirantado, sustentado por cables rectos que cuelgan de dos torres. Alfonso Garrido se hará cargo de la Delegación Sevilla. Benito Fernández El Consejo de Ministros, en su reunión de ayer, aprobó un Real Decreto por el que se dispone el cese del delegado del Gobierno en Andalucía, Tomás Azorín Muñoz, para posibilitar legalmente su candidatura a la presidencia de la Diputación de Almería en las listas del PSOE en las próximas elecciones municipales. Hasta que se produzca el nombramiento del nuevo delegado del Gobierno, se hará cargo de la Delegación el gobernador civil de Sevilla, Alfonso Garrido Avila. Finalmente se produjo el cese de Azorín. Era la crónica de un cese más que anunciado. Tomás Azorín, que accedía a la Delegación del Gobierno en Andalucía hace algo más de año y medio, ha pasado por la Torre Sur de la Plaza de España con más pena que gloria. Sustituía a un clásico del socialismo, Leocadio Marín, cuyo pase a la presidencia de la Cruz Roja nunca estuvo demasiado claro. Nunca se supo si fue un premio o un castigo de Guerra tras la crisis del P S O E sevillano. El caso es que, en noviembre de 1 9 8 5 a c c e d í a a l a Delegación un casi desconocido político granadino, perito industrial de cuarenta y tres años, ugetista desde 1976 y socialista desde 1983, -cuyo más alto cargo había sido el Gobierno Civil de Almería. En principio se pensó que su nombramiento era de trámite; es decir, para cubrir el vacío dejado por Marín y hasta la llegada de algún otro cargo del P S O E Sin embargo, pronto se pudo comprobar que no era así. Azorín era y es un hombre de Guerra. Tanto es así que ha tenido- -aunque el P S O E y él personalmente lo hayan tratado de ocultar- -serios roces con la Administración autonómica que encabeza Rodríguez de la Borbolla. De haber seguido en esta línea, a estas alturas es muy posible que continuase en el cargo, pero fue un desliz en una comida con informadores sevillanos, en n o v i e m b r e del p a s a d o a ñ o cuando su estrella se eclipsó totalmente. Una frase A Jordi Pujol vamos a meterle en la cárcel dio la vuelta a España y causó la indignación no sólo de Convergencia y Unión, sino de todas las fuerzas políticas del arco parlamentario, incluido el propio P S O E La reprimenda fue sonada. Nadie daba un duro porque Azorín tomase las uvas en la Plaza de España de Sevilla. Pero Azorín continuó, aunque sus días estaban contados. La operación Salinas iba a tener un calco en su persona. Así, al igual que el vicepresidente de la Junta dejaba su cargo para luchar por la Alcaldía de Córdoba, el delegado del Gobierno era trasladado a Almería para intentar conseguir la Presidencia de la Diputación Provincial. Un cambio de puesto en descenso vertiginoso. ¿Quién le sucederá? De momento, según el artículo 4, párrafo 2 de la ley sobre Delegaciones del Gobierno, que desarrolla el artículo 154 de la Constitución, al no h a b e r s e p r o d u c i d o un nuevo nombramiento, la vacante ha de ser ocupada por el gobernador civil de la provincia donde tenga su sede la Delegación. Es decir, desde mañana, Alfonso Garrido Avila será, a la vez, gobernador civil de Sevilla y delegado del Gobierno en Andalucía. Madrid y Sevilla, más cerca Con la aprobación ayer, en el Consejo de Ministros del Plan de Transporte Ferroviario en el que se invertirán más de dos billones de pesetas, Madrid y Sevilla quedarán por tren a dos horas y cuarenta y ocho minutos, con un ahorro de tiempo de más de tres horas. La denominada variante de Brazatortas, que dará acceso a Andalucía, se considera la obra más espectacular de este plan que se pretende esté finalizado en nuestra comunidad autónoma para 1992.
 // Cambio Nodo4-Sevilla